“Un acto de traición shakespeariano”: Trump acepta permitirle a Turquía invadir la zona siria controlada por los kurdos

Reportaje07 de octubre de 2019

Las tropas estadounidenses empezaron a retirarse del noreste de Siria mientras Turquía se prepara para invadir las áreas de ese país controladas por los kurdos. Durante años, los kurdos fueron aliados cercanos de Estados Unidos en la lucha contra el ISIS. Sin embargo, el domingo 6 de octubre la Casa Blanca publicó un comunicado que sorprendió a muchos en la región al anunciar que Turquía “avanzaría con la operación en el norte de Siria planeada hace mucho”, luego de una conversación telefónica entre el presidente Trump y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. “Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni se involucrarán en esa operación y, tras derrotar al “califato” territorial del ISIS, ya no estarán en la zona inmediata”, decía el documento. El anuncio es un cambio importante en la política estadounidense dado que apenas en enero el presidente Trump amenazó con “devastar económicamente a Turquía” si atacaba a las fuerzas kurdas de Siria. Mientras tanto, en la vecina Irak, el número de víctimas fatales sigue aumentando y la policía y el ejército continúan disparando contra los miles de manifestantes que desafían los toques de queda impuestos por el Gobierno con el objetivo de sofocar las multitudinarias revueltas antigubernamentales. Para saber más de los acontecimientos en la región, hablamos con Patrick Cockburn, corresponsal en Oriente Medio del periódico The Independent.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman. Pasamos ahora a hablar de Oriente Medio, donde las tropas estadounidenses empezaron a retirarse del noreste de Siria mientras Turquía se prepara para invadir las áreas de ese país controladas por los kurdos. Durante años los kurdos fueron aliados cercanos de Estados Unidos en la lucha contra el ISIS. El domingo 6 de octubre la Casa Blanca publicó un comunicado que sorprendió a muchos en la región. El comunicado decía: “Hoy, el presidente Donald J. Trump habló por teléfono con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Turquía pronto iniciará la operación militar en el norte de Siria que ha estado planeando desde hace mucho tiempo. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni se involucrarán en esa operación, y las fuerzas estadounidenses, tras derrotar al ‘califato’ territorial del ISIS, ya no estarán desplegadas en la zona inmediata”. El anuncio marca un cambio importante en la política estadounidense. En enero, el presidente Trump amenazó con “devastar económicamente a Turquía” si atacaba a las fuerzas kurdas de Siria. Estados Unidos cuenta con alrededor de mil soldados en el noreste de Siria. No está claro si se replegarán para permitir el ataque de Turquía o si abandonarán Siria por completo. Mientras tanto, en otras noticias de la región, continúan las protestas masivas contra el Gobierno en Irak. El número de muertos ha aumentado a 109 y la policía y el ejército continúan disparando contra los miles de manifestantes que desafían los toques de queda impuestos por el Gobierno. Para hablar sobre todos estos temas no acompaña Patrick Cockburn, corresponsal en Oriente Medio del periódico The Independent. Cockburn se comunica con nosotros desde Londres. Patrick, bienvenido de nuevo a Democracy Now!

PATRICK COCKBURN: Gracias.

AMY GOODMAN: Comencemos con el sorpresivo anuncio, realizado tras una conversación telefónica entre Erdogan y Trump, de que Estados Unidos replegará a sus tropas para que Turquía pueda atacar el norte de Siria. Explique lo que está sucediendo y por qué es tan significativo.

PATRICK COCKBURN: Bueno, esto es un verdadero acto de traición shakespeariano. Los turcos, el Ejército turco, planean cruzar la frontera con Siria. Esto significa que los kurdos, que han luchado contra el ISIS, contra el Daesh, huirán principalmente hacia el sur. Son alrededor de dos millones de personas. Entonces, lo que veremos allí será un grave acto de limpieza étnica. No está claro, por lo que dice la Casa Blanca, hasta dónde se adentrarán los turcos en territorio sirio. Dicen que la operación se realizará en la frontera, pero también dicen que los turcos van a tomar un campo de refugiados repleto de antiguos miembros del ISIS, en particular mujeres y niños, un lugar llamado al-Hawl. Pero este campo está junto a la frontera iraquí. Si los turcos llegan tan lejos, entonces se estarán apoderando de una gran parte del noreste de Siria. Así que esta es una buena noticia para los turcos. Es una muy mala noticia para los kurdos, a quienes la lucha contra el ISIS les costó 11.000 vidas. Y son muy buenas noticias para el ISIS, pues significa que su principal oponente, las fuerzas kurdas de Siria, van a estar o luchando contra los turcos o huyendo o muertos. Creo que esto es lo que el ISIS ha estado esperando, que sus adversarios se fraccionen. Y es bastante insólito que el comunicado diga: “Derrotamos a ISIS sobre el terreno”. Los kurdos y algunos aliados árabes fueron quienes lideraron las tropas sobre el terreno. La fuerza aérea estadounidense participó, pero quienes los derrotaron fueron los kurdos, los mismos a los que no se menciona en este nuevo acuerdo entre Turquía y Estados Unidos. Por lo tanto, esto realmente es un insólito acto de traición.

AMY GOODMAN: Trump tuiteó esta mañana: “Es hora de que nos retiremos de estas ridículas guerras sin fin, muchas de ellas tribales, y de que traigamos a nuestros soldados de vuelta a casa. LUCHAREMOS DONDE SEA EN NUESTRO PROPIO BENEFICIO Y SOLO LUCHAREMOS PARA GANAR. Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos tendrán ahora que resolver la situación y ver qué quieren hacer con los combatientes deL ISIS capturados en su 'vecindario'. Todos odian aL ISIS, han sido enemigos durante años. ¡Estamos a 11.000 kilómetros de distancia y volveremos a aplastar a ISIS si se acercan a nosotros!”, exclamó. ¿Podría responder a esto, Patrick Cockburn? De nuevo, no está claro si Trump está diciendo que traerá a las tropas estadounidenses de vuelta a casa o si simplemente las va a mover para facilitar este ataque turca.

PATRICK COCKBURN: Sí, la importancia de esto puede no ser obvia para las personas que no conocen esa área del norte de Siria, en la que reside la mayoría de la población kurda, justo al sur de la línea fronteriza entre Turquía y Siria. El ejército turco no tiene que avanzar muy hacia el sur para tomar el control de todas las ciudades kurdas, como Qamishli, Kobani y otros lugares. Tan pronto como se muevan un poco hacia el sur, habrá un éxodo masivo de kurdos en esa área. Entonces, este comunicado es en cierto modo un manifiesto aislacionista que dice: “No tenemos nada que ver con esto”. Pero podrían haberle dicho eso a los kurdos de antemano, porque, como dije, fueron los kurdos quienes realmente lucharon desde 2014 contra el ISIS y quienes lo derrotaron. Y Turquía, durante gran parte de ese período, permitió que todos estos combatientes extranjeros entraran en Siria a través de la frontera turca. ¿Cómo llegaron a Siria muchas de estas personas que ahora están en este campo de refugiados en al-Hawl? Simplemente cruzaron la frontera turca sin que se les pusiera ningún tipo de impedimento, porque durante ese tiempo había lo que podríamos calificar como una actitud tolerante por parte de Turquía hacia el ISIS. Turquía dejó perfectamente claro que prefería que ganara el ISIS antes que los kurdos. Eso lo vimos en el asedio a una ciudad kurda de Kobani en 2014.

AMY GOODMAN: Hoy las Naciones Unidas se pronunciaron en contra de la invasión turca en el norte de Siria. Panos Moumtzis es el coordinador regional humanitario de la ONU para la crisis en Siria. Esto es lo que dijo:

PANOS MOUMTZIS: Este es un conflicto que se ha prolongado durante demasiado tiempo y, por lo tanto, toda operación militar que tenga lugar en este momento debe asegurarse de garantizar que no se incremente el desplazamiento de personas. No sabemos lo que va a pasar. Nos estamos preparando para lo peor porque, en efecto, basados en la experiencia, esto podría resultar en un desplazamiento de personas. Queremos asegurarnos de estar listos.

AMY GOODMAN: Patrick, ese es el coordinador regional humanitario de la ONU para la crisis en Siria. ¿Cuál es su respuesta?

PATRICK COCKBURN: Desafortunadamente sabemos muy bien lo que es probable que suceda, porque el ejército turco ya cruzó el año pasado la frontera siria hacia el enclave kurdo de Afrin, cuya población estaba casi totalmente formada por kurdos, y el ejército los expulsó de allí. Erdogan, el presidente de Turquía, anunció a mitad de camino que se había enterado de que la población original de esta área, no dijo cuándo, era árabe, y que se les debería permitir regresar. Así que básicamente lo que vimos fue como la que era una de las pocas regiones pacíficas de Siria fue de repente devastada por la guerra y los kurdos que vivían ahí, expulsados. Y eso parece haber sido un anticipo de lo que es posible que veamos en el resto del norte de Siria: el ejército turco cruzando la frontera, los kurdos huyendo hacia el sur, no está claro hacia dónde, y un resurgimiento del ISIS, porque ya no van a estar luchando contra los kurdos. Por eso creo que sabemos bastante bien lo que va a pasar. Desafortunadamente, esto está sucediendo en un momento en que la guerra en Siria parecía estar menguando. Aún había algunos focos de conflictos en diferentes partes del país, pero nada como lo que habíamos visto antes. Pero de repente la guerra se ha revitalizado, gracias a esta decisión de Trump.

AMY GOODMAN: Usted acaba de regresar de Irak, en donde hace poco estallaron protestas masivas. Hasta el momento más de cien personas, creo que el número es 109, han sido asesinadas en estas manifestaciones a manos de las fuerzas de seguridad y la policía. ¿Puede explicar lo que sucedió? Usted estaba allí cuando comenzaron las protestas a principios de esta semana.

PATRICK COCKBURN: Sí, fue bastante extraordinario. Yo estuve allí el martes, cuando comenzó, y sabía que esa noche se iba a realizar una pequeña manifestación no lejos de donde me alojaba en el centro de Bagdad, en un lugar llamado plaza Tahrir. Pero la gente no estaba prestando mucha atención. Ha habido manifestaciones semanales en ese lugar. Los manifestantes intentaron cruzar un puente en dirección a la Zona Verde. Y de repente las fuerzas de seguridad que se encontraban en el puente comenzaron a lanzar granadas de aturdimiento, balas de goma, y luego dispararon con munición real, matando e hiriendo a mucha gente. Esto produjo una gran reacción al día siguiente, muchas más protestas. Y posteriormente el Gobierno declaró un toque de queda. Bagdad es una ciudad grande, con 7 millones de habitantes. Estuve en las calles más tarde, con mucha cautela, y la ciudad estaba completamente vacía. Habían cortado el acceso a internet. Toda la ciudad estaba paralizada. Pero todo eso no ha impedido que las protestas continúen. Usted dijo que había 109 muertos, pero también hay más de 6.000 heridos, según el Ministerio del Interior. El personal médico con quien hablé en los hospitales considera que la cifra de muertos estimada por el Gobierno es baja, y que la cifra real es mucho mayor.

AMY GOODMAN: Su más reciente artículo se titula: “El pueblo iraquí se revela, empujando el acuerdo posterior a Saddam Hussein hacia el borde del colapso”. Explique qué significa.

PATRICK COCKBURN: Saddam Hussein es derrocado en 2003. Irak es un importante productor de petróleo. Ha producido alrededor de 6.500 millones de dólares en petróleo al mes. Pero el ciudadano iraquí de a pie considera que el nivel de corrupción en el Gobierno es de tal magnitud, y que se han robado cantidades tan grandes de dinero, que no se están construyendo nuevas carreteras, que las escuelas, hospitales, plantas de energía y todo lo demás están exactamente igual a como lo estaban hace 16 años. Así que una de las demandas de los manifestantes es que se haga algo en contra de la corrupción. Pero es una forma de corrupción que creo que mucha gente tendría dificultad en imaginar. Hablamos de una cleptocracia. Lo que quiere decir que todo es robado. Se firma un contrato para construir una carretera o una central eléctrica, pero al final todo el dinero desaparece y no hay carretera ni central eléctrica. Así que la ira del pueblo ha aumentado debido a eso y también al desempleo. La gente no puede conseguir trabajo. Mientras conducía por el centro de Bagdad, la semana pasada, vi a las afueras de los ministerios varios grupos de personas levantando pequeños campamentos para protestar por no haber podido conseguir trabajo. Y esta es probablemente una de las razones por las cuales estas protestas van a continuar. Los manifestantes me decían: “No tenemos nada que perder. Aquí estoy con casi 30 años —o pasados los 30—. Nunca he tenido un trabajo. Nunca conseguiré un trabajo con esta clase de Gobierno, que se roba todo o le da trabajos solo a los miembros de su propio partido político”. Así que todos estos reclamos por la situación social y económica se acumularon y explotaron la semana pasada. Y creo que es poco probable que el Gobierno regrese al punto en el que estaba antes de que esto sucediera. Ahora están ofreciendo un plan de 17 medidas para mejorar la economía. Pero nadie les cree. La gente dice: “Un plan de 17 medidas, pero lo que no mencionan es que nos están disparando, los francotiradores nos disparan desde edificios con balas reales, están matando a la gente”. La mayoría de personas que llega a los hospitales han recibido impactos en la cabeza o el corazón. Es obvio que están disparando a matar. Así que creo que esto es el inicio de una nueva etapa en Irak, en la cual vamos a ver revueltas masivas, protestas en la calle, un Gobierno que está por completo a la defensiva y que no sabe qué hacer, pero que además es muy difícil de reformar porque es muy corrupto. Todo el sistema de gobierno está basado en la corrupción.

AMY GOODMAN: Y también hay protestas en el Líbano, ¿correcto? Estuve hablando con el presidente de Irak, Barham Salih, en las Naciones Unidas y le pregunté su opinión…

PATRICK COCKBURN: Claro.

AMY GOODMAN: …acerca de la fuerte presión que EE.UU. está ejerciendo sobre Irán. En los últimos diez segundos que nos quedan, ¿Cómo afecta a Irak la creciente presión de Trump sobre Irán?

PATRICK COCKBURN: Esto aumenta la tensión política. Significa que todo esto está ocurriendo, esta crisis que gira en torno al desastre económico, pero todos son más hostiles…

AMY GOODMAN: Patrick Cockburn, vamos a tener que dejarlo aquí. Muchas gracias. Corresponsal en Oriente Medio de The Independent.


Traducción: Iván Hincapié. Edición: Igor Moreno Unanua.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio