Ralph Nader llama a boicotear a los aviones Boeing luego de la muerte de su sobrinanieta en el accidente de Etiopía

Reportaje13 de marzo de 2019

En Estados Unidos crecen las demandas para sacar de circulación a todos los aviones Boeing 737 MAX 8 luego del tremendo accidente aéreo que tuvo lugar en Etiopía el domingo, que causó la muerte de 157 personas. Se trata del segundo accidente fatal con este tipo de aviones en cinco meses. En octubre, un vuelo del mismo modelo se estrelló en Indonesia, causando la muerte de 189 personas. A raíz de esto, dos tercios de los 737 MAX 8 fueron retirados de servicio y por lo menos 41 países del mundo —como China, Turquía e India— han sacado estos modelos de sus flotas hasta que se realice una profunda evaluación de su seguridad. A pesar de la indignación internacional al respecto, tanto Estados Unidos como Canadá continúan operando con estos aviones.

Para ampliar esta información, vea nuestra conversación con Ralph Nader, activista de larga trayectoria por los derechos de los consumidores, crítico de las corporaciones y ex candidato presidencial. Su sobrinanieta Samya Stumo murió en el vuelo 302 de Ethiopian Airlines. Nader escribió una carta abierta a la empresa Boeing, titulada “Passengers First, Ground the 737 MAX 8 Now!” (Primero están los pasajeros: ¡saquen de circulación los 737 MAX 8 ya!). También conversamos con William McGee, periodista especializado en aviación para la organización Consumer Reports y autor del libro: “Attention All Passengers: The Airlines’ Dangerous Descent” (Atención a todos los pasajeros: El peligroso descenso de las aerolíneas).

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN GONZÁLEZ: Crecen las demandas para sacar de circulación a todos los aviones Boeing 737 MAX 8 luego del tremendo accidente aéreo que tuvo lugar en Etiopía el domingo 10 de marzo, que causó la muerte de 157 personas. Se trata del segundo accidente fatal en cinco meses con este modelo relativamente nuevo de aviones. En octubre, un vuelo del mismo modelo se estrelló en Indonesia, causando la muerte de 189 personas. A raíz de esto, dos tercios de los 737 MAX 8 han sido retirados de servicio y por lo menos 41 países —como China, Turquía e India— han sacado estos modelos de sus flotas hasta que se realice una profunda evaluación de su seguridad. La Agencia Europea de Seguridad Aérea decidió suspender el uso de ese modelo de avión, siguiendo la iniciativa del Reino Unido, Francia y Alemania. A pesar de la indignación internacional al respecto, tanto Estados Unidos como Canadá continúan operando con estos aviones. A pesar de la creciente presión social, tres aerolíneas —Southwest, American y Air Canada— se resisten a suspender temporalmente los vuelos de sus aviones Boeing 737. El lunes 11 de marzo, Ray LaHood, un republicano que se desempeñó como secretario de Transporte durante el gobierno de Obama, dio una entrevista con el canal CNBC en la que instó al gobierno de Trump a suspender el uso de todos los aviones Boeing 737 MAX, señalando que la empresa Boeing debe inspeccionar todos los aviones junto con la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés).

AMY GOODMAN: Según se informó, el martes 12 de marzo el presidente ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, habló con el presidente Donald Trump y le aseguró que los aviones Boeing 737 MAX son seguros. Dicha conversación se produjo poco después de que Trump tuiteara que los aviones “se están volviendo demasiado complejos para volar”. Según el periódico The Wall Street Journal, Boeing comenzó a trabajar para modificar ampliamente el sistema de control de vuelo del Boeing 737 MAX después del accidente de octubre, en el que un avión de este modelo se estrelló en Indonesia. Sin embargo, el reporte del periódico señala que el cambio más importante se retrasó cinco semanas debido al cierre parcial de los servicios del gobierno. Se espera que la agencia reguladora estadounidense ordene el cambio en el sistema de vuelo para finales de abril. Para saber más sobre este tema, nos acompaña vía telefónica Ralph Nader, activista de larga trayectoria por los derechos de los consumidores, crítico de las corporaciones y ex candidato presidencial. Su sobrina nieta, Samya Stumo, murió en el accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines. Ralph Nader es autor de muchos libros, entre ellos: “Collision Course: The Truth About Airline Safety” (Ruta de colisión: la verdad sobre la seguridad de las aerolíneas). Nader escribió una carta abierta a la empresa Boeing titulada: “Passengers First, Ground the 737 MAX 8 Now!” (Primero están los pasajeros: ¡saquen de circulación los 737 MAX 8 ya!) También nos acompaña, desde New Haven, Connecticut, el periodista especializado en aviación William McGee, de la organización Consumer Reports y autor del libro: “Attention All Passengers: The Airlines’ Dangerous Descent” (Atención a todos los pasajeros: El peligroso descenso de las aerolíneas). Les damos la bienvenida a Democracy Now! Ralph Nader, comencemos contigo. Nuestras condolencias a tí y tu familia, a tu hermana Laura Nader, una querida profesora de antropología de la Universidad de California en Berkeley, abuela de Samya. Lamentamos mucho la noticia de la muerte de tu sobrina nieta. ¿Cuándo la viste por última vez?

RALPH NADER: Cenamos juntos el viernes. Ella era una persona que llevaba el liderazgo, la compasión y el rigor intelectual en todo su ser. Tenía el tipo de liderazgo que esperamos que las generaciones más jóvenes desplieguen en las próximas décadas. Tenía un compromiso con la salud a escala global, con un abordaje desde la prevención, no solo desde el diagnóstico y tratamiento. Y era muy rigurosa en su análisis de lo que funciona y lo que no funciona en países subdesarrollados respecto a enfermedades infecciosas y otras dolencias, y a seguridad ambiental. Bueno, realmente era muy capaz. Creo que ella aprendió mucho en la Universidad de Copenhague, donde obtuvo su Maestría en Salud. Esta es una tragedia terrible, no solo por ella, sino por todas las personas que viajaban en ese avión. Había mucha gente que trabajaba como voluntaria, en provisión de alimentos y agua potable, en ambiente, gente que ayudaba a personas necesitadas. Y es una tragedia para todas las personas que da ahora en más ya no recibirán los beneficios de su buen trabajo.

AMY GOODMAN: Ella fue a la Universidad de Massachusetts Amherst, y antes de eso fue educada en su casa. Ahora trabajaba en una organización llamada ThinkWell, en proyectos de salud en África, ¿es así?

RALPH NADER: Así es. Era su primer viaje a África por este nuevo trabajo. Estaba muy entusiasmada. Llegó a Addis Abeba y abordó este avión asesino, un Boeing 737 MAX 8. Gente, esto es un presagio de lo que vendrá. Van a usar cada vez más y más inteligencia artificial. En este caso, el software deficiente del avión se impuso sobre la capacidad de los pilotos. Y por eso gente como Stephen Hawking y Elon Musk advirtieron hace algunos años, en una carta abierta al mundo, que si no la controlamos, la inteligencia artificial provocará destrucción.

JUAN GONZÁLEZ: Ralph, has enviado una carta a la empresa Boeing. ¿Puedes contarnos cómo reaccionaste al enterarte de lo que le había pasado a tu sobrina nieta y a toda la gente que iba en ese avión, y también qué crees que Boeing está haciendo, o no está haciendo, ahora?

RALPH NADER: Boeing está acostumbrado a pasar por encima de la fácilmente manipulable Administración Federal de Aviación (FAA). Sin embargo, esta vez está en apuros. Si la empresa continúa en su actitud terca, se expone a sí misma y a sus ejecutivos a un posible proceso penal, porque ahora ya están en la mira por lo que está pasando, con dos accidentes, Indonesia y Etiopía. Probablemente se vayan conociendo más detalles acerca de las discrepancias técnicas que hubo en las llamadas “discusiones acaloradas” entre la FAA, el sindicato de pilotos y Boeing respecto al software del avión. No se pueden ocultar para siempre estos desacuerdos en cuestiones técnicas. Y los senadores Ed Markey y Richard Blumenthal están pidiendo que se publique toda la información relevante al caso. Y mientras eso sucede, los aviones deben permanecer en tierra. De modo que, sí, están siendo observados. Esto pone en juego el futuro de Boeing en el negocio del transporte de pasajeros. Tienen más de 3.000 pedidos de aviones en todo el mundo. Y han fabricado y entregado unos 350. La aerolínea Southwest es la principal propietaria y operadora de estos aviones. Está obstinada en su postura y también lo están American Airlines creo, y Air Canada. Pero Boeing no va a salirse con la suya, porque no hablamos de un viejo DC-9 a punto de ser sacado del mercado. Este modelo forma parte de su plan estratégico para el futuro. Y deberían asumir su responsabilidad. En 2013, tuvieron que sacar de circulación el modelo 787 por desperfectos en las baterías, y tenían unos 50 o 60 aviones de ese tipo operando. De modo que hay un muchos precedentes. Y lo más importante que la gente puede hacer es no volar en este avión, el 737 MAX 8 y 9. Que pregunten a la aerolínea cuando reserven el vuelo si es con ese modelo de avión. La aerolínea no debería atreverse a cobrar por cambios en la reserva. Yo estoy llamando a un boicot contra ese avión. Si varios cientos de miles de pasajeros lo boicotean y cada vez quedan más asientos vacíos, eso generará más presión sobre Boeing que la débil FAA y un Congreso más bien despreocupado que, por cierto, recibe todo tipo de regalos de las aerolíneas, algo a lo que la gente común no accede. El año pasado enviamos un cuestionario, dos veces, a cada miembro del Congreso, pidiéndoles que declararan todos estos regalos. No obtuvimos ninguna respuesta. Eso ayuda a entender la total reticencia que han tenido a trvés de los años los miembros del Congreso para tratar incluso asuntos como el tamaño de los asientos de los aviones, el espacio de los baños y otros servicios, y ni hablar de la seguridad de las aeronaves. Así que esto es importante para los usuarios y usuarias. No se suban a un 737 MAX 8 o 9. Asegúrese de tener información al respecto. Para obtener información actualizada, pueden ir a FlyersRights.org. El director de esta organización es Paul Hudson, quien perdió a su hija en el vuelo de Pan Am 103, hace 30 años, y ha sido un miembro valioso del Comité Asesor de la FAA. Y ahí se puede obtener información actualizada sobre este tema, en FlyersRights.org.

JUAN GONZÁLEZ: También nos acompaña William McGee, periodista especializado en aviación que trabaja con la organización Consumer Reports. ¿Podrías darnos tu perspectiva sobre lo que ha pasado aquí y ahondar sobre lo que comentaba Ralph Nader sobre el uso de la inteligencia artificial en estos nuevos aviones?

WILLIAM McGEE: Claro Juan, absolutamente. Bueno, hay muchas preguntas sin respuesta aquí, pero en general se concentran en el período de tiempo que va entre el primer accidente del vuelo de Lion Air a finales de octubre y el accidente del domingo del vuelo de Ethiopian. Como señalaba Ralph, para poner esto en perspectiva hay que tener en cuenta que no estamos hablando de aviones viejos. Se trata de un modelo de avión que se ha empezado a utilizar en 2017. El Boeing 737 MAX 8, un modelo reciente derivado del 737. Ahora, en este período, el avión que se estrelló en octubre tenía 2 meses; el que se estrelló el domingo tenía 4 meses. Esto es realmente algo que nunca he visto en todos los años que he estado en este rubro. Los aviones nuevos no suelen estrellarse así al despegar, ambos en circunstancias similares. Claro que todavía hay muchas preguntas que deben ser resueltas por las investigaciones pero hay un claro consenso de que las aerolíneas estadounidenses American y Southwest deberían dejar de usar estos aviones. Y si no lo hacen por voluntariamente, la Administración de Aviación de EE.UU. debe intervenir y obligarlas. La FAA tiene la autoridad para hacer eso y no la está ejerciendo.

AMY GOODMAN: Ralph Nader, ayer hablaste con Raymond LaHood, que fue secretario de Transporte durante el gobierno de Obama. Él está pidiendo la suspensión de estos vuelos. Primero, esa decisión dependería del administrador de la FAA, que es interino ya que el presidente Trump no ha propuesto a nadie aún para que el Senado lo apruebe y nombre para el cargo. Quería designar a su propio piloto, y ahora quiere… Al parecer, según se ha informado en los últimos días, estaría por designar a un ejecutivo de la aerolínea Delta, pero eso no se ha concretado, así que la FAA tiene un director interino. Pero si él no pide la suspensión de los vuelos, ¿no podría Elaine Chao, la actual secretaria de Transporte, tomar decisiones por sobre la FAA? Elaine Chao, que además de secretaria de Transporte, es la esposa del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

RALPH NADER: Claro, ella puede actuar por sobre la FAA. Ella está a cargo de la FAA. Pero en su carrera política, se ha hecho tristemente célebre por su postura anti-regulación, tanto como secretaria de Transporte como en otros cargos anteriores. Así que ella no se va a ocupar de cuidar a los y las pasajeras de las aerolíneas. Donald Trump tiene responsabilidad directa en esto. Cuando se implementó el cierre de Gobierno, hice un comentario de que eso iba a costar vidas. Se cerraron agencias federales de regulación que salvan vidas, agencias de salud. Ya Trump quería recortar el presupuesto de la FAA hace más de un año. Y al cerrar el Gobierno por cinco semanas, este intercambio entre Boeing y la FAA sobre las actualizaciones del software quedó suspendido. Donald Trump tiene responsabilidad directa en esto. Deberían citarlo a una audiencia en el Congreso y exigirle que declare bajo juramento. Exigir moralmente… es difícil hacerlo ir al Capitolio. Pero ya tiene que madurar. Es una persona que no sabe lo que es asumir las consecuencias de sus actos. No se trata solo de un fanático, ignorante y narcisista: sino que además no piensa para nada en las consecuencias. En ese sentido, no tiene de ninguna manera el grado de madurez que requiere el cargo para el que fue seleccionado por el Colegio Electoral de Estados Unidos. Entonces, creo que tenemos que apuntar directamente a quienes ocupan los cargos más altos. El director de Boeing tiene que declarar. Esto ya fue suficiente. La aerolínea… la aeronave es segura, pero necesita más actualizaciones. La FAA viene actuando con una “mentalidad de lápida sepulcral”: Reacciona después de los accidentes, en lugar de prevenirlos. Y eso tiene que cambiar. Pero solo va a cambiar cuando los consumidores boicoteen este avión. Y si alguien de la audiencia quiere involucrarse, sería necesario crear una red en la cual ese boicot pueda contagiarse muy, muy rápido. Lo que va a hacer que Boeing tome medidas, al igual que las aerolíneas que usan sus aviones (Southwest y American), lo que va a provocar cambios, es que haya asientos vacíos en los vuelos con aviones Boeing 737 MAX 8 y 9.

JUAN GONZÁLEZ: William McGee, quería preguntarte, como autor del libro “Atención a todos los pasajeros: el peligroso descenso de las aerolíneas”. ¿Podrías mencionar los problemas que tiene actualmente, en términos más amplios, este sector de la aeronavegación estadounidense? Lo que ocurrió es un indicio de algunos de los problemas, pero si puedes contextualizarlo.

WILLIAM McGEE: Absolutamente. Esto se remonta muchos años atrás. Ralph mencionó que en el sector, incluso entre sus propios empleados y empleados de las aerolíneas, se refieren a la FAA como “lápida sepulcral”. Y esa frase viene del hecho de que la FAA ha mostrado una y otra vez su reticencia a actuar a menos que haya una tragedia y, lamentablemente, a menos que muera gente. Bueno, esto quedó en claro hace muy poco. El año pasado, quizás lo recuerden, un avión 737 de Southwest tuvo una importante falla en el motor cuando sobrevolaba Filadelfia, que generó un agujero en el fuselaje del avión y provocó la muerte de una mujer, que fue casi succionada hacia afuera de la aeronave. Bueno, lo que no se informó muy bien fue que dos años antes ese mismo tipo de motor y esa misma aerolínea —Southwest— en el mismo tipo de avión —737— también había tenido una falla no controlada en el motor. Pero en 2016 no hubo heridos ni muertes. Y la FAA, en lugar de intervenir y decir: “Necesitamos inspeccionar el funcionamiento de todos los aviones que están operando con este tipo de motor en todas las aerolíneas”, le preguntó a las empresas: “¿Qué quieren hacer? ¿Cuánto tiempo se quieren tomar para ocuparse de esto?” Y las empresas con parsimonia dijeron: “Necesitamos más tiempo”, lo que era bastante esperable. Dos años más tarde, en 2018, este tipo de fallas provocó una muerte. Y ahí, dos días después, en abril de 2018, dos días después de la muerte de esa mujer, la FAA emitió lo que se conoce como directiva de aeronavegabilidad (AD, en inglés). Eso es lo que se debería haber hecho en 2016, y quizás esa muerte no hubiera ocurrido. O sea, esto ha sucedido una y otra vez. Y ustedes mencionaron “Atención a todos los pasajeros”, mi libro. Gran parte del libro, casi un tercio, está dedicado al tema de la supervisión del mantenimiento de las aerolíneas por parte de la FAA. Podríamos estar hablando de esto fácilmente durante dos o tres días más. Pero la conclusión es que todo el esquema de funcionamiento del rubro de la aeronavegación comercial en Estados Unidos ha cambiado dramáticamente en los últimos 15 años más o menos. Todas las aerolíneas en Estados Unidos —en serio, todas lo hicieron— en 2019 terciarizaron parte de sus tareas de mantenimiento, en algunos casos la mayor parte o casi todo, de lo que llaman mantenimiento pesado. Mucho de esto se hace fuera de los Estados Unidos: en El Salvador, México, Brasil, China, Singapur. Repito que estamos hablando de aerolíneas estadounidenses. Y si bien a nivel formal la FAA dice que todas las aerolíneas estadounidenses deben cumplir los mismos parámetros de mantenimiento, en realidad no es así. Se emiten exenciones todo el tiempo, o sea que cuando el trabajo se realiza fuera de Estados Unidos, existen estas exenciones, por lo que no se realizan revisiones de antecedentes de seguridad, ni se implementan programas de detección de alcohol y drogas. Y de hecho, muchos —a veces la mayoría— de los técnicos ni siquiera pueden llamarse mecánicos, porque no tienen licencia. No tienen el tipo de acreditación que se les exigiría en EE.UU.. Entonces, básicamente, existen dos normativas, una para las actividades de las aerolíneas dentro de Estados Unidos y otra para las actividades externalizadas. Y todo esto nos lleva de nuevo a la FAA. Me he reunido con altos funcionarios de la FAA y les he preguntado sobre esto, y ellos dicen que no les parece que sea un problema. Pero sí es un problema.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Y qué impacto…

WILLIAM McGEE: He hablado con…

JUAN GONZÁLEZ: ¿Qué impacto han tenido en esto las fusiones, las constantes fusiones empresariales entre aerolíneas, ya que básicamente ahora tenemos solo un puñado de aerolíneas en Estados Unidos?

WILLIAM McGEE: Oh, sin duda, ahora tenemos un oligopolio. Y bueno, si nos remontamos apenas al año 2001, había cuatro o cinco grandes empresas de transporte que ya no existen: America West, Continental, US Airways, TWA. Así que lo que hay ahora es en efecto un oligopolio. Y esto no tiene precedentes en la historia del rubro aeronáutico aquí en Estados Unidos. Entonces pues, incluso cuando… Ralph proponía los boicots y es una excelente idea. Pero ahora es más difícil de lo que hubiera sido hace unos años. O sea, se podría haber ejercido más presión sobre Southwest y American hace 10 o 15 años, cuando la gente tenía más opciones. Ahora se hace cada vez más difícil para los y las usuarias expresar su descontento hacia las aerolíneas. Esto lo vimos luego del incidente del Dr. Dao, quien fue arrastrado fuera de un avión de United. A largo plazo, realmente no tuvo un efecto negativo en las ventas de United. Tal vez en otro momento sí lo hubiera tenido, pero para mucha gente no hay otra opción. Particularmente quienes no están en Nueva York, Washington, Los Ángeles no tienen altenrativa, porque no tienen muchas opciones de aerolíneas.

AMY GOODMAN: Ralph Nader, quisiera pedirte que respondas a la noticia de que estaban trabajando para solucionar… saben que hay un error de software, que de alguna manera, al estar en piloto automático, cuando el avión despega, se precipita al suelo, y la forma de solucionarlo es desactivar el modo automático y ponerlo en manual. Ahora, la agencia AP ha estado investigando detalladamente en las bases de datos acerca de las quejas reiteradas de pilotos sobre este problema, señalando que tienen que cambiar al modo manual con rapidez para evitar que el avión caiga en picada al suelo. Y también te pido que respondas a estas últimas noticias del periódico The Wall Street Journal, acerca de que, si bien están hablando de arreglar esta falla en las próximas cinco semanas más o menos, se perdieron cinco semanas en enero debido al cierre de los servicios gubernamentales.

RALPH NADER: Bueno, eso es lo que Paul Hudson escribió en su comunicado de prensa en Flyers Rights. Tenemos que poner el foco en la información inexacta o inexistente de los manuales de capacitación de Boeing y que las exigencias de entrenamiento de vuelo son deficientes. Este avión se promocionó, entre otras cosas, por tener motores más grandes. Se supone que ahorra un 10% más de combustible. Pero además lo promocionaron aduciendo que “las aerolíneas no necesitan entrenar especialmente a sus pilotos, esto es en realidad solo una pequeña modificación del confiable 737 que ya opera en todo el mundo”. En realidad, todo el asunto se reduce a la reducción de costos. Tientan a las aerolíneas diciendo: “Este no es de hecho un avión nuevo. Es muy fácil de volar para quienes ya vuelan un 737”. Y eso resultó ser bastante falso. Tuvieron que traducir los manuales de capacitación a 30 idiomas, como por ejemplo el amhárico de Etiopía. No hubo control sobre el nivel de entrenamiento de los pilotos para volar este avión, desde las aerolíneas. Ellos se tomaron el tiempo que quisieron. Boeing está en graves problemas. Estoy tratando de comunicar a los ejecutivos de Boeing que se están exponiendo a un proceso penal si, Dios no lo quiera, llega a haber un accidente en Estados Unidos. Están siendo observados públicamente. Y solo por su propio interés comercial, deberían suspender estos aviones o instar a las aerolíneas a que suspendan los vuelos de estos aviones en Canadá y EE.UU. de inmediato.

AMY GOODMAN: Bueno, Ralph Nader, gracias por acompañarnos. Activista de larga trayectoria por los derechos de los consumidores y ex candidato presidencial. De nuevo, nuestras condolencias por la muerte de tu sobrina nieta. Desde nuestra familia de Democracy Now! enviamos condolencias a tu familia. Y muchas gracias William McGee por acompañarnos. Asesor de aviación de la organiación Consumer Reports. Su libro se llama: “Attention All Passengers: The Airlines’ Dangerous Descent” (Atención a todos los pasajeros: El peligroso descenso de las aerolíneas).

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio