Chofer que hizo huelga ayer: Uber y Lyft son “sistemas esclavistas” que explotan a los trabajadores

Reportaje09 de mayo de 2019

El miércoles 8 de mayo los choferes de Uber y Lyft hicieron una huelga en ciudades de todo el mundo en señal de protesta contra los bajos salarios y el trato precario a los trabajadores. Esto ocurre apenas unos días antes de que Uber salga a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York por unos $90 mil millones de dólares. Pero mientras Uber se prepara para realizar lo que podría ser una de las ofertas públicas de venta más grande de la historia y sus ejecutivos planean llevarse millones, los choferes dicen que sus condiciones son peores que nunca. Los choferes de Los Ángeles, Londres, Melbourne, San Pablo, Nueva York y otras ciudades hicieron una huelga temporaria el miércoles para exigir que Uber y otras empresas de traslado compartido como Lyft traten a los choferes como empleados de tiempo completo en lugar de contratistas independientes. Además, exigen que las empresas garanticen un salario digno y poner fin a la desactivación sin explicaciones de los choferes, entre otras demandas. El miércoles, los choferes de Uber y Lyft en huelga en Nueva York se reunieron en Wall Street para denunciar las prácticas de las empresas de traslado compartido. La productora de Democracy Now! Libby Rainey conversó con Inder Parmar, chofer de Uber que afirma que perdió dos tercios de su ingreso por los recortes que la empresa ha hecho de las compensaciones.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! Pasamos ahora mismo a los conductores de Uber que se han concentrado aquí en la ciudad de Nueva York, en Wall Street, para continuar con la huelga que comenzó ayer en la ciudad. Libby Rainey, productora de Democracy Now!, habló con Inder Parmar, un conductor de Uber que participó en huelga.

INDER PARMAR: Mi nombre es Inder Parmar. He sido conductor de Uber desde 2013 y mis ingresos se han reducido drásticamente. Cuando empecé a trabajar con Uber, ganaba tres dólares por cada 1,6 km, y solía ganar 2,60 dólares por cada 1,6 km. Hoy gano 1,15 dólares por cada 1,6 km. Y cuando conducía en 2013 y 2014, había 30.000 o 40.000 conductores. Hoy hay 160.000 conductores. Mis ingresos se han reducido de forma drástica de 37 dólares por hora a unos diez dólares por hora. Y es muy muy difícil mantener a mi familia y a mí mismo. Soy muy afortunado; tengo tres hijos que me apoyan. Tienen muy buenos trabajos. Hicieron maestrías. Y me están ayudando. Sin eso, no tendría manera de sobrevivir.

LIBBY RAINEY: Usted conduce hasta 80 horas a la semana, pero lo consideran un empleado de medio tiempo. ¿Cómo lo afecta eso?

INDER PARMAR: En 2013 y 2014 conducía 70 u 80 horas. Y cuando fui a la oficina me dijeron: “Todos los conductores de Uber son conductores de medio tiempo”. Yo dije: “Disculpe, ¿trabajé 80 horas la semana pasada y me dice que soy un conductor de medio tiempo?”. Y él me contestó: “La política de Uber es tener solo conductores de medio tiempo, no conductores de tiempo completo”. Y le dije: “Entonces, yo trabajé 80 horas. ¿Todavía me considera un conductor de medio tiempo?”. Él dijo: “sí”. Era uno de los gerentes que estaba allá. Dijo que “todos los conductores son conductores de medio tiempo”. Eso es lo que Uber quiere. Quieren que cada conductor sea un conductor de medio tiempo.

LIBBY RAINEY: Entonces, su ingreso ha bajado de 37 dólares por hora a alrededor de nueve dólares por hora, y aún así tiene que pagar por la gasolina, tiene que pagar por el seguro del auto. ¿Cuánto está gastando para ser un conductor de Uber?

INDER PARMAR: Para trabajar como un conductor Uber mis gastos son de alrededor de diez dólares por hora, de media. Y cuando gano diez por hora, estoy cubriendo mis gastos. No gano dinero para mi hogar ni para mí mismo. Para mí, esta oferta pública inicial (OPI) es una explotación, y si alguien compra esta OPI, se está convirtiendo en partícipe de una explotación. Y esto es explotación no de un conductor o dos conductores. Casi tres millones de conductores.

Esto es como en 1900, las fábricas estaban explotando a los empleados en ese entonces. Todos los líderes políticos abrieron los ojos y crearon las leyes laborales. Y ahora, los líderes tienen que abrir de nuevo los ojos y crear una ley para los conductores también. Porque tres millones de conductores están sufriendo, y necesitamos ayuda política y necesitamos que algunos líderes políticos se encarguen de esto, al igual que el Departamento de Trabajo. Uber no debería explotar a los conductores bajo la excusa de que somos contratistas independientes.

LIBBY RAINEY: Usted dijo que Uber, Lyft, y otras aplicaciones son “un sistema esclavista”. ¿Por qué?

INDER PARMAR: Considero a Uber y Lyft un sistema esclavista porque, como le dije, me pagan nueve o diez dólares por hora, cuando mis gastos son de diez dólares por hora. Literalmente gano cero dólares para mi familia o para mí mismo. Por eso digo que estas empresas están explotando y esclavizando a los conductores.

LIBBY RAINEY: Finalmente, usted dijo que sin la ayuda de su familia habría muerto, como otros conductores. Ha habido un aumento de las muertes por suicidio por parte de los conductores aquí en la ciudad de Nueva York. ¿Puede hablar acerca de eso y la devastación a la que esto conduce en la vida de las personas?

INDER PARMAR: La mayoría de ellos conducían taxis amarillos. Tomaron un préstamo de un millón de dólares para obtener sus licencias y no pudieron devolver sus pagos, y los bancos estaban embargando sus casas y sus cuentas. Todos sus activos se estaban congelando y no pudieron soportarlo. Hace dos años los periódicos de los taxistas no tenían publicidad de ayuda contra el suicidio. Hoy todos los periódicos de los taxistas tienen media página de anuncios en los que les dicen a los conductores que no se suiciden, que acudan a ellos en busca de ayuda.

No necesitamos ayuda contra el suicidio; necesitamos ayuda para ganar dinero. Queremos lo que ganábamos hace dos años, queremos ganar la misma cantidad de dinero. De esa manera tendremos salud financiera, física y mental. Pero hoy, Uber y Lyft han creado una situación en la cual, de forma mental física y financiera, las tres formas, estamos siendo explotados por estas empresas multimillonarias. Y no tenemos ayuda de nadie.

No necesitamos un médico que nos diga que no nos suicidemos, y no necesitamos tomar medicamentos para la depresión. Necesitamos que nos paguen adecuadamente por lo que hacemos. Nos estaban pagando adecuadamente en 2013, 2014, 2015. En 2017, 2018, 2019, nuestros ingresos se han ido reducido en dos tercios, y es por eso que tantos conductores padecen de depresión, muchos conductores se están suicidando en todo el país. Necesitamos que nuestros líderes políticos y el Departamento de Trabajo abran los ojos.

AMY GOODMAN: Ese era el conductor de Uber en huelga, Inder Parmar, hablando con Libby Rainey de Democracy Now! Un agradecimiento especial a [inaudible] y Tyler Sloan.


Traducido por Iván Hincapié. Editado por Igor Moreno Unanua.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio