Clicky

A Herman Wallace, uno de los “Tres de Angola”, le quedan días de vida después de 42 años en aislamiento

Reportaje30 de septiembre de 2013
Wallace

El preso Herman Wallace alojado en la cárcel Angola está muriendo de cáncer de hígado luego de haber pasado 42 años en aislamiento. Wallance, parte de un grupo conocido como los “Tres de Angola”, fue encarcelado junto con otras dos personas por robo a mano armada y luego, en 1972, acusados del asesinato de un guardia de la Penitenciaría del Estado de Louisiana, conocida como la cárcel Angola. Los hombres afirman haber sido incriminados por su activismo político como miembros de las primeras agrupaciones del partido de las Panteras Negras en la cárcel. Los partidarios de Wallace sostienen que le quedan solo días de vida, pero que su pedido de liberación por motivos humanitarios hasta ahora no tuvo respuesta. Hablamos con Jackie Sumell, artista con sede en Nueva Orleans responsable de “Herman’s House”, una colaboración con Wallace, tema de un nuevo documental con el mismo nombre. “No estoy segura si en el estado de Louisiana la compasión es parte del vocabulario de los que están en el poder. Siempre sentí que la liberación por motivos humanitarios o pedir una liberación por motivos humanitarios era importante en términos de un esfuerzo de muchas partes, para conseguir la liberación de Herman”, sostiene Sumell. “Pero hace 42 años que el Estado le niega a Herny el proceso debido. Es increíble. Es el preso que ha estado más tiempo aislado en Estados Unidos”. También nos acompaña Malik Rahim, uno de los cofundadores del Partido Panteras Negras en Louisiana y cofundador de la organización Common Ground Collective, que ayudó a que miles de personas de todo el mundo colaboraran con la reconstrucción de Nueva Orleans después del huracán Katrina.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: “Angola, Louisiana”, de Gil Scott-Heron, Esto es Democracy Now! DemocracyNow.org el informe de guerra y paz, soy Amy Goodman. Estamos en Nueva Orleans, Luisiana. Estamos transmitiendo desde Nueva Orleans, Luisiana en los estudios de la televisión pública WLAE. Pasamos al caso de un hombre que ha pasado 42 años en confinamiento solitario en Luisiana, siendo el prisionero que más tiempo ha pasado en confinamiento. Wallace está muriendo de cáncer de hígado y sus seguidores están pidiendo compasión y su liberación.

Estoy hablando sobre Herman Wallace, miembro de los llamados “Tres de Angola”. Él y otros dos prisioneros fueron encarcelados acusados de robo a mano armada, y luego fueron acusados en 1972 por el asesinato de un funcionario de la Penitenciaría Estatal de Luisiana, conocida como “Angola”. Ellos dicen que fueron señalados por su activismo político como miembros del primer grupo, en la prisión, de los “Panteras Negras”. Hoy Herman Wallace tiene 71 años y se encuentra en las últimas fases de un cáncer de hígado. Robert King Wilkerson fue liberado en 2001 después de 29 años de confinamiento solitario. El tercer miembro de los “Tres de Angola” aún está en prisión y es sometido a registros en todo su cuerpo, incluyendo la exploración anal, hasta 6 veces al día.

Bueno, a medida que Herman Wallace se aproxima al final de su vida, nos acompañan dos personas. Pero primero quiero mostrar un segmento de la colaboración de Herman Wallace con uno de nuestros invitados. Hace 12 años, la artista Jackie Sumell comenzó a escribir cartas a Herman Wallace y un día le preguntó cómo sería la casa que quiere un hombre que ha estado en una celda de 2 por 3 metros durante 30 años. Wallace le respondió con una descripción, y después Jackie se comprometió a construir la casa que podría habitar en caso de ser liberado, y que pudiera ser un símbolo de supervivencia y esperanza. Ambos han hablado constantemente por teléfono entre sus visitas, aunque Herman está muy débil como para hablar. Las llamadas han sido documentadas en el documental “La casa de Herman” que se estrena por PBS. En este segmento es Herman quien consuela a Jackie, después de que la corte de apelaciones de Luisiana denegara su última apelación.

HERMAN WALLACE: “¿Jackie?”
bq. JACKIE SUMELL: “Sí”

HERMAN WALLACE: “¿Qué te ocurre?”
bq. JACKIE SUMELL: “Nada.” “Nada.” “Nada.” “Nada.” “Nada.”

HERMAN WALLACE:”Te veo mañana, ¿no?”
bq. JACKIE SUMELL: “¡Sí!”

HERMAN WALLACE:”Jackie…”
bq. JACKIE SUMELL:”¿Qué?”

HERMAN WALLACE: “Esto es una batalla, “¿vale?… ¿me oyes?”
bq. JACKIE SUMELL: “Te oigo…”

HERMAN WALLACE: “Esto es una batalla… ¡y merece la pena! Es parte de todo. Tienes que vivir con ello, y nos tiene que hacer más fuertes. ¿Sí?” “Sí, bueno—” “Así que por favor, lo último que quieres es estar triste. Tú eres una persona fuerte y feliz. Sabes que estoy bien, creo que eso es todo lo que debe importar, ¿no?” “Correcto”. “Sí, y yo “Correcto”.
bq. JACKIE SUMELL: “Sí, y yo estoy bien.”

AMY GOODMAN: Ése era Herman Wallace hablando con nuestra invitada de hoy, Jackie Sumell. Ella es artista, en Nueva Orleans, y está detrás del documental La casa de Herman, una colaboración con Wallace, y el tema del nuevo documental del mismo nombre se estrenó durante el verano en PBS POV.

También nos acompaña aquí, en Nueva Orleans, Malik Rahim, uno de los fundadores del capítulo de Luisiana de las “Panteras Negras”. El presentó a los miembros del partido en la prisión. Es también el fundador de “Common Ground Collective” que ayuda a traer a miles de personas de todas las partes del mundo a reconstruir Nueva Orleans tras el huracán Katrina. En 2008, Malik fue candidato al Congreso por al Partido Verde.

Les damos la bienvenida a Democracy Now!

Nosotros solicitamos una entrevista con Herman Wallace después de salir del hospital de la prisión. Sin embargo, el Secretario de Departamento de Seguridad Pública y Corrección de Luisiana nos dijo, y citamos: “Denegamos solicitudes similares en las pasadas semanas y ésta no será la excepción”. Jackie Sumell, Malik Rahim, bienvenidos a Democracy Now! Jackie, usted acaba de regresar de ver a Herman ayer. ¿Cuál es su condición de salud?
JACKIE SUMELL: Muchas gracias, Amy. Es un honor estar aquí. Tuve la oportunidad Muchas gracias, Amy. Es un honor estar aquí. Tuve la oportunidad de visitar a Herman ayer y es obvio que, bajo toda duda razonable, estamos a días, si no de horas, de presenciar otro asesinato por parte del estado de Luisiana de un hombre inocente, que está tras las rejas.

AMY GOODMAN: ¿Pudo hablar?

JACKIE SUMELL: Aún puede hablar un poco. Ayer me pidió que le pusiera su gorra. Lo acababan de bañar y estaba sin su gorra. Tenía frío, sus palabras eran vagas, lejanas unas de las otras. Estaba durmiendo casi todo el tiempo y su barriga estaba inflada. Estaba muy incómodo. Creo que ésos serán sus últimos respiros antes de que se una a sus ancestros.

AMY GOODMAN: ¿Sería posible la iberación por compasión?

JACKIE SUMELL: No creo que en el estado de Luisiana la palabra “compasión” sea parte del vocabulario de las personas que están en el poder. Siempre he creído que es importante, en términos de un esfuerzo prolongado en vías de su liberación. Pero han sido 42 años de denegación continua de su libertad.

AMY GOODMAN: O sea 42 años de confinamiento solitario.

JACKIE SUMELL: Sí, es increíble. Es el convicto que ha estado sirviendo sentencia por el periodo más largo en la historia. Es importante decir que la lucha de Herman ha servido para ilustrar que EEUU aún utiliza el confinamiento solitario. Hay unos 80.000 presos, como usted ha dicho, la mayor tasa en el mundo, en confinamiento solitario en una celda de 3 por 6 metros durante, como mínimo, 23 horas al día. Es en un periodo indefinido en el que la mayoría de las personas están en confinamiento solitario.

AMY GOODMAN: Quiero mostrar un segmento de Teenie Verret, la viuda del guardia de seguridad asesinado. Ella tenía solo 17 años cuando su esposo Brent Miller fue acuchillado a muerte en el 1972. Éste es el crimen por el que Herman Wallace fue encontrado culpable. Teenie Verret, del documental In the Land of the Free.

TEENIE VERRET: “He estado viviendo esto durante 36 años. No hay un año que pase sin que no tenga que vivir esto. Sigue pasando una y otra vez. Y luego estos hombres, si no hicieron esto, y no creo que lo hayan hecho, han estado viviendo una pesadilla durante 36 años.”

AMY GOODMAN: Esa fue Teenie Verret diciendo que si ellos no cometieron el crimen, cosa que ella no cree, entonces Albert Woodfox y Herman Wallace no deberían estar sirviendo sentencia.

JACKIE SUMELL: Bueno hay miles de personas que creen que ellos no hicieron esto. Yo creo, y no tengo ninguna duda, de que Herman Wallace, Albert Woodfox y obviamente Robert King, son inocentes.

AMY GOODMAN: Y Robert King está fuera.

JACKIE SUMELL: Sí, Robert King está fuera y fue liberado en el 2001 bajo la investigación del mismo crimen por el que sirvió 29 años y no cometió.

AMY GOODMAN: Malik Rahim, usted es bien conocido en este campo. Se postuló para el Congreso. Usted ayudó a la reconstrucción de Nueva Orleans después del huracán Katrina. Usted conoció a estos hombres en prisión. Ellos dicen que fueron relacionados con el asesinato debido a su militancia política. Usted estuvo involucrado en esa militancia política.

MALIK RAHIM: Sí. En primer lugar quiero decir que la justicia compasiva no existe en Luisiana. Su confinamiento se basa en lo que el Estado llama el 'Panterismo Negro', ya sabes, que el Partido de los Panteras Negras era una organización de negros que odiaban a los blancos y que estaban decididos a matar. Y es en eso en lo que han basado su condena. Su encierro en solitario ha sido básicamente debido a ese “Panterismo Negro”. Es el argumento usado a lo largo de 41 años. Burl Cain ha dicho en repetidas ocasiones que aunque fuera declarado inocente , todavía lo mantendrían en aislamiento, debido al Panterismo Negro.”

AMY GOODMAN: Quiero ir a un clip de Herman Wallace en el que describe con sus propias palabras el impacto del régimen de aislamiento en su propio cuerpo. Esto es de la película que acaba de estrenarse este verano en POV, llamada. 'La casa de Herman'.

HERMAN WALLACE: “Estar en una jaula durante un período tan largo de tiempo tiene sus desventajas. Quiero decir, puede que no lo sientas, puede que no lo sepas, puedes pensar que estás bien, y sólo avanzas superficialmente. Sin embargo, cuando te sacan de ese tipo de situación y te colocan en un entorno abierto en el que estás respirando ese oxígeno y está entrando en tus pulmones, sientes algo que crece dentro de ti, y comienzas a desarrollar algo distinto en tu interior. Yo incluso vi mi cuerpo. Me he mirado en el espejo, y he visto mis músculos y la [pitido] comenzar a aparecer por ahí. Empecé a correr más rápido y [pitido]. Y digo: '¿Qué diablos está pasando aquí?'. Conservé mucho de ello. Pero luego me encerraron de nuevo tras ocho meses. Y estar encerrado así… mi cuerpo entero estaba confuso.”

AMY GOODMAN: Esto fue Herman Wallace describiendo el confinamiento solitario. Jackie , usted ha hablado mucho con él sobre esto.

JACKIE SUMELL: Sí. Una de las cosas que quiero dejar claro, Amy, es que el Estado de Louisiana no ha contado nunca con la inyección letal para matar a sus encarcelados. ¿Cierto? Hay una historia documentada de negligencia, de abuso, de castigo cruel e inusual, y lo que yo llamaría la “injusticia letal” , que es la negación y el retraso de un debido proceso o de nuestras llamadas garantías constitucionales. Y en ese marco, tienes hombres que están pasando 40 años en régimen de aislamiento.

AMY GOODMAN: Jackie , usted hizo algo increíble con Herman Wallace. Usted le escribió ¿y le dijo que quería construir una casa que él diseñaría?

JACKIE SUMELL: Sí, es inusual. ¿Cuál fue la pregunta que le formuló? Yo estaba en la Universidad de Stanford , con una beca para estudiar arte , cuando conocí a Robert King . Y fue muy difícil para mí… Uno de las tres de Angola, el que fue puesto en libertad.

AMY GOODMAN: El que fue puesto en libertad.

JACKIE SUMELL: Fue casi dos meses después de su liberación. Y fue muy difícil para mí contextualizar mi privilegio con relación a la situación que Herman y Albert seguían padeciendo. Yo sabía que tenía que hacer algo, y mi mayor herramienta es mi imaginación, así que le pregunté a Herman con qué tipo de casa soñaba tras haber pasado, en aquel entonces, 30 años en régimen de aislamiento en una caja de 2 por 3 metros . Y lo hice con la esperanza de que tuviera la oportunidad de usar su imaginación para salir de aquella caja. Quiero poner un clip de Herman de “La casa de Herman” donde Herman Wallace describe qué tipo de casa le gustaría tener.

HERMAN WALLACE: “Jackie , en tu carta me preguntas qué tipo de casa soñaría tener un hombre que vive en un celda de 2 por 3 metros. En la parte delantera de la casa tengo tres áreas cuadradas de jardines. Los jardines son para mí lo más fácil de imaginar, y puedo ver que, seguro, estarían llenas de gardenias, claveles y tulipanes. Esto es de suma importancia. Me gustaría que los invitados fueran capaces de sonreír y caminar a través de las flores durante todo el año.”

AMY GOODMAN: Esto no es sólo un producto de la imaginación de Herman Wallace , Jackie. Usted está construyendo esta casa. Está aquí comprando una propiedad para esta casa, mientras Herman Wallace yace moribundo en un hospital de la prisión.

JACKIE SUMELL: Sí, me comprometí con Herman hace unos 10 años en que iba a construir su casa de ensueño, con la intención , como usted ha dicho al comienzo de este segmento , de que esta casa sea un testimonio de su imaginación, del triunfo de la imaginación, y del legado de Herman ’, que sobrevivirá a la carne y a los huesos, ya sabes, el legado de Herman, su compromiso con el pueblo y la historia de su injusticia. Y es importante construir esta casa en la capital carcelaria del mundo.

AMY GOODMAN: Quiero ir al final de “La casa de Herman”, el documental, donde Herman Wallace describe un sueño. Escuchen con atención.

HERMAN WALLACE: “Tuve un sueño en el que llegaba a la puerta principal, y había un montón de gente ahí fuera . Y no vas a creerlo, pero yo estaba saliendo mientras bailaba. Estaba haciendo el “jitterbug” . Estaba haciendo todo tipo de locuras, estupideces [pitido ] , ¿sabes? Y la gente simplemente estaba riendo y aplaudiendo y [pitido ] , ya sabes , hasta que salí por la puerta . Y me acuerdo de ese sueño, y miro a mi alrededor, y me veo, y están todos los hermanos en la ventana despidiéndose y haciendo un gesto con el puño, ¿sabes? Es duro. Es tan real… puedo sentirlo incluso ahora, mientras hablo de ello.”

AMY GOODMAN: Herman Wallace , describiendo su sueño de libertad. Malik Rahim, sus reflexiones, mientras terminamos por hoy: no sabemos cuántos minutos o días le quedan a Herman Wallace.

MALIK RAHIM: Creo que éste es uno de los momentos más tristes de mi vida. No hubiera habido una causa común de no ser por los “Tres de Angola” . Y si no hubiera habido una causa común , entonces ¿qué habría sido de las más de 200.000 personas a las que se benefician de los servicios directos? No se puede decir que la justicia prevalece cuando tienes personas bajo las más duras condiciones, pasando por los veranos más brutales y los inviernos más fríos, encerrados en las celdas, y tener suficiente compasión para ayudar a salvar esta ciudad que literalmente se ha olvidado ellos. Nunca habría surgido una causa común sin eso. Comenzó con un partidario de los “Tres de Angola”, Scott Crow. Nunca hubiera sido posible sin los “Tres de Angola”. Y la recompensa que obtiene por salvar esta ciudad y esta zona, es morir en una celda de prisión. Es algo que, ya sabes, que deja un sabor amargo en la boca.

AMY GOODMAN: Malik y Jackie , quiero darles las gracias por estar con nosotros. Malik Rahim, uno de los fundadores del “Partido de los Panteras Negras” en Luisiana, conoció a Herman Wallace en la cárcel y terminó siendo candidato al Congreso por el Partido Verde. Jackie Sumell está construyendo la casa con la que Herman ha soñado. “La casa de Herman” describe su colaboración en PBS POV.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio