Clicky

Honduras: se retrasan los resultados finales de las elecciones presidenciales mientras el candidato opositor supera al actual presidente

Original en Español29 de noviembre de 2017
Escuche
Otros formatos
Escuche

En Honduras crecen las tensiones después de que el Tribunal Supremo Electoral no haya publicado los resultados definitivos de las elecciones presidenciales del pasado domingo 26 de noviembre. Las predicciones apuntaban que el candidato que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, el actual presidente del país, Juan Orlando Hernández, ganaría la contienda electoral a pesar de las crecientes preocupaciones que ha generado su gobierno por la concentración de poder y el auge del militarismo. Pero en un giro inesperado, los resultados parciales de las elecciones muestran a su contrincante, Salvador Nasralla, en la delantera. Para expandir el tema hablamos con Suyapa Portillo, profesora asistente de Estudios Chicano/Latinos del Pitzer College, quien acaba de regresar de Honduras donde se desempeñó como observadora electoral en las elecciones del 26 de noviembre.

Transcripción

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! Democracynow.org. Soy Amy Goodman. En Honduras crecen las tensiones después de que el Tribunal Supremo Electoral no haya publicado los resultados definitivos de las elecciones presidenciales del 26 de noviembre. Las predicciones apuntaban que el candidato que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, el actual presidente del país Juan Orlando Hernández, ganaría la contienda electoral, a pesar de las crecientes preocupaciones que ha generado su gobierno por la concentración de poder y el auge del militarismo.

Pero en un giro inesperado, los resultados parciales de las elecciones muestran a su contrincante, Salvador Nasralla, en la delantera. Nasralla, candidato del partido Alianza de Oposición contra la Dictadura, se pronunció el martes al respecto.

SALVADOR NASRALLA: El presidente del tribunal electoral, que es una persona que ha trabajado con el Partido Nacional toda su vida, es un asalariado, dijo que el 85% de las actas serían transmitidas pero cuando llegó a 70% y se dio cuenta que nosotros íbamos ganando recibió la orden de su jefe, que es Juan Orlando Hernández, y le dijo: “no transmitas más”. Y entonces detuvieron la transmisión el domingo en la noche.

AMY GOODMAN: Este es Guillermo Valle, líder del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata, que es parte de la coalición que formó la Alianza de Oposición contra la Dictadura, el partido de Salvador Nasralla.

GUILLERMO VALLE: Nosotros hemos mandado una alerta urgente, para nosotros es crítica, gravísima la situación donde los traidores conspiradores del gobierno están dando prácticamente un golpe de Estado.

AMY GOODMAN: Para expandir el tema nos acompaña Suyapa Portillo, profesora asistente de Estudios Chicano/Latinos del Pitzer College, quien acaba de regresar de Honduras donde se desempeñó como observadora electoral en las elecciones del 26 de noviembre. Profesora Portillo, ¿Cuál es la situación actual en Honduras?

SUYAPA PORTILLO: Bueno, el domingo 26 de noviembre se dieron las elecciones en Honduras para los partidos, después del golpe de Estado ya no son los partidos Liberal y Nacional, tenemos 10 partidos que compitieron por la posición de presidente. Y en esa elección, al final de la noche, no quisieron reportar quienes eran los ganadores, dijeron que iban a reportar a las 7 de la noche, y no fue hasta la 1:40 de la mañana del siguiente día que reportaron que el partido de Alianza Contra la Dictadura y el presidente electo, Salvador Nasralla, estaba ganando por 45% y que el presidente que está ahorita, Juan Orlando, estaba en 34%. Pero de ahí en adelante no han dado otro reporte y no hay transparencia en el Tribunal Electoral. Ahorita no hay ninguna transparencia sobre lo que está pasando ahí, pero el partido de Alianza Libre está definitivamente celebrando en las calles en este momento. Pero el mundo está a la expectativa de ver lo que va a pasara al anunciar quien va a ser el candidato que se ganó la mayoría de los votos.

AMY GOODMAN: ¿Quién es Salvador Nasralla?

SUYAPA PORTILLO: Salvador Nasralla es una figura de la televisión hondureña, él tenía un show de fútbol muy famoso, es muy famoso en las ciudades como Tegucigalpa, San Pedro Sula, la Ceiba, su show era muy visto. Después del golpe de Estado el estableció un partido que se llama el Partido Anti Corrupción, que en realidad ganó el tercer lugar en las elecciones del 2013. Salvador Nasralla llamó la atención de la gente joven, de la gente que está en conexión con la televisión y los medios de comunicación. Hace año y medio, algo así, el presidente del Partido Libre, Manuel Zelaya Rosales, se reunió con varios partidos incluyendo el Partido Anti Corrupción y determinó que esta sería una buena alianza, los dos determinaron eso y esta alianza ha logrado hacer mucho porque Nasralla y su partido eran muy populares en las áreas urbanas pero en las áreas más rurales no tenía mucha popularidad, ahí es donde el Partido Libre pudo complementar esa popularidad que tiene Nasralla en las ciudades y así fue como nació la alianza, incluyendo algunos otros partidos, pero en realidad esta fue la gran alianza que se formó que llevó a la victoria al partido Alianza Libre.

AMY GOODMAN: Y nos puede decir quien es Juan Orlando Hernández, el presidente actual de Honduras, y porque ha sido tan sorprendente que se encuentre en segundo lugar, aunque hasta el momento el Tribunal Electoral no ha publicado los resultados finales de las elecciones. ¿Háblenos del modo en que Juan Orlando Hernández llegó al poder y de lo que ha pasado en estas últimas elecciones?

SUYAPA PORTILLO: Juan Orlando Hernández nació en el Partido Nacional después del golpe de Estado, se convirtió en el presidente del Congreso y tenía una campaña con mucho dinero. Tenía muchos spots en la televisión en el 2013 y le ganó a Xiomara, pero se considera que en realidad ganó por corrupción en el 2013. Después nos dimos cuenta de que robó 90 millones de dólares del Instituto de Salud Pública y que ese dinero fue usado, posiblemente, para pagar por su campaña en esa época, en el 2013, se considera que hubo bastante fraude. El Partido Libre era nuevo, estaba construyendo su base y estaba construyendo su método. Juan Orlando Hernández es una figura compleja porque llega al poder y lo primero que hace es formar, por ejemplo, la policía militar, dar concesiones de territorio nacional a capitalistas internacionales pero también a miembros de su familia, personas conocidas, es a lo que le llamamos en América Latina una oligarquía, donde él tiene relaciones con personas en el mundo de los negocios, y a sus familiares asignados a todas las oficinas importantes de la nación —sus primos, su hermana— y controla el Tribunal Supremo Electoral. Él asigna a esas personas, controla la Corte Suprema y decide que quiere reelegirse. Si ustedes se acuerdan, Manuel Zelaya Rosales fue destituido porque quiso reelegirse durante la consulta popular en el 2009. Pero ahora este presidente como controla todo los sistemas de gobierno ha podido orquestar que lo escojan a él para poder reelegirse en el partido, algo que violenta la Constitución de Honduras. Y como ustedes ya han visto, la gente ha salido a protestar y ha salido con su voto, con su sufragio para decir que no queremos ese tipo de acción del Partido Nacional, pero también de Juan Orlando Hernández. Juan Orlando Hernández también ha sido una mano dura para Honduras, estamos viendo altos niveles de violencia, estamos viendo impunidad, más de 2.000 personas muertas después del golpe de Estado y nadie ha ido a la cárcel, nadie ha llegado a la corte, no ha habido justicia y hay mucha impunidad en el país. Hay una tasa alta de desconfianza, la organización de Radio Progreso el ERIC (Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación) ha conducido una encuesta donde preguntan cuál es la confianza que tienen en el gobierno y el 71% de las personas respondieron que no confían en el gobierno ni ninguna de sus oficinas e instituciones. Estamos viendo una situación en la que el pueblo no confía en que este sea un líder confiable, y que en realidad están saqueando el gobierno como lo han visto en el Instituto de Salud y como lo han visto en otras situaciones. Juan Orlando Hernández ha recibido dinero de EEUU para la Alianza por el Progreso, para [enfrentar] la situación de violencia y para prevenir la migración, pero en realidad ese dinero ha sido utilizado para la militarización de las comunidades, para tener policía militar y comandos que están abusando de la comunidad y de los derechos humanos en Honduras.

AMY GOODMAN: Profesora Portillo, háblenos sobre el rol de Estados Unidos en Honduras. Es interesante que el general John Kelly, quien fue el jefe del Comando Sur de Estados Unidos durante el gobierno del presidente Obama, y quien obviamente tuvo un gran rol en Honduras, después se convirtió en el jefe del Departamento de Seguridad Nacional, jugando un gran papel en las deportaciones en la frontera y ahora es el jefe de gabinete de Donald Trump. ¿Cuántos militares estadounidenses hay en Honduras? Háblenos sobre la militarización de Honduras.

SUYAPA PORTILLO: El rol de Estados Unidos siempre ha sido complejo en Honduras y en Centroamérica, como ya ustedes saben. Tenemos una presencia constante en la base aérea José Enrique Soto Cano de Estados Unidos desde los 80, ahí hay una presencia militar estadounidense constante que no se ha ido y creo que este año se mandó una unidad, creo que de Arkansas a Honduras, supuestamente para mantener el orden. Es complejo, son tres cosas: uno es el alcance diplomático del departamento de Estado, que ha sido constante, como lo han visto con Hillary Clinton, el presidente Obama y ahora con este nuevo presidente Trump. Luego está la colaboración militar, porque muchos de los militares en Honduras fueron entrenados en la Escuela de las Américas y están conectados, los militares, capitanes y generales de Honduras con personas y generales aquí en Estados Unidos, porque en los 80 estos militares o estas personas fueron clave para Estados Unidos, para controlar y dar acceso para luchar contra Nicaragua y El Salvador. En Honduras se entrenaron los contrarevolucionarios que cometieron todo tipos de crímenes en El Salvador y Nicaragua, entonces esto es complejo porque estas relaciones siguen entre el Comando Sur y los generales en Honduras. Igual tenemos la presencia de la embajada de Estados Unidos que aunque pertenece al departamento de Estado y técnicamente es diplomática, han tenido una colaboración muy grande con los partidos políticos, se han involucrado en las elecciones, se han involucrado en todo tipo de acciones en Centroamérica y en Honduras específicamente. Estoy hablando de que estas entidades han afectado dramáticamente los resultados de elecciones, durante el siglo XX se han involucrado profundamente en la persecución de líderes izquierdistas, en la persecución de personas que no han sido parte de la visión de lo que quiere ver Estados Unidos en Centroamérica y en Honduras. La última cosa es que Honduras está posicionada geopolíticamente en un lugar crítico para Estados Unidos, desde Honduras pueden ver lo que está pasando en Cuba, pueden ver lo que está pasando en Venezuela, en Nicaragua. Desafortunadamente, el lugar que Honduras ocupa en el mundo, no solo metafóricamente, sino también físicamente, ha sido importante para Estados Unidos para mantener el control por diferentes razones por todo el siglo XX.

AMY GOODMAN: Profesora Portillo, ¿jugó algún papel el asesinato de Berta Cáceres, la gran activista medioambiental que fue asesinada en 2016 en su casa en la Esperanza, en estas elecciones?

SUYAPA PORTILLO: Definitivamente, el asesinato de Berta Cáceres tiene al pueblo Hondureño indignado por lo que le pasó a Berta Cáceres, quien fue candidata a la vicepresidencia en el 2006 cuando se eligió a Manuel Zelaya Rosales. Ella era una persona muy querida, en la resistencia popular, que un sector muy grande de la clase trabajadora, de la gente pobre, de los indígenas, la comunidad garífuna. Esto fue algo indignante para la población en Honduras, pero también para la población internacional. Hay que acordarse que las comunidades garífunas y las comunidades indígenas han estado luchando por mucho tiempo para ser vistos en su propio país, para ser respetados en su propio país, para que sus tierras sean respetadas en su propio país y cuando eso no pasa, porque estos gobiernos nacionalistas no hacen eso, tienen que recurrir al mundo internacional para que la presión internacional haga a estos gobiernos hacer lo correcto y proteger los derechos de las comunidades indígenas y afrodescendientes, esa presión internacional no fue vista antes hasta el asesinato de Berta Cáceres.

AMY GOODMAN: Esta era Suyapa Portillo, profesora asistente de Estudios Chicano/Latinos en Pitzer College, quien acaba de regresar de Honduras donde se desempeñó como observadora electoral en las elecciones del 26 de noviembre. Para ver nuestra entrevista completa en inglés con Suyapa Portillo visite DemocracyNow.org. Soy Amy Goodman con Democracy Now!

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.

Realice una donación
Up arrowInicio