Clicky

¿Los agentes de inmigración de Estados Unidos están persiguiendo a activistas indocumentados por su trabajo político?

Original en Español07 de abril de 2017
Escuche
Otros formatos
Escuche

¿Los agentes de inmigración de Estados Unidos están persiguiendo a organizadores indocumentados por su trabajo político? Esa es la pregunta que muchos se están haciendo, después de que tres destacados activistas a favor de los derechos de los inmigrantes de Vermont fueran detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE); los organizadores locales consideran que se trata de un claro caso de venganza política. Para saber más de este tema, puede ver la entrevista que le hicimos a Enrique Balcazar, Zully Palacios y Matt Cameron. Balcazar y Palacios fueron liberados tras permanecer once días en la cárcel. Ambos son líderes de la organización Justicia Migrante. Los activistas fueron detenidos por agentes encubiertos del Servicio de Inmigración en Burlington, Vermont, a principios de este mes cuando salían de la oficina de Justicia Migrante. Balcazar, conocido como Kike, trabaja en el equipo de trabajo sobre inmigración del fiscal general de Vermont T.J. Donovan, creado para responder a las políticas inmigratorias del gobierno de Trump. Un tercer activista de Justicia Migrante, César Alex Carillo, permanece en la cárcel tras haber sido detenido por ICE. Cameron es su abogado de inmigración.

AMY GOODMAN: El jueves 30 de marzo, Democracy Now! habló con ellos, dos días después de su regreso a casa. Comenzamos la entrevista preguntándole a Zully Palacios el tiempo que permaneció en la cárcel.

ZULLY PALACIOS: Fueron once días. Los once días más largos de mi vida, jamás los voy a olvidar.

AMY GOODMAN: Puede describir las condiciones de su detención, ¿dónde estuvo encarcelada por más tiempo y cuáles eran las condiciones en ese lugar?

ZULLY PALACIOS: La primera vez me trasladaron a la cárcel de aquí de Vermont. Es un lugar donde ningún ser humano debería estar encerrado, un espacio muy pequeño. Se practica la tortura, tortura sicológica, no se tiene contacto con las personas, te tienen cautivo allí solo, con una ventanita desde donde puedes ver la luz del día, y acompañado de oscuridad. Fueron unos días horribles, las puertas sonaban muy a menudo, y había más personas ahí. A los otros no podía verlos, me tenían sola, sin comunicación.

AMY GOODMAN: Kike Balcazar, ¿puede hablar de su detención? ¿Cuándo fue encarcelado, fue separado de Zully?

ENRIQUE BALCAZAR: Sí, desafortunadamente hay un ataque grande hacia las comunidades inmigrantes en este país con la nueva administración del presidente Donald Trump. En Vermont lo hemos vivido: lo que vivimos Zully y yo, y también Álex, que sigue detenido, es una experiencia muy triste, la verdad. La manera en que están persiguiendo a toda la comunidad, a personas que no tenemos ningún récord criminal y que defendemos nuestros derechos, que creemos en los valores de EEUU y queremos formar parte de este país y de esta comunidad tan bonita en todo Estados Unidos. Entonces, el momento en que nos detuvieron fueron unos segundos de nervios, de no saber qué pasaba, exigíamos saber por qué, quiénes eran. Lo único que escuchábamos eran gritos, estábamos aterrorizados. Luego nos separaron en cárceles diferentes. Yo estuve 36 horas encerrado en Swanton, donde no tuve contacto, y no me dejaron hacer llamadas, como tampoco a Zully. Aunque el primer día traté de contactar a mi abogado después de exigirlo, no tuve la fortuna de poder contactar con él. Pero sí, todo lo que se vive ahí es totalmente triste, como mencionó Zully: la manera en que te torturan, la manera en que te tratan… Es totalmente triste lo que se vive ahí, todas las personas inocentes que son detenidas cada día.

AMY GOODMAN: Kike, ¿puede hablar de la campaña “Leche con Dignidad” que usted cofundó hace dos años? ¿Qué trabajo ha estado realizando en Vermont?

ENRIQUE BALCAZAR: En Vermont somos una comunidad muy unida, que trabajamos y ayudamos a sostener la industria lechera. Como sabemos que alrededor del mundo hay violaciones a los derechos humanos, los cuales nadie puede soportar, tenemos que organizarnos nosotros mismos: nos reunimos con la comunidad para hablar de los problemas comunes que nos toca enfrentar en el trabajo, en las calles; sobre asuntos de salud… Hemos llevado a cabo campañas exitosas, y ahora estamos con una campaña nueva que ha sido una prioridad de la comunidad, a través de reuniones, de encuestas, y de mucha investigación. Creamos lo que es la campana “Leche con Dignidad” . La campaña “Leche con Dignidad” consiste en asegurar los derechos humanos de los trabajadores en los ranchos lecheros, como los sueldos, horarios de trabajo y condiciones de vivienda. Esto es hacer responsable a las grandes corporaciones que compran la leche y que se hacen ricas con el producto que hacemos los inmigrantes en este estado.

AMY GOODMAN: Una de las compañías con base en Vermont a la que están presionando es Ben & Jerry’s. ¿Cuál ha sido la respuesta de la compañía? ¿Y cuáles son sus exigencias?

ENRIQUE BALCAZAR: Nosotros, después de aprender del modelo exitoso de Fair Food Program en Florida, que asegura los derechos humanos de los que trabajan el tomate, diseñamos nuestro programa. Para ello, teníamos que identificar a las grandes compañías que compran la leche, aquí en Vermont. Ben & Jerry’s es una compañía de helados fundada en Vermont y que ahora está en varias partes del mundo. Está dentro del comercio justo dentro de responsabilidad social, lo cual es muy bueno, pero no tiene protecciones para los que hacemos el trabajo, los que ordeñamos las vacas. Entonces, nosotros, hace ya dos años, en 2015, empezamos a hablar con ellos, a llamarles para que tuviéramos una reunión y habláramos de esto. Al principio fue realmente muy difícil: nos echaban de la mesa, nos decían que no teníamos nada que hacer ahí, que eran cosas de labor, asuntos de inmigración… Nosotros insistimos hasta llegar a una campaña para que firmaran un acuerdo de corporación con el fin de negociar y hacer este programa realidad, asegurar los derechos humanos. Pero ya son más de dos años, estamos en el 2017 y aún seguimos sin negociaciones. Queremos que Ben & Jerry’s por favor cierre este contrato para poder asegurar los derechos humanos de los ranchos en Vermont.

AMY GOODMAN: Zully, ¿cree que fue arrestada por su activismo o simplemente porque dejó caducar su visa en Estados Unidos?

ZULLY PALACIOS: Estoy segura de que ellos me buscaron más por el trabajo que realizo, que es defender los derechos humanos, que por otra cosa. Porque ellos lo que buscan es infundir miedo a la comunidad, intimidarnos y hacer que regresemos a las sombras. Pero no lo van a lograr. Estoy hoy aquí más fuerte que nunca para seguir defendiendo los derechos humanos.

AMY GOODMAN: Hay una polémica en Vermont sobre el uso de presos para el trabajo en las granjas lecheras, si inmigrantes como ustedes son el blanco de los agentes de inmigración. Kike, ¿qué puede explicarnos sobre esto?

ENRIQUE BALCAZAR: Es triste, es triste lo que toda esta administración ha traído a la mesa, hablar de poner prisioneros a trabajar en ranchos lecheros es totalmente injusto, las personas que están ahí no merecen eso. Es una explotación laboral y no podemos regresar a esos tiempos, regresaríamos a los tiempos de esclavitud. Tenemos que hablar de cómo proteger a las personas que estamos trabajando hace años, ayudando a sostener esta industria, los inmigrantes que estamos ahí cada día.

AMY GOODMAN: Finalmente, quiero preguntarles a ambos, los dos se encuentran ahora en proceso de deportación. ¿Afecta esto su trabajo como activistas en Vermont? Comencemos con Zully.

ZULLY PALACIOS: Como ya he mencionado anteriormente, haber pasado por esta experiencia me hizo más fuerte. Quiero simplemente seguir adelante, luchando por todos nosotros, para pertenecer a esta comunidad de Estados Unidos y ser parte de esta comunidad de Vermont. Me afecta, pero de manera positiva: en ser fuerte, en seguir adelante, en no tener miedo, en utilizar el miedo como un poder para mí y luchar, luchar hasta conseguir muchas cosas más.

AMY GOODMAN: Zully, ¿qué sintió cuando fue liberada?

ZULLY PALACIOS: Fue un momento en el que me sentí alegre de volver a ver a mis amigos, de volver a ver la luz del día. Pero al mismo tiempo me sentía muy triste, porque dentro de la cárcel hice amistades muy lindas con personas inocentes que están allí meses tras meses, algunas 10 meses. No saben qué es lo que va a pasar. Me sentía triste por ellas, porque yo estaba fuera, pero ellos seguían ahí. Yo, cuando salí, quería traer a estas personas conmigo. Me sentía triste y alegre: era un sentimiento mixto. Hay muchas personas inocentes: madres de familia que dejan a sus hijos. Queremos que dejen de separar a las familias, de tenernos cautivas, de robarnos la libertad.

AMY GOODMAN: Y, Kike Balcazar, ¿puede compartir su mensaje final con la gente, especialmente con otros inmigrantes que estén viendo y escuchando esta entrevista? ¿Cuál es el significado de lo que pasó y cómo la gente puede protegerse? Y también, háblenos de la solidaridad que ha recibido su caso.

ENRIQUE BALCAZAR: Primero quiero dar el número de Ben & Jerry’s. Como mencioné, estamos en la campaña “Leche con Dignidad” , y todavía no tenemos cerrado un acuerdo. Invito a toda la comunidad que está escuchando a que por favor llamen para decir que ya necesitan firmar este acuerdo que los trabajadores de las lecherías en Vermont estamos exigiendo. El número es (802) 846-1500. Sería muy fuerte este apoyo, esta solidaridad con los trabajadores de Vermont. Para toda mi comunidad alrededor del país el miedo no es una opción, esta administración quiere que regresemos a las sombras: intimidando y haciendo que los policías colaboren con migración y en redadas, lo cual es totalmente injusto para nosotros. Por ello, pido a la comunidad que no tengamos miedo, que siempre hablemos y defendamos nuestros derechos; queremos ser parte de esta comunidad alrededor del país, y que defendamos esos derechos, siempre, que no perdamos la fe y que nos organicemos, siempre. Ese es el mensaje que yo quiero mandar a todos mis compañeros latinoamericanos alrededor del mundo, los que estamos viviendo en este país enfrentando momentos muy difíciles porque es verdad, el miedo existe, pero no es una barrera para luchar por nuestros derechos y hacer cambiar esto.


Producido por Clara Ibarra, Igor Moreno, Carolina Flórez y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.

Realice una donación
Up arrowInicio