“A todos los políticos de EE.UU.: si recibes dinero de la Asociación Nacional del Rifle, has elegido la muerte”: Alex Wind sobreviviente del tiroteo escolar en Parkland

Exclusivo Web26 de marzo de 2018
Escuche
Otros formatos
Escuche

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

Más de un millón de estudiantes, padres, docentes y activistas contra la violencia salieron a las calles el sábado para la “Marcha por nuestras vidas” en todo el mundo. El histórico día de acción fue organizado por los estudiantes sobrevivientes de la masacre del Día de San Valentín en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, ubicada en Parkland, Florida, donde murieron 17 personas: 14 estudiantes y tres profesores. En Washington DC, jóvenes de todas partes de Estados Unidos, desde Parkland hasta Chicago, subieron al escenario para denunciar el poder de la Asociación Nacional del Rifle y la epidemia de violencia armada que asuela Estados Unidos. Una de las personas que habló fue Alex Wind, estudiante sobreviviente del tiroteo escolar en Parkland.

ALEX WIND: Mi nombre es Alex Wind. Soy estudiante de la escuela secundaria en Marjory Stoneman Douglas. A raíz de la tragedia del 14 de febrero, nosotros, como estudiantes, como jóvenes, decidimos que si los adultos no iban a tomar medidas, nosotros lo haríamos. No se ha aprobado ninguna legislación relacionada con las armas de fuego en este Estados Unidos desde 2008, hace 10 años. Desde 2008, ha habido al menos 95 tiroteos masivos en este país, cientos, miles de casos de violencia sin sentido en las ciudades de nuestra nación, en ciudades como Miami, Chicago y Baltimore. Necesitamos que esto se detenga. La gente cree que los jóvenes de este país somos insignificantes. La gente cree que los jóvenes no tenemos voz. Cuando Juana de Arco luchó contra las fuerzas inglesas, tenía 17 años. Cuando Mozart escribió su primera sinfonía, tenía 8 años. Para aquellas personas que nos dicen que los adolescentes no podemos hacer nada, les digo que somos los únicos que pudimos hacer posible este movimiento.

Juntos, alzaremos nuestras voces para asegurarnos de que nuestras escuelas, iglesias, cines, conciertos y nuestras calles se vuelvan más seguras, sin que parezcan prisiones. Si los maestros comienzan a portar armas, ¿van a armar también a nuestros pastores, clérigos y rabinos? ¿Van a armar también al que escanea las entradas en el cine? ¿Van a armar a la persona que usa el disfraz de Mickey Mouse en Disney? Esto es lo que quiere la Asociación Nacional del Rifle, ¡y no lo aceptaremos! ¡No necesitaríamos detectores de metales, mochilas transparentes y más armas en nuestras calles, si no hubiera armas de guerra en manos de civiles!

Durante demasiado tiempo, nuestro gobierno ha sido inútil en este tema. Nuestro trabajo, como sus constituyentes, es asegurarnos de saber lo que piensan. Hay más de 250 representantes que no se han pronunciado públicamente sobre este problema. Nuestro trabajo es asegurarnos de llamarlos y sacarlos de las sombras de la corrupción para ponerlos a la luz de la justicia. Como adolescentes, la gente piensa que no nos gusta esperar para conseguir las cosas. Y a veces tienen razón. Muchos de ustedes probablemente se estén preguntando: “¿Y ahora qué?” Ahora, necesitamos unirnos en todos los frentes y dejar de lado a los que nos dividen. Ahora tenemos que ponernos en contacto telefónico y llamar a nuestros representantes y presionarlos para que dejen de calentar sus asientos y tomen acción. Ahora tenemos que educarnos sobre qué políticos realmente trabajan para la gente y por quiénes queremos votar. Porque, después de todo, ¡las balas no discriminan! Entonces, ¿por qué deberíamos hacerlo nosotros? No se trata de tu raza. No se trata de tu orientación sexual. No se trata de tu origen étnico. No se trata de tu identidad de género. No se trata de dónde vives o cuánto dinero ganas. Y ciertamente no se trata de un partido político. Todo se reduce a escoger vida o muerte.

Quiero decirles a todos los políticos: si tomas dinero de la Asociación Nacional del Rifle, has elegido la muerte. Si no has expresado a tus electores una postura pública sobre este tema, has elegido la muerte. Si no estás con nosotros y dices: “Tenemos que aprobar una legislación sobre armas con sentido común”, has elegido la muerte. Y ninguna de las millones de personas que marcha hoy en este país se detendrá, hasta ver a quienes están en contra de nosotros fuera de sus cargos, ¡porque elegimos la vida! Gracias. ¡Los amo a todos!

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio