Activistas denuncian que la ley que declara a Israel como Estado nación judío establece un racismo constitucional contra los palestinos

Reportaje23 de julio de 2018

En la frontera de Israel con Gaza se mantiene un frágil alto el fuego después de la violencia del viernes, que resultó en la muerte de cuatro palestinos y un soldado israelí. Durante este estallido, Israel lanzó decenas de ataques que, según afirmó, fueron dirigidos contra misiles y morteros de Hamas. La muerte del soldado israelí el viernes fue la primera en registrarse desde el inicio de las protestas palestinas no violentas en la frontera, que se desarrollan semanalmente desde marzo. En este período, el fuego de las fuerzas de defensa de Israel ha matado al menos a 140 palestinos y miles han resultado heridos. Mientras tanto, los legisladores israelíes aprobaron el jueves una polémica ley que define a Israel como el Estado nación del pueblo judío y otorga solo a los judíos el derecho a la autodeterminación. La ley, que ha generado fuerte oposición, declara el hebreo como el único idioma oficial del país y promueve la construcción de asentamientos solo judíos en los territorios ocupados como un “valor nacional”.

Para profundizar esta información, hablamos con Yousef Munayyer, director ejecutivo de la Campaña estadounidense por los derechos de los palestinos, y con Rebecca Vilkomerson, directora ejecutiva de la organización Jewish Voice for Peace, coautora de una nueva nota de opinión en el periódico The Independent titulada: “As Jews, we reject the myth that it’s antisemitic to call Israel racist” (Desde nuestro judaísmo, negamos el mito de que es antisemita llamar racista a Israel).

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Terminamos el programa de hoy en Israel, donde se mantiene un frágil alto el fuego después de la violencia del viernes, que resultó en la muerte de cuatro palestinos y un soldado israelí en la frontera con Gaza. Durante este nuevo estallido de violencia, Israel lanzó decenas de ataques afirmando que estaban dirigidos contra misiles y morteros de Hamas. La muerte del soldado israelí el viernes fue la primera en registrarse desde el inicio de las protestas no violentas que el pueblo palestino realiza semanalmente en la frontera desde marzo. En este período, al menos 140 personas palestinas han muerto por los disparos de las fuerzas de defensa de Israel, y más de 12.000 han resultado heridas.

En este contexto, los legisladores israelíes aprobaron el jueves una polémica ley que define a Israel como el Estado nación del pueblo judío y otorga solo a los judíos el derecho a la autodeterminación. La ley, que ha generado fuerte oposición, declara el hebreo como el único idioma oficial del país y promueve la construcción de asentamientos únicamente judíos en los territorios ocupados como un “valor nacional”. Escuchemos al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

PRIMER MINISTRO BENJAMIN NETANYAHU: Este es un momento decisivo en la historia del sionismo y del Estado de Israel.

AMY GOODMAN: La polémica ley fue aprobada por 62 votos contra 55, pasando por alto la objeción de legisladores árabe-israelíes, quienes arrojaron sus papeles al aire en señal de protesta después de la votación.

Para hablar más sobre el tema, nos comunicamos en directo por video llamada con Yousef Munayyer, director ejecutivo de la Campaña Estadounidense por los Derechos Palestinos. Y aquí en el estudio, nos acompaña Rebecca Vilkomerson, directora ejecutiva de la organización Jewish Voice for Peace, coautora de una reciente nota de opinión en el periódico The Independent titulada: “As Jews, we reject the myth that it’s antisemitic to call Israel racist” (Desde nuestro judaísmo, rechazamos el mito que dice que es antisemita llamar racista a Israel).

Les damos la bienvenida a Democracy Now! Yousef, empecemos contigo. Háblanos sobre lo que está sucediendo en Gaza en este momento, con 140 personas muertas en las protestas, y también sobre la ley aprobada el jueves.

YOUSEF MUNAYYER: Bueno, claro. Los sucesos más recientes que hemos visto en la Franja de Gaza son una especie de escalada de violencia que ocurre cada tanto y que fuerza, bueno, a muchos medios de comunicación en Estados Unidos y en todo el mundo a conectarse de nuevo con lo que ocurre en Gaza, a raíz del temor de que estemos al borde de otro gran bombardeo de parte de Israel. Pero la realidad es que en los momentos en que no estamos conectados con lo que pasa allí, el pueblo palestino igual está enfrentando una violencia constante y estructural debido a la ocupación, debido a la política israelí del bloqueo y debido a los métodos violentos que el ejército israelí usa para ejecutar y sostener esas políticas. Esto sucede todo el tiempo en Israel. Y en su conjunto, es parte de un plan más amplio del Estado de Israel de aplacar cualquier tipo de resistencia a lo que quiere hacer en todo el territorio, que es es imponer su voluntad sobre la población palestina nativa, tanto en Cisjordania y Gaza, los territorios ocupados, como en la gente palestina que es ciudadana de Israel. Esto se basa en la premisa de que es la población judía la que tiene el control, la que merece tener el control y que todos los derechos que puedan otorgarse a la gente no judía son más bien un favor y no algo que el Estado judío debe hacer según los principios de igualdad, tolerancia, democracia y cosas por el estilo. Y el paso más reciente que ha tomado la Knesset (Parlamento israelí), que es la aprobación de esta ley, creo que es la mejor prueba de esto.

La ley muestra muy claramente que a los gobernantes israelíes ya no les importa, bueno, ni siquiera quieren aparentar buscar un equilibrio entre ser un Estado judío y una democracia. O sea, creo que en realidad nunca les importó. Ahora está claro que ya ni siquiera les interesa aparentarlo. Y de hecho, el impulsor de esta legislación dijo, después de que fuera aprobada: “Estamos aprobando esta ley para asegurarnos que quede claro y que a nadie se le ocurra siquiera pensar que Israel es un Estado de todos sus ciudadanos”. Entonces, la ley está muy claramente dirigida a consagrar la desigualdad, a consagrar el apartheid, de una manera constitucional dentro de la ley israelí.

AMY GOODMAN: Rebecca Vilkomerson, ¿qué nos puedes decir sobre esto, la llamada ley del Estado-nación que ha sido aprobada?

REBECCA VILKOMERSON: Sí. Coincido exactamente con lo que lo que dijo Yousef. La aprobación de esta ley me pareció impactante, pero no sorprendente. Porque cuando se sanciona una legislación… bueno, se trata de una ley fundacional, una ley de base, algo que puede equipararse a una normativa constitucional, que tendrá un impacto en leyes futuras. Y básicamente obliga al Estado a tratar a su ciudadanía no judía de manera desigual. Y es el 20% de la población israelí. Entonces, que Israel esté consagrando el racismo, la discriminación y el apartheid en esta ley de base es bastante impactante, pero al mismo tiempo no es algo sorprendente si tenemos en cuenta las políticas que Israel viene implementando durante décadas.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es la respuesta de la comunidad judía?

REBECCA VILKOMERSON: Aquí en Estados Unidos, creo que ha habido una respuesta interesante, porque la oposición a esta ley ha sido mucho más unánime de lo que suele ser… o sea, todos los sectores coinciden, desde la organización J Street, hasta el Comité Judío Estadounidense y los sectores reformistas y conservadores, que representan en conjunto la mitad de la comunidad judía estadounidense.

La nueva ley ha despertado incluso algunas pequeñas inquietudes en organizaciones de derecha como la Liga Antidifamación (ADL, por su sigla en inglés). Y creo que es un reflejo de… bueno, Peter Beinart escribió un trascendental ensayo en 2010, que habla del modo en que la población judía israelí se estaba moviendo hacia la derecha y la población judía estadounidense se mantenía en una posición más liberal y progresista, y ahí se estaba dando una división. Y creo que ahora estamos viendo desplegarse eso, mucha gente está horrorizada por esta especie de programa político de extrema derecha que el gobierno de Netanyahu parece sentirse empoderado por el gobierno de Trump para implementar plenamente.

AMY GOODMAN: Escribiste un artículo en el periódico The Independent, bueno, una declaración conjunta firmada por cerca de 40 organizaciones judías de 15 países del mundo…

REBECCA VILKOMERSON: Así es.

AMY GOODMAN: …denunciando los intentos de sofocar las críticas con falsas…

REBECCA VILKOMERSON: Exacto.

AMY GOODMAN: …acusaciones, dice la declaración, de antisemitismo.

REBECCA VILKOMERSON: Así es. Podemos decir que es un momento histórico. Estamos hablando de 40 organizaciones de todo el mundo, organizaciones judías e israelíes. Sentimos que era muy importante hacer esa declaración, porque hay mucho esfuerzo en este momento en todo el mundo, se están desarrollando estrategias y tácticas específicas a nivel mundial para establecer definiciones legales de antisemitismo, que en algunos casos incluyen el uso de cierto lenguaje, eso como mínimo, y en otros llegan a establecer que algunas formas de antisionismo o ciertas críticas a Israel se deben considerar antisemitas.

Y esto tiene consecuencias concretas, como el cierre de cuentas bancarias en Alemania y en el Reino Unido, gente procesada en Francia. Aquí en Estados Unidos hay algo llamado “Ley de Prevención del Antisemitismo” según la cual la gente que quiera denunciar políticamente las violaciones de derechos humanos por parte de Israel, podría verse en grandes problemas. Entonces, consideramos que era muy importante difundir una voz judía que se opone a eso y afirmar que el BDS es una táctica legítima de lucha en este momento en particular.

AMY GOODMAN: Te refieres al movimiento de Boicot, Desinversiones…

REBECCA VILKOMERSON: Sí, BDS es Boicot, Desinversiones y Sanciones.

AMY GOODMAN: …y Sanciones. Yousef Munayyer, ¿qué ocurrirá ahora con la aprobación de esta ley? ¿Y qué pasará en Gaza?

YOUSEF MUNAYYER: Bueno, creo que hay una gran preocupación por lo que puede pasar en Gaza en los próximos meses. Bueno, ya sabemos que los mayores bombardeos israelíes contra Gaza, en 2008, 2009, en el otoño de 2012 y en el verano de 2014, todos ocurrieron pocos meses antes de que hubiera elecciones en Israel.. Y ahora, bueno, las próximas elecciones en Israel son en 2019.

Y viendo el comportamiento que viene teniendo la coalición gobernante, con la aprobación de todo tipo de leyes de derecha buscando lograr apoyo de sus bases, no me sorprendería que intentaran llevar a cabo una vez más, algún tipo de operación a gran escala contra la población palestina de Gaza antes de las elecciones. Así que creo que debemos prestar atención a eso. Pero…

AMY GOODMAN: Tenemos que dar por terminado el programa. Hablamos con Yousef Munayyer, de la Campaña Estadounidense por los Derechos Palestinos y Rebecca Vilkomerson, de la organización Jewish Voice for Peace.


Traducido por Pamela Subizar. Editado por Verónica Gelman y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio