Sobrevivir a R. Kelly: un nuevo documental dice que se le terminó el tiempo al cantante acusado de abusar de niñas negras durante décadas

Reportaje07 de enero de 2019
Image Credit: Surviving R. Kelly

Analizamos la impresionante serie documental del canal de televisión Lifetime, “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). En el documental se registran dos décadas de denuncias por ataques sexuales y conducta dolosa contra el célebre cantante y productor R&B. R. Kelly fue acusado de abuso, comportamiento depredador y pedofilia durante toda su carrera. Sin embargo, a pesar de las pruebas condenatorias y los testigos múltiples, R. Kelly no recibió una condena penal. Para saber más de este tema, hablamos con Angelo Clary y Oronike Odeleye. A la edad de 17 años, la hija de Clary, Azriel Clary, conoció a R. Kelly y se mudó a su casa con las esperanza de avanzar en su carrera musical. Hace casi cuatro años que Clary no la ve. Odeleye es administradora de arte en Atlanta y cofundadora de #MuteRKelly (Silencien a R. Kelly), una campaña para poner fin a la carrera musical de R. Kelly.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! democracynow.org, el informativo de guerra y paz, soy Amy Goodman. Terminamos el programa de hoy con la impactante serie documental del canal de televisión Lifetime “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). El documental, que se emitió durante tres noches el fin de semana pasado, es una crónica de dos décadas de denuncias por agresiones sexuales y conducta dolosa contra el célebre cantante y productor de R&B R. Kelly. Esta es una parte del tráiler de la serie.

PERSONA SIN IDENTIFICAR: Hay una diferencia entre R. Kelly y Robert. R. Kelly es este tipo divertido, risueño y amoroso, pero Robert es el diablo.

REPORTERO 1: R. Kelly está en la cima, es el número uno en este momento, pero podría caerse pronto. Hoy fue arrestado acusado de 21 cargos de pornografía infantil.

REPORTERO 2: Kelly está acusado de grabarse a sí mismo teniendo relaciones sexuales con una niña menor de edad.

RICHARD DEVINE: Aprovecharse de menores no será tolerado.

PERSONA SIN IDENTIFICAR: Los jurados lo hallaron inocente de todos los cargos en su contra.

ALLAN MAYER: Robert ha dicho todo el tiempo […] que sería absuelto de estos terribles cargos.

MANIFESTANTES: ¡Debería darles vergüenza! ¡Debería darles vergüenza! ¡Qué vergüenza! ¡Silencien a R. Kelly! ¡Silencien a R. Kelly! ¡Silencien a R. Kelly! ¡Silencien a R. Kelly!

AMY GOODMAN: Ese era el tráiler de la serie documental “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). R. Kelly ha sido acusado de abuso, comportamiento depredador y pedofilia, a lo largo de su carrera. Sin embargo, a pesar de las pruebas abrumadoras y los múltiples testigos, ha logrado evitar una condena penal. Kelly se casó con la fallecida cantante Aaliyah en 1994, cuando ella tenía apenas 15 años y él 27. La pareja negó que el matrimonio hubiera existido, y posteriormente fue anulado.

En 2002, Kelly fue acusado de posesión de pornografía infantil, después de que saliera a la luz una cinta que parecía mostrarlo teniendo relaciones sexuales con una adolescente. Un jurado lo halló inocente en 2008, tras concluir que no fue posible identificar a la niña. Durante muchos años, Kelly llegó a acuerdos extrajudiciales con mujeres que lo acusaron de abuso, y algunas firmaron acuerdos de no divulgación, lo cual les impidió hablar sobre las acusaciones.

Sin embargo, después de que un artículo de BuzzFeed diera a conocer en 2017 que R. Kelly estaba manteniendo a mujeres en contra de su voluntad en una secta de carácter abusivo, sobrevivientes y padres de víctimas han hecho públicamente nuevas denuncias en su contra de abuso sexual, mental y físico. Escuchemos a Angelo y Alice Clary, padres de Azriel Clary, quien conoció a R. Kelly cuando tenía 17 años.

ANGELO CLARY: Ella tenían que salir por la parte de atrás del escenario. Así que estuvimos esperando y esperando y esperando, hasta que nos pusimos un poco nerviosos y fuimos a la esquina donde estaba el VIP. Entonces ahí es cuando ella salió, desde la parte de atrás del escenario. Nos dijo que él le dijo que quería escucharla cantar. Y le gustó, así que le dio un número de teléfono para que lo contactara.

ALICE CLARY: Azriel estaba en 11º grado. No lo descubrimos de inmediato, pero ella estaba en secreto, supongo, llamándolo y enviándole mensajes de texto, y había estado hablando con él por teléfono. Un día, a la hora en que se suponía que debía estar en casa, llamé a casa y ella aún no había llegado. Al final, recibimos una llamada telefónica. Ella finalmente me llamó y me dijo: “Estoy en un hotel. Estoy en un hotel en Kissimmee con R. Kelly”. ¿Cómo y por qué sucedió esto? Yo quedé realmente consternada.

AMY GOODMAN: Ese fue un fragmento de la serie documental “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). Angelo Clary hablará con nosotros desde Las Vegas en un momento. La serie será transmitida de nuevo en Lifetime el viernes 11 de enero. Bueno, para más información vamos a hablar con Oronike Odeleye, administradora de arte en Atlanta y cofundadora de #MuteRKelly (Silencien a R. Kelly), una campaña para acabar con la carrera musical de R. Kelly. Ella también aparece en este documental.

Oronike, bienvenida a Democracy Now!

ORONIKE ODELEYE: Buenos días.

AMY GOODMAN: Este documental es simplemente desgarrador, estremecedor. Para las personas que no estén muy familiarizadas con R. Kelly, díganos quién es y cuándo empezaron a surgir las acusaciones, y por qué él le genera tanta preocupación y ha cofundado una campaña en su contra.

ORONIKE ODELEYE: R. Kelly es un cantante, compositor y productor reconocido internacionalmente que ha tenido varios éxitos en las últimas dos décadas. Gracias a esto ha quedado posicionado, en la percepción de mucha gente, como el rey del R&B.

R. Kelly es un personaje amado entre la comunidad afroestadounidense debido a algunas de las canciones más inspiradoras y enaltecedoras que ha escrito, como “I Believe I Can Fly” y “Step in the Name of Love”. Quiero decir, esas son canciones populares en bodas y graduaciones afroestadounidenses. R. Kelly está muy impregnado en la cultura. La primera vez que escuché las acusaciones…

AMY GOODMAN: R. Kelly, es la abreviatura de Robert Kelly.

ORONIKE ODELEYE: …fue cuando tenía unos 14 o 15 años, una edad similar a la de Aaliyah cuando tuvo lugar ese matrimonio. Y recuerdo que en ese momento pensé que eso era indignante, desde el punto de vista de una niña. Y luego pasaron muchos años, y no oí nada más. Continué con mi vida, fui a la universidad, me movía en otros círculos. Y no oí nada más hasta junio, creo que fue en junio, de 2017, cuando se dieron a conocer las denuncias en su contra por lo que la prensa estaba llamando una “secta sexual” en su casa de Johns Creek, que está justo en las afueras de Atlanta.

Y en ese momento yo estaba sentada en mi oficina y escuché eso en las noticias y simplemente hice una búsqueda en Google. Mi reacción fue:”¿Qué es esto? No he oído nada sobre R. Kelly en años”. Y cuando hice esa búsqueda en Google encontré montones de artículos sobre todas las acusaciones en su contra, todos los casos judiciales que habían surgido desde lo ocurrido con Aaliyah. Estamos hablando de casos a los largo de 25 años de mujeres que salieron y dijeron: “Esta persona abusó de mí”, “esta persona es violenta”, “él comenzó una relación sexual conmigo cuando yo era menor de edad”. Pedían la ayuda de la comunidad y fueron en gran parte ignoradas. Me puse furiosa. Me senté en el escritorio de mi oficina totalmente enfurecida pensando: “¡Cómo nos atrevemos a dejar que esto continúe durante 25 años a expensas de decenas y decenas de jóvenes negras!”. No sabía qué hacer. No soy una activista y no tengo ningún tipo de experiencia en eso. Pero simplemente dije: “Voy a empezar una petición, una petición realmente humilde, para que su música sea excluida de la radio de Atlanta”. Atlanta, en especial, no puede permitirse el lujo de apoyar a abusadores de menores de edad. Tenemos un gran problema de tráfico sexual infantil en Atlanta.

Y yo estaba pensando… todos sabemos que esto es verdad, independientemente del hecho de que tenemos que hablar formalmente de una “presunta” culpabilidad frente a todas las acusaciones. Todo el mundo vio esa cinta en la que R. Kelly estaba degradando sexualmente a una niña de 14 años. Independientemente de si fue condenado o no, veintiún videos de R. Kelly teniendo sexo con mujeres menores de edad fueron encontrados en su casa. Todos sabemos que falsificó documentos para casarse con Aaliyah cuando ella tenía 15 años, después de haber sido su mentor desde que ella tenía 12 años. Así que sabemos lo que ocurre con este hombre. Y nosotros, como comunidad, tenemos que decir, incluso si no podemos meterlo en la cárcel, que ya no le vamos a dar nuestro dinero. No vamos a apoyar financieramente ese estilo de vida que sabemos que está llevando. Y así es como empecé esa petición.

Entonces Kenyette Tisha Barnes me contactó, después de verme en las noticias, y dijo: “Tengo que ayudar. He estado haciendo este trabajo, y quiero ayudar “. Y las dos formamos #MuteRKelly (Silencien a R. Kelly) y decidimos que no solo íbamos a intentar sacarlo de la radio, si no que también íbamos a intentar cancelar sus conciertos, e íbamos a tratar de sacarlo de la televisión. Íbamos a hacer que fuera imposible que otros artistas quisieran trabajar con él. Íbamos a cortar sus ingresos de dinero en cada oportunidad que tuviéramos, porque es realmente su dinero lo que lo está alejando de pagar las consecuencias de sus crímenes. Así que si detienes el dinero, detienes su capacidad de esconderse. Y así fue como nació #MuteRKelly.

AMY GOODMAN: Quiero ir a otro clip de la serie documental “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). Escucharemos a la sobreviviente Lisa Van Allen, seguida por la cantante Sparkle, antigua protegida de R. Kelly. La sobrina de Sparkle es supuestamente la niña de 14 años que aparece en esa cinta de video con una escena sexual por la que R. Kelly fue acusado de pornografía infantil y luego absuelto.

LISA VAN ALLEN: Me sorprendió un poco cuando en realidad llegué a conocerlo, porque pensé que yo sería la última persona con la que él intentaría hablar ya que yo era probablemente la más joven que estaba allí. Rob estaba sentado cerca de la piscina, y él estaba siendo muy, muy agradable. Y me preguntó cuántos años tenía. Le dije que tenía 17 años. Y me preguntó: “¿Tu madre te dejará venir a Chicago?”. Sabía que él tenía al menos 31 años, así que cuando dije que yo tenía 17 años pensé que para él… ya sabe, que eso iba a hacer que la cosa no funcionara. Pero no fue así.

SPARKLE: Las chicas jóvenes son fáciles de impresionar. Ellas piensan: “Él es R. Kelly. Mira quién está conmigo. Mira quién se muestra interesado en mí. Él es carismático, divertido, y, lo mires por donde lo mires, es un gran tipo. Pero Robert es un manipulador magistral. Todo el mundo lo sabe ahora, pero ellas no lo sabían en ese momento.

LISA VAN ALLEN: Había oído hablar de la reputación de Rob, de que él había salido con Aaliyah, pero no pensaba que le gustaban las chicas más jóvenes. Simplemente pensé… en ese momento simplemente pensé que yo le gustaba.

AMY GOODMAN: Esa era Lisa Van Allen. Hable sobre el significado de esto y sobre la sobrina de Sparkle, o la persona que Sparkle, quien cantaba con Robert Kelly, dice que es su sobrina.

ORONIKE ODELEYE: Este es un documental muy difícil de ver. Es difícil ver a tantas mujeres jóvenes caer en esta trampa una y otra vez. Pero, ya sabe, Sparkle tiene toda la razón: Las mujeres jóvenes son muy fáciles de impresionar. Y hablamos sobre todo de mujeres jóvenes, pero todos podemos ser impresionados y manipulados por alguien a quien admiramos, idolatramos, adoramos. Creo que hay personas adultas que tienen una celebridad preferida, y si esa celebridad cayera del cielo y se presentara ante ellas, dejarían a sus maridos, esposas, hijos, y se irían corriendo a Los Ángeles mañana mismo.

Entonces, creo que es ridículo pensar que una persona joven sería menos susceptible ante ese tipo de tentación. R. Kelly ha perfeccionado su trampa. Cuando escuchas las historias de todas estas mujeres, ves exactamente la misma historia repetirse una y otra y otra vez. Él está usando su encanto, su apariencia, su fama, su dinero, su vulnerabilidad como cebo y luego le da vuelta al guión. Es realmente lamentable.

AMY GOODMAN: Oronike, vamos a ver a Jerhonda Pace en el documental “Surviving R. Kelly” (Sobrevivir a R. Kelly). Esta es una historia increíble, porque ella lo conoció mientras iba casi cada día a ver el juicio en su contra. R. Kelly se dirigía hacia la corte cuando la vio. Ella dice que tenía 15 años cuando conoció a Kelly.

JERHONDA PACE: Fui a su juicio porque yo era una super fanática de él en ese momento. No creía que fuera culpable y no quería creer que era culpable. Yo era un estudiante de primer año en la escuela secundaria. Era viejo para que me gustara, pero me enamoré de su música. Después del juicio de Robert, su amigo me envió un mensaje y me invitó a la fiesta de R. Kelly. Y cuando le estaba respondiendo el mensaje, Rob me llamó a mi teléfono y me dijo: “Me acuerdo de tí”. Le dije: “Bueno, ¿de qué te acuerdas?”. Y dijo: “Viniste a mi juicio. Gracias por tu apoyo”. Me quedé impactada. Me sentí como si estuviera en la cima del mundo.

AMY GOODMAN: Esa era la sobreviviente Jerhonda Pace, quien alega que más tarde fue sexual, mental y físicamente abusada mientras vivía en la casa de Kelly en un ambiente que recordaba a una secta. Pace está ahora denunciando lo ocurrido con R. Kelly a pesar de haber recibido dinero a cambio de firmar un acuerdo de no divulgación. Oronike, hable de estos acuerdos de no divulgación.

ORONIKE ODELEYE: Así es como R. Kelly ha podido cubrir sus pasos durante años. Se habla mucho de mujeres aceptando estos pagos de dinero, pero no se habla de R. Kelly realizando esos pagos. Cuando se presentan estos casos, tu abogado lo mira y dice: “Necesitas hacer que esto desaparezca. Esto no es algo que queremos que sea público”. Así que les ofrece dinero por su silencio. Y creo que son juzgadas de forma injusta por ello, porque si todos pensamos en nuestras hijas, nuestras sobrinas, las personas jóvenes a las que amamos en nuestra vida, ¿querríamos que su nombre, su imagen y las cosas terriblemente humillantes que les han pasado estuvieran en todas las noticias para siempre?

Ya sabe, las mujeres son juzgadas y declaradas culpables por el resto de sus vidas por cualquier indiscreción sexual que tengan. Monica Lewinsky podría curar el cáncer, y aún así habría una nota a pie de página en su legado por algo que sucedió hace décadas. ¿Y quién quiere eso para su hija? Lo que quieres es que la persona pague por lo que hizo. Y si no puedes conseguir eso en la corte, por la razón que sea, ya sea por que el delito a prescrito o por falta de evidencia física, quieres hacerle pagar lo que puedas. Así que muchas de estas personas tomaron el dinero y aceptaron el acuerdo de confidencialidad para hacer desaparecer lo que pasó, y también para evitar a sus hijas la humillación de ver su reputación arruinada.

Creo que si queremos crear una sociedad en la cual la gente no toma el dinero y, en cambio, pelea el caso en la corte y lucha por conseguir justicia, tenemos que crear una sociedad en la que las víctimas no sean culpadas y juzgadas por las cosas que les sucedieron. Tenemos que crear una sociedad en la que lo que pasó no va perseguirte por el resto de tu vida ni va a ser el momento decisivo de tu infancia. Tenemos que crear una sociedad en la que la gente realmente analiza los hechos y las pruebas, y no la fama y la riqueza, y la cortina de humo que el dinero y la fama son capaces de crear, para ver realmente los méritos del caso y juzgar en base a eso.

Por lo tanto, no juzgo a ninguna de estas mujeres por tomar dinero a cambio de su silencio. No sé si sería capaz de ponerme en su situación. Y son extremadamente valientes por aparecer en este documental contando los momentos más humillantes y degradantes de su vida al mundo entero. Creo que muchas personas no estaríamos dispuestas a hacer eso.

AMY GOODMAN: Oronike Odeleye, quiero invitar a Angelo Clary a esta discusión, él es padre de Azriel Clary, quien conoció a R. Kelly a la edad de 17 años, y se mudó con él con la esperanza de avanzar en su carrera musical. Clary no ha visto a su hija en casi cuatro años. Angelo, muchas gracias por acompañarnos desde Las Vegas. ¿Puede hablar de lo que le ha pasado a Azriel? ¿Qué sabe sobre lo que ocurrió?

ANGELO CLARY: Sí, puedo. Creo que la situación con Azriel fue más una situación personal particular que el mundo realmente no conoce. Azriel estaba pasando por muchas cosas antes de conocer a R. Kelly. Y eso es lo que la llevó a poder ir al concierto con nosotros, y tener que estar en el concierto con nosotros para que ella pudiera asistir al concierto. Ella no se mudó de inmediato. Tuvimos una conversación abierta con R. Kelly después de que el concierto tuviera lugar, y él le dio a ella su número de teléfono. Y empezaron a hablar un domingo, creo. Y ese domingo no teníamos idea de que se estaban enviando mensajes de texto y comenzando una relación.

Ese lunes se suponía que ella debía ir a la escuela, pero luego terminó no yendo a clase. Entonces, cuando llamamos… ella maneja su auto hasta la escuela. Ella siempre iba en auto a la escuela secundaria. Y ella no se llegó a casa cuando debía hacerlo. Entonces, creo que mi esposa llamó a casa, y luego me llamó y me dijo que Az no estaba en casa. Así que llamé a mi hijo, que también había ido a la escuela, y así es como nos dimos cuenta de que ella tampoco estaba allí. Nos enteramos de que ella se había ido de la escuela temprano. Y luego llamamos sin parar a su teléfono, pero no obtuvimos respuesta.

Finalmente obtuvimos una respuesta. Ella le envió un mensaje a su madre y le dijo que había tenido una audición con R. Kelly. Que había tenido que dejar la escuela e ir allí y a reunirse con él. Estábamos como desconcertados. Entonces, ella le dijo eso a mi esposa. Mi esposa me llamó, y me dijo: “Ella en el hotel con este… con R. Kelly. Tenemos que ir allí”. Salí de mi trabajo, ella salió de su trabajo. Terminamos encontrándonos en el hotel en Kissimmee, Florida, donde vimos su autobús de gira y el auto de mi hija. Entramos, fuimos a la recepción y preguntamos por R. Kelly. Nadie sabía dónde estaba, o si él estaba bajo ese nombre, y ellos dijeron que allí no había celebridades. Ya sabe, tienen que proteger a las celebridades, así que entendimos eso. Entonces entramos y comenzamos a ir de puerta en puerta. Llamaron a seguridad. Llamaron a la policía porque estábamos creando molestias en el hotel.

Finalmente los agentes de seguridad subieron y encontraron a nuestra hija, fueron puerta por puerta, sacando a los huéspedes de cada habitación. El hotel tenía un piso superior con unas siete u ocho habitaciones. Y encontraron a R. Kelly y a mi hija en la habitación juntos. Bajamos. Seguridad trajo a nuestra hija. Por algún motivo no lo hicieron bajar a él. Acto seguido le preguntamos al oficial que estaba allí dónde estaba R. Kelly. Y él dijo: “Se supone que está bajando”. Pero nunca bajó. Y luego escuchamos que se iba. Salió por la puerta de atrás o lo que sea. Se había ido. Estábamos más preocupados por nuestra hija en ese momento. Hablamos con ella, le preguntamos cómo estaba. Ella montó un espectáculo en frente nuestro. “Esta es mi carrera. Él me llamó. Ya sabes, así son las cosas. Me pidió una audición”. Yo le dije: “Sí, pero, ya sabes, se supone que no debes irte sin avisarnos a ninguno de nosotros”.

Ya habíamos hablado acerca de quién era él, sobre sus antecedentes, en el camino a casa cuando ella nos dijo que él le dio su número después de esa actuación en la que ella subió al escenario y cantó para él. Entonces, después de lo del hotel, hablamos con ella y nos fuimos a casa. Lo que no sabíamos era que ya habían tenido relaciones sexuales ese día. Nos enteramos un año después, cuando…

AMY GOODMAN: ¿Su hija tenía 17 años?

ANGELO CLARY: …ella cumplió 18 años. Ella tenía 17 años en Kissimmee, Florida.

AMY GOODMAN: Tenemos que concluir este segmento de nuestra entrevista, Vamos a realizar una segunda parte y la publicaremos en democracynow.org. Pero usted ha dicho que no cree que esto no hubiera podido continuar si estas menores no fueran niñas jóvenes negras. ¿Puede explicarnos a qué se refiere con eso?

ANGELO CLARY: Creo que el comentario apuntaba directamente a que si las mujeres fueran caucásicas, no se habría llegado a esta cantidad de mujeres o chicas jóvenes, o menores afectadas. Se habría detenido al primer o segundo caso como mucho. Creo que en la comunidad negra queremos héroes. Y tenemos tanto miedo de derribar a alguien que nos hace sentir bien con el talento que sea que tenga, que no queremos ser los que digamos: “Tenemos que destruirte”. Y creo que esta es la razón por la que esto se prolongó por tanto tiempo y por la que R. Kelly logró salirse con la suya. Pero realmente creo que ahora hay más gente que entiende eso, no creo que esto sea o blanco o negro…

AMY GOODMAN: Angelo Clary, tenemos que dejarlo aquí, pero vamos a continuar la discusión en la parte dos de esta entrevista. Pueden verla en nuestra página web democracynow.org. Soy Amy Goodman. Gracias por acompañarnos.


Traducido por Pamela Subizar. Editado por Igor Moreno Unanua y “Democracy Now! en Español”:/es.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio