“Esta es mi casa”: conozca al joven inmigrante que está tratando de evitar que el Gobierno de Trump ponga fin al programa DACA

Original en Español15 de noviembre de 2019
Escuche
Otros formatos
Escuche

El martes, la corte suprema de Estados Unidos escuchó los argumentos orales de tres demandas que solicitan que el Gobierno de Trump mantenga la acción diferida para los llegados en la infancia, un programa conocido como DACA que otorga protección temporal al menos a 700.000 personas indocumentadas que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

La mayoría conservadora de la corte pareció estar dispuesta a ponerse del lado de presidente Trump y avalar la cancelación del programa DACA, mientras que los jueces de tendencia liberal de la corte se mostraron escépticos. La jueza Sonia Sotomayor afirmó: “Esto no trata sobre la ley. Esto trata sobre nuestra decisión de destrozar unas vidas”.

En septiembre de 2017, el Gobierno de Trump anunció sus planes de cancelar DACA argumentando que el programa era “ilegal e inconstitucional”.

Sin embargo, tres tribunales inferiores mostraron su desacuerdo y mantuvieron el programa DACA en funcionamiento gracias a las demandas judiciales presentadas en California, Nueva York y Washington D.C.

Grupos de activistas por los derechos de los inmigrantes han estado presionando a la Corte Suprema para que salve el programa DACA. Decenas de de inmigrantes protegidos por dicho programa caminaron recientemente durante 16 días los 370 kilómetros que separan Nueva York de las escaleras de la Corte Suprema, en Washington D.C. El lema de la protesta fue “Nuestra hogar está aquí”.

Para saber más de este tema, puede ver la conversación que mantuvimos con Martín Batalla Vidal. Batalla Vidal es el principal querellante de la demanda federal en Nueva York, que cuestiona el intento del Gobierno de Trump de poner fin a DACA.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: El martes, la corte suprema de Estados Unidos escuchó los argumentos orales de tres demandas que solicitan que el Gobierno de Trump mantenga la acción diferida para los llegados en la infancia, un programa conocido como DACA que otorga protección temporal al menos a 700.000 personas indocumentadas que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

La mayoría conservadora de la corte pareció estar dispuesta a ponerse del lado de presidente Trump y avalar la cancelación del programa DACA, mientras que los jueces de tendencia liberal de la corte se mostraron escépticos. La jueza Sonia Sotomayor afirmó: “Esto no trata sobre la ley. Esto trata sobre nuestra decisión de destrozar unas vidas”.

En septiembre de 2017, el Gobierno de Trump anunció sus planes de cancelar DACA argumentando que el programa era “ilegal e inconstitucional”. Sin embargo, tres tribunales inferiores mostraron su desacuerdo y mantuvieron el programa DACA en funcionamiento gracias a las demandas judiciales presentadas en California, Nueva York y Washington D.C.

Grupos de activistas por los derechos de los inmigrantes han estado presionando a la Corte Suprema para que salve el programa DACA. Decenas de de inmigrantes protegidos por dicho programa caminaron recientemente durante 16 días los 370 kilómetros que separan Nueva York de las escaleras de la Corte Suprema, en Washington D.C. El lema de la protesta fue “Nuestra hogar está aquí”. Los activistas también utilizaron la marcha para resaltar la necesidad inmediata de ofrecer alivio migratorio permanente para las 11 millones de personas indocumentadas que viven en los Estados Unidos.

En el estudio nos acompaña hoy Martín Batalla Vidal, el principal litigante en la demanda judicial del estado de Nueva York que desafía el intento del Gobierno de Trump de terminar con DACA. Muchas gracias por acompañarnos. ¿Qué sintió el martes al ser principal demandante en este caso que ha llegado hasta la Corte Suprema de Justicia de los estados unidos, Martin?

MARTÍN BATALLA VIDAL: Es un honor, gracias por tenerme aquí en Democracy Now! Me siento orgulloso no solamente porque estoy peleando por mi lucha de quedarme aquí pero también estoy luchando por las 700 mil personas que actualmente se benefician de DACA. Al final del día, nosotros no estamos esperando por DACA, estamos esperando por DACA, el TPS (Estatus de protección temporal) y los 11 millones de indocumentados que no tienen un estatus en este país.

AMY GOODMAN: Cuéntenos su historia, ¿por qué emigró a Estados Unidos?

MARTÍN BATALLA VIDAL: Nací en México. Vine a la edad de siete años a Estados Unidos con mi hermano. Cruzamos la frontera y desde ahí he crecido como un niño americano, como cualquier persona. Estudié aquí, aprendí el idioma, aprendí la cultura y soy neoyorquino. Aunque no nací aquí, me crié acá, esta es mi casa. Al final del día, un papel no define quiénes somos, sino lo que somos. Y esta es mi casa aquí. Voy a seguir luchando no solamente por mí, por mi familia y por todos los 700.000 indocumentados, quise decir, los 300.000 Dreamers que actualmente están beneficiados por DACA.

AMY GOODMAN: Háblenos sobre su familia, cuéntenos más sobre su vida y sobre por qué decidió levantar la voz, podría estar más protegido si no hablara sobre su estatus migratorio, pero ha escogido hablar y hacer esto.

MARTÍN BATALLA VIDAL: DACA a mí me cambió la vida para tener una vida mejor. Gracias a DACA pude estudiar, trabajar en el campo de la medicina. DACA nos ha sacado a nosotros de las sombras. Podemos decir que somos indocumentados y, como siempre he dicho, nosotros siempre nos han [inaudible], pero nuestros padres, ellos son los soñadores. Gracias a ellos estamos aquí. Si no hubiera sido por ellos nosotros no tuviéramos una educación y no estuviéramos en este proceso que estamos demandando al Gobierno. Como sabemos, son tres demandas: California, Washington D.C. y Nueva York. Nuestros padres son nuestros modelos a seguir. Gracias a ellos estamos aquí. Nuestros padres dejaron su país para que tuviéramos una educación y tuviéramos un futuro. Al ver a mi madre luchar… y esa desesperación para yo poder ser la cara de la demanda.

AMY GOODMAN: ¿Le daba miedo a su madre que usted hiciera pública su situación de una forma tan apasionada?

MARTÍN BATALLA VIDAL: Tenía miedo, pero como siempre le he dicho, mi mayor orgullo es mi mamá. Ella vino a este país sin papeles, sin saber el idioma, la religión y todo es eso. Tuvo que aprender y se adaptó. Gracias a eso ella pudo criar a cuatro hijos, echar a cuatro hijos adelante, sin la ayuda de un hombre, de mi papá. Así que ella es mi modelo a seguir. Siempre lo he dicho: “Gracias a ti estoy aquí. Gracias a ti tengo educación. Gracias a ti estoy demandado al Gobierno porque si no hubiera sido por ti”… si no hubiera sido por los padres que sacrificaron todo y dejaron una vida allá en sus países para que nosotros tuviéramos las oportunidades que ellos quisieron, pero no tuvieron la oportunidad. Nuestros padres son los luchadores y gracias a ellos seguimos peleando porque queremos una solución para los 11 millones de indocumentados que actualmente están en este país, contribuyen a la economía, pagan impuestos. Ya es hora de que se haga una reforma migratoria que no solamente incluya a los DREAMers, sino a los DREAMers, TPS y a los 11 millones que actualmente…

AMY GOODMAN: El nuevo término que usan los inmigrantes protegidos por DACA para describirse es DACAmentado, ¿cómo decidió solicitar la protección del programa DACA y cómo fue ese proceso?

MARTÍN BATALLA VIDAL: En junio, cuando Barack Obama decidió que iba a abrir la Acción Diferida tenía miedo. Como sabemos, para solicitar la Acción Diferida uno tiene que carecer de antecedentes y también hay que darle toda la información de uno al Gobierno. Yo tenía miedo porque dije: “Es la primera vez que ha habido un programa así”. Saber que Estados Unidos podía tener mi información desde que nací hasta que vine a este país y todas esa información, no por mí, sino por mi mamá. Porque al final fue mi mamá quien nos crió, sacó cuatro hijos adelante y tenía miedo porque dije: “Si me separan de mi mamá, ¿qué voy a hacer?”. Mi mamá es la única persona que me ha cuidado, me ha criado y ha estado conmigo en las buenas y en las malas. Tenía miedo. Me tomó dos años solicitar porque no sabía si lo iban a quitar de inmediato. Pero al final del día yo sabía que con DACA no solamente me iba a cambiar la vida, pero iba a cambiar la vida de mi mamá. Al día de hoy puedo tener una licencia de manejar, puedo tener seguridad social, puedo tener cosas básicas que un ciudadano americano puede tener y eso me abrió oportunidades. Nunca pensé que estuviera trabajando en una clínica de rehabilitación para traumatismo craneal. Al estar ahí y, gracias a DACA, puedo ayudar a los pacientes a recuperarse. También me puedo comunicar con ellos. Yo trabajo en Corona y al estar ahí también me puedo identificar porque somos hispanos, hablamos el mismo idioma y soy un apoyo para ellos y su familia.

AMY GOODMAN: Primero alzó la voz sobre ser indocumentado, luego obtuvo la protección de DACA y luego habló abiertamente sobre ser gay, puede explicar donde entra su sexualidad en todo este asunto y porque cree que necesita protección?

MARTÍN BATALLA VIDAL: en nuestros países son muy machistas, siento que antes tenía miedo de decir que era indocumentado porque tenía miedo de que me deportaran. Sé que muchos latinos tienen ese miedo de decir que son gay, que están todavía en el clóset. Siento que en esta época ya uno puede hacer lo que quiera. Al final del día, un papel no identifica quiénes somos, una identidad no identifica quiénes somos. Al final del día, todos somos humanos y todos queremos un mejor futuro. Siento que toda la gente que sufrió de bullying, porque yo también sufrí de bullying, está bien… todo el mundo que me vea a mí, que sepa que sufrí bullying, que me hicieron burlas porque era muy afeminado, pero que uno puede lograr lo que uno quiere. Por eso digo que soy gay, soy indocumentado y soy mexicano porque al final del día no importa qué seamos. Al final todos somos humanos y quiero que la juventud vea que uno puede llegar hasta donde quiera si uno se lo propone. Ser gay, ser straight, ser bisexual no te hace menos o mucho más que las personas. Sólo quiero que la juventud… y, como vemos ahora, que mucha gente se ha matado por bullying por ser gay, quiero que mi historia inspire a la juventud. Que está bien, puedes ser gay, tu puedes ser lo que tu quieras pero la comunidad, la gente como yo que los quiere… y estoy aquí para ellos. Eso es lo que quiero, ser una inspiración para la juventud.

AMY GOODMAN: Le quiero preguntar sobre los comentarios que hizo el presidente Trump el mismo día en que la Corte Suprema estaba escuchando los argumentos orales de este caso. El martes, el presidente Trump tuiteó: “Muchas de las personas con DACA, que ya no son tan jóvenes, están lejos de ser ‘ángeles’. Algunos son criminales reincidentes. El presidente Obama dijo que no tenía derecho legal al firmar esa orden, pero que lo iba a hacer de todos modos. ¡Si la Corte Suprema remedia la situación anulando DACA, llegaremos a un trato con los demócratas para que se queden!”. ¿Qué opina de esto? “No son ángeles”, dijo Trump.

MARTÍN BATALLA VIDAL: Siempre lo he dicho, no somos ángeles. Todo el mundo… hemos hecho cosas, pero cosas buenas como demandar al Gobierno. Ese mismo día estábamos en la corte, no sabía porque que me habían quitado mi celular y yo no sabía lo que Donald Trump había dicho por Twitter. Me enteré… cuando estaba dando entrevistas. Yo estaba sorprendido porque como sabemos, uno no puede tener DACA si tiene un récord criminal. Hemos peleado tanto por defender DACA, que ya no somos niños, ya somos adultos. Y como siempre he dicho, nosotros no somos criminales, estamos aportando a la comunidad que nos vio crecer. Gracias a DACA hemos podido ser abogados, enfermeros, doctores. Hay gente que ha abierto su propia empresa, que ha podido comprar una casa. Así que gracias a DACA hemos logrado obtener el sueño americano como cualquier persona y no había sido posible si no hubiera sido por nuestros padres y por todo el apoyo que hemos tenido por la comunidad y amigos. Somos como cualquier persona y un papel no define quién somos. Vamos a seguir peleando porque queremos una reforma migratoria que no incluya solamente a los DREAMers, pero que también incluya a los 11 millones. Que ya es hora de que haya una reforma migratoria para los 11 millones que aportan a este país, que pagan impuestos. Ya es tiempo y vamos a seguir peleando. Esta es una pelea, es una batalla, no hemos ganado la guerra. Vamos a seguir peleando y vamos a lograr más cosas si Dios quiere.

AMY GOODMAN: Finalmente, ¿cuando espera que la corte suprema emita una decisión?

MARTÍN BATALLA VIDAL: La Corte Suprema puede decidir el primero de enero de 2020 o tardar hasta junio. En cualquier momento, desde enero hasta hasta junio, puede dar la decisión. Como siempre le he dicho a los DREAMers y a la gente: “Ganemos o no ganemos, ya ganamos, porque nuestro caso fue escuchado en la Corte Suprema”. Nuestras historias han inspirado a gente a decir que también son indocumentados y a gente aliada que nos ha apoyado. Ganemos o no ganemos, ya ganamos porque nuestro caso fue escuchada en la Corte Suprema. Pero vamos a seguir peleando. Cualquier decisión es una batalla. Como les he dicho, no hemos ganado la guerra. Vamos a seguir peleando y vamos a seguir diciendo nuestra historia y vamos a seguir peleando por una reforma migratoria que incluya a todos.

AMY GOODMAN: ¿Hasta cuando está protegido por DACA?

MARTÍN BATALLA VIDAL: Mi DACA es cada dos años y se tiene que renovar cada año y medio. Mi DACA vence el 20 de septiembre de 2020. Tengo que renovarlo para enero. A la gente que tiene DACA: “Renueve su DACA”. Aunque no sabemos qué va a pasar con eso es importante tener DACA. Como he dicho, es mejor renovar DACA ahora en diciembre, antes de diciembre, porque no sabemos. DACA nos abrió oportunidades y vamos a seguir peleando.

AMY GOODMAN: Muchas gracias, Martin, por acompañarnos. Martín Batalla Vidal es un receptor de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y es el principal litigante en la demanda judicial de Nueva York que desafía la decisión del Gobierno de Trump de rescindir DACA. Batalla Vidal también es parte de la organización de defensa de los derechos de los inmigrantes Make the Road New York. Esto es democracy now, soy amy goodman, muchas gracias por acompañarnos.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio