Periodista colombiana gana Premio al Coraje después de ser secuestrada, torturada y violada

Reportaje29 de abril de 2015

Mientras emitimos desde el Foro Mundial en La Haya en la conferencia de Mujeres por el fin de la guerra, Amy Goodman entrevista a la periodista colombiana Jineth Bedoya Lima que cubrió el conflicto armado en su país durante más de 18 años. Bedoya Lima recibió el Premio Internacional a Mujeres con Coraje en el año 2012, después de que hablara tras haber sido secuestrada, torturada y violada por un grupo de paramilitares mientras informaba sobre el tráfico de armas. Además, señala “no quise exiliarme después de esto y sigo trabajando como periodista”. Bedoya Lima luego fundó el grupo de Sobrevivientes Unidas para la Acción.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Estamos en del Foro Mundial en La Haya, donde mujeres de todo el mundo se han dado cita para la conferencia Women Stop War (Mujeres por el fin de la guerra). La conferencia se celebra 100 años después de que más de un millar de mujeres celebraran el Congreso Internacional de Mujeres para poner fin a la Primera Guerra Mundial. El pasado domingo, hablé con la periodista colombiana Jineth Bedoya Lima, que recibió el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje en Estados Unidos en 2012. Ella fundó el grupo Sobrevivientes Unidas para la Acción en Colombia. Le pregunté acerca de lo que le ocurrió en su país. Estamos hablando al tiempo que mujeres de todo el mundo se están dando cita en el Foro Mundial en La Haya.

JINETH BEDOYA LIMA: Yo llevo 18 años cubriendo el conflicto armado colombiano y en medio de mi trabajo, el 25 de mayo del año 2000, fui secuestrada por un grupo de paramilitares en Colombia. Yo estaba documentando el tráfico de armas en el interior de una prisión en Colombia y ellos me secuestraron, me torturaron y tres de ellos me violaron. Yo me negué a irme al exilio y seguí trabajando como periodista en Colombia y desde hace cinco años decidí hablar públicamente sobre lo que me pasó.

AMY GOODMAN: ¿Cuánto tiempo la tuvieron secuestrada?

JINETH BEDOYA LIMA: Yo afronté dos secuestros. El primer secuestro, en el que me violaron, estuve 16 horas en poder de ellos. Y el segundo secuestro fue en 2003 por parte de la guerrilla de las FARC y estuve diez días en poder de ellos.

AMY GOODMAN: ¿Y también la trataron de forma brutal durante ese segundo secuestro?

JINETH BEDOYA LIMA: No me agredieron físicamente pero me mantuvieron aislada, a mí y a mi compañero, un reportero gráfico que me acompañaba. Recibimos un trato degradante. Nos quitaron nuestros equipos. Pero sin lugar a dudas lo que más me afectó fue el primer secuestro.

AMY GOODMAN: Hable sobre lo que significó para usted hablar públicamente cinco años después de lo ocurrido. ¿Usted no había hecho público que esto le había ocurrido? Hable sobre la decisión de hacerlo publico y sobre lo que hizo después.

JINETH BEDOYA LIMA: Yo creo que tomar la decisión de hablar ha sido la decisión más dura de mi vida. Dar la cara y aceptar que eres víctima de violencia sexual me cambió la vida porque vivimos en un mundo machista donde te dicen que tú eres la culpable que te hayan violado. Pero yo entendí que si no hablaba, otras mujeres tampoco lo harían y creo que el haber hablado le ha cambiado la vida a muchas mujeres en Colombia y asi decidí asumirlo.

AMY GOODMAN: Hable sobre lo que hizo y sobre la organización que fundó.

JINETH BEDOYA LIMA: Cuando decidí hablar nació una campaña que hoy es conocida a nivel internacional que se llama “No es hora de callar” y lo que pretende es motivar a muchas mujeres a que no sientan vergüenza de denunciar que fueron víctimas de violencia sexual y desde hace un año acompaño la iniciativa de las Nobel de paz como una de las sobrevivientes de violencia sexual en el mundo que quiere animar a otras sobrevivientes para que cambiemos la realidad de muchas mujeres que como nosotras han sufrido violencia sexual.

AMY GOODMAN: ¿Qué hacen con las sobrevivientes?

JINETH BEDOYA LIMA: Bueno, lo primero es decirles que no están solas; lo segundo es decirles que hay muchas formas de buscar apoyo para salir adelante. Pero creo que lo más importante es, no con las sobrevivientes, sino con las personas responsables de cambiar la realidad de las mujeres sobrevivientes. En eso debemos enfocarnos.

AMY GOODMAN: Nos puedes contar un poco de la respuesta del gobierno, de sus vecinos de la comunidad y si es que las cosas han cambiado.

JINETH BEDOYA LIMA: En mi caso yo sigo amenazada. Tengo que vivir en Colombia con guardaespaldas y carro blindado, pero creo que he logrado muchas cosas. Lo primero fue lograr que el tema de violencia sexual estuviera en la agenda del gobierno de mi país. Logré que las fuerzas armadas crearan sobre la violencia sexual en Colombia. Y hace 6 meses logré que el presidente de Colombia declarara el día de mi secuestro como el día nacional de la mujer víctima de violencia sexual. Eso es poder cambiarle un poco la vida a estas mujeres.

AMY GOODMAN: ¿Y cómo han cambiado las vidas de las mujeres que han levantado la voz?

JINETH BEDOYA LIMA: Ha sido maravilloso. Nos ha costado muchísimo sobreponernos y exponer nuestro dolor pero sentir que no estamos solas ha demostrado a estas mujeres que podemos salir adelante y que nuestra dignidad es más grande que las armas de los hombres que nos marcaron el cuerpo y la vida.

AMY GOODMAN: Jineth, usted sigue siendo redactora y editora en El Tiempo, en Bogotá. ¿Cómo sigue haciendo eso?

JINETH BEDOYA LIMA: Porque el periodismo me devolvió la vida y el periodismo me da vida todos los días. No consigo seguir adelante sin poder seguir escribiendo historias. Son mi oxígeno.

AMY GOODMAN: Esa era la periodista colombiana Jineth Bedoya Lima.

Transcripción Carlos Valdiviezo y Esther Ortiz. Traducción y edición Igor Moreno y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio