Jeremy Scahill: la empresa TigerSwan Security, vinculada a Blackwater, maneja la inteligencia de Dakota Access

Reportaje21 de noviembre de 2016

Continuamos nuestra conversación con Jeremy Scahill, uno de los fundadores del portal periodístico The Intercept, que hace años investiga y escribe acerca de las actividades de empresas de seguridad privada, tales como TigerSwan. Esta empresa tiene vínculos con la ahora extinta empresa mercenaria Blackwater y está a cargo de las tareas de inteligencia de la empresa constructora del oleoducto Dakota Access. Scahill da cuenta del historial de esta empresa, luego de que más de 100 personas de comunidades indígenas y otras organizaciones aliadas resultaran lesionadas en Dakota del Norte por la represión policial a la lucha contra la construcción del oleoducto Dakota Access, valuado en 3.800 millones de dólares. La policía atacó a los manifestantes con balas de goma, gas lacrimógeno, gas pimienta y camiones hidrantes a bajísimas temperaturas. Este nuevo ataque policial se produjo cuando las comunidades defensoras del agua intentaron acceder a un puente público que había sido bloqueado por las autoridades utilizando equipos militares encadenados a bloques de concreto.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN GONZÁLEZ: En Dakota del Norte, más de 100 personas de comunidades indígenas y otras organizaciones en lucha contra el oleoducto Dakota Access, valuado en 3.800 millones de dólares, resultaron heridas en un nuevo episodio de represión policial. El domingo por la noche, la policía atacó a los manifestantes con balas de goma, gas lacrimógeno, gas pimienta y camiones hidrantes en una bajísima temperatura ambiente. El ataque policial se produjo cuando las comunidades defensoras del agua intentaron acceder a un puente público que había sido bloqueado por las autoridades utilizando equipos militares encadenados a bloques de concreto. Los observadores del Colegio Nacional de Abogados (NLG, por su sigla en inglés) declararon que varias personas quedaron momentáneamente inconscientes después de haber recibido disparos. Según los testigos, hubo una persona anciana que sufrió un paro cardíaco y tuvo que ser revivida por los médicos allí mismo. Hubo mucha gente que tuvo que recibir atención médica por la hipotermia causada por el golpe de los camiones hidrantes con una temperatura inferior a los cero grados. Los defensores del agua dicen que la policía también disparó con balas de goma a los periodistas y derribó drones que se estaban utilizando para documentar la represión. Las tribus Standing Rock y Cheyenne River, del pueblo Sioux, enviaron sus propios asistentes en primeros auxilios. Escuchamos a Angela Bibens, abogada del colectivo jurídico Red Owl, en una entrevista telefónica grabada por Dallas Goldtooth Sunday.

ANGELA BIBENS: En este momento hay personas rociadas con gas pimienta; se utilizaron 20 botes de gas pimienta en menos de cinco minutos para un área pequeña, al punto de que hay gente que perdió el control de esfínteres. El equipo de observadores legales vio al menos una convulsión en la primera línea de manifestantes. Hay personas que han vomitado a consecuencia de la exposición al gas pimienta. Se mezcló el agua de los camiones hidrantes con gas pimienta, y hasta los observadores legales quedaron expuestos a eso, mientras intentaban registrar sus observaciones. Se dispararon botes de gas en la zona médica ubicada en la primera línea. Hay al menos una mujer con la rótula rota y una persona anciana que sufrió un paro cardíaco y fue reanimada por los médicos al frente de la manifestación.

JUAN GONZÁLEZ: El ataque policial del domingo se produjo en un marco de represión crecientemente militarizada contra los defensores del agua y el movimiento que busca detener el oleoducto Dakota Access, temiendo que su construcción destruya cementerios sagrados de la tribu y de que un derrame del oleoducto contamine el río Missouri. El estado de Dakota del Norte ha aprobado una partida de 10 millones de dólares para la policía que vigila esta resistencia. El gobernador de Dakota del Norte, Jack Dalrymple, ha activado la Guardia Nacional en el estado. En el tiempo que llevan las protestas ya han sido detenidas más de 400 personas, muchas de las cuales declaran que fueron sometidas a registros corporales sin ropa durante su estadía en la cárcel del condado de Morton, en Dakota del Norte.

La represión y vigilancia hacia los defensores del agua también es realizada por empresas de seguridad privada contratadas por la empresa que lleva a cabo la construcción del oleoducto Dakota Access. El 3 de septiembre pasado, guardias de seguridad privada no autorizados soltaron perros de ataque contra las comunidades indígenas que trataban de impedir la destrucción de un cementerio sagrado de la tribu. La empresa de seguridad TigerSwan está a cargo de las tareas de inteligencia de la empresa constructora del oleoducto Dakota Access. TigerSwan tiene vínculos con la ahora extinta empresa mercenaria Blackwater.

Para ampliar esta información más, nos acompaña el periodista Jeremy Scahill del portal The Intercept, que investiga y escribe hace años acerca de las actividades de empresas de seguridad privada, tales como TigerSwan.

Bienvenido de nuevo, Jeremy. ¿Qué nos puedes decir acerca de lo que está pasando en Dakota del Norte?

JEREMY SCAHILL: Bueno, en primer lugar, recordemos que estamos en la semana de una de las fechas conmemorativas más importantes de Estados Unidos, el día de Acción de Gracias. En esta época del año siempre pienso en la masacre de los pueblos indígenas llevada a cabo en este país y en personas como Leonard Peltier, un preso político que… desgraciadamente, parece que otro presidente más va a completar su mandato sin darle el indulto. Pero esto que estamos viendo con los manifestantes, los defensores de este territorio indígena que se están enfrentando a las empresas que destruyen el ambiente, realmente pone en evidencia la completa hipocresía del discurso sobre lo que es Estados Unidos de América. Pero también, si miramos la forma en que se está tratando a estas comunidades indígenas y a sus compañeros, en comparación con lo que pasó con los hacendados Bundy, que no ocuparon su territorio originario sino que fueron y tomaron con armas tierras fiscales, y finalmente resultaron absueltos, incluso en los cargos de los que eran claramente culpables, todos los cargos por posesión de armas. Bueno, esto te hace pensar que, si esta es la situación con el presidente Obama, que de hecho ha visitado reservas indígenas y territorios originarios, ¿qué va a suceder bajo el mandato de Trump?

Y esta empresa, TigerSwan, fue fundada por un agente del grupo de operaciones especiales Delta Force llamado James Reese y ha realizado una gran cantidad de operaciones, encubiertas y públicas, para el ejército estadounidense, en Irak, Afganistán y otros lugares del mundo. Y bueno, aquí vemos cómo converge todo lo malo del mundo post 11-S, con estas grandes empresas de destrucción ambiental, la privación cada vez mayor de los derechos indígenas, las fuerzas de seguridad privadas, la violencia contra quienes protestan, la paramilitarización de los cuerpos de seguridad. Y ahora, nuestro presidente entrante Donald Trump, —todavía me suena extraño decirlo— ¿además tiene vínculos comerciales con este oleoducto? ¿Acaso va a desinvertir? ¿Qué va a…? O sea, estamos pasando de lidiar con Obama que, bueno, podemos decir que ha manejado muy mal estas cuestiones, a lidiar con Trump que activamente buscará lo peor en términos ambientales.

JUAN GONZÁLEZ: Bueno, Warren Kelcy, el director de la empresa que está a cargo del oleoducto Dakota Access, Energy Transfer Partners, dijo recientemente en una entrevista que está 100% seguro de que Trump apoyará la finalización del oleoducto Dakota Access. Kelcy Warren ha donado más de 100.000 dólares a la campaña de Trump. Además, el propio Trump, según sus propias declaraciones ha invertido entre 500.000 y un millón de dólares en la empresa Energy Transfer Partners.

JEREMY SCAHILL: Ah no, esto también me recuerda, bueno, tú y yo hablamos de esto en aquel momento, cuando, bueno, cuando Cheney estaba por asumir; en ese entonces hablamos de Enron y de la gente que pondrían en su comisión de energía. Y bueno, la decisión que tome Trump sobre quién va a ocupar la secretaría de energía y la secretaría del interior… sé que se está hablando potencialmente de Sarah Palin como secretaria del Interior. Pero bueno, realmente, no sé, o sea, ¿por qué no ponen directamente a Ronald McDonald? Quiero decir, es realmente repugnante ver algunas de las personas designadas. O sea, ¿poner a Mike Huckabee a cargo de la secretaría de salud y servicios sociales, un tipo que dijo que el aborto es algo peor que el Holocausto? Bueno, realmente parece como si el país estuviera al borde de una catástrofe, una tormenta que se avecina y no es tan lenta como parece.

JUAN GONZÁLEZ: Incluso anda circulando la idea de que Joe Arpaio, que acaba de perder la reelección como sheriff del condado de Maricopa, podría convertirse en director de seguridad nacional.

JEREMY SCAHILL: Así es.

JUAN GONZÁLEZ: Aunque con 82 años de edad, dudo que quiera irse a Washington.

JEREMY SCAHILL: Sí. Bueno, sería una audiencia muy entretenida para la ratificación de los cargos en el Senado. O sea, potencialmente es más probable, y va en esa misma línea, que sea el Sheriff David Clarke, del condado de Milwaukee, que ha dicho, bueno… ha llamado al movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) —aunque él mismo es afroestadounidense— ha llamado a la gente del movimiento Black Lives Matters subhumana, ha dicho que la brutalidad policial no existe, impulsó los cantos de “Blue lives matter” (las vidas de los azules importan) en la Convención Nacional Republicana y es un participante habitual en el programa de Bill O’Reilly y en otros programas de… como el de Hannity en Fox News.

Juan, algo que se me olvido mencionar cuando hablamos del gabinete que está armando Trump, es que en el ámbito de seguridad nacional es importante recordar que el asesor de seguridad nacional es un cargo que no requiere ser ratificado por el Senado. Y es un cargo de muchísimo poder, bueno, con ejemplos que se remontan a 1947. Básicamente es como un aparato de seguridad nacional paralelo que se maneja con impunidad y opera en forma secreta, sujeto a los caprichos de cada gobierno. Pero además, se requerirían permisos especiales para Flynn y Mattis —si es que se nombra a Mattis como secretario de Defensa— porque no se puede pasar de un cargo militar a uno civil sin que medie un período de siete años, a menos que exista un permiso especial del Congreso. ¿Por qué es eso? Es porque tiene que haber cadena de mando en el Estado en la que funcionarios civiles estén sobre los militares; de lo contrario se empieza a virar hacia una posible dictadura militar o un estado militar. Y parecería que realmente Trump en parte quiere algo así. Podría ser una simple coincidencia que estos tipos hayan dejado el ejército hace poco. Pero es necesario —porque se trata de Trump— tomar en serio la posibilidad de que él realmente quiera generar algo parecido a una dictadura del poder ejecutivo, con políticas decididas de hecho por el ejército sin necesariamente acatar la cadena de mando civil con excepción de él y Pence.

JUAN GONZÁLEZ: Jeremy, nos queda sólo un minuto, pero quería preguntarte, en cuanto a… tú llegaste hasta la oficina del Sheriff del condado de Morton para tratar de obtener información sobre las empresas de seguridad privada. ¿Que pasó?

JEREMY SCAHILL: Bueno, los sheriffs del condado de Morton dieron a conocer ciertos documentos, documentos internos, relacionados con su investigación sobre los entrenadores de perros de ataque. Y sin darse cuenta revelaron que esta empresa, TigerSwan, manejada por estos tipos del grupo Delta Force, está a cargo de las operaciones de inteligencia llevadas a cabo contra los manifestantes. Un buen consejo para quienes están resistiendo allí: no se crean que sus teléfonos móviles o sus computadoras están limpias y sin infiltrar. Les aseguro que están utilizando la gama completa de dispositivos de vigilancia. Sé que mucha gente se ha quejado de que sus teléfonos celulares dejaron de funcionar, que les dejó de funcionar Internet. Eso puede haber sido provocado por el arsenal de espionaje interfiriendo sus dispositivos. Podría ser porque hay mucha gente usando las líneas. Pero yo me inclino más a pensar que están utilizando los dispositivos de la gente, tanto las fuerzas de seguridad públicas como las empresas de seguridad privada, como dispositivos de rastreo georreferenciados. Y la gente debe ser consciente de que todo el conjunto de herramientas desarrollado por la CIA/NSA, que ahora está en manos de las fuerzas de seguridad locales de todo el país, ciertamente se está utilizando sobre estos activistas y sus colaboradores.

JUAN GONZÁLEZ: Bueno, gracias por acompañarnos.

JEREMY SCAHILL: Gracias a ti, Juan.

JUAN GONZÁLEZ: Jeremy Scahill, uno de los fundadores del portal periodístico The Intercept, cuyo último artículo se titula: “Mike Pence Will Be the Most Powerful Christian Supremacist in U.S. History” (Mike Pence será el fundamentalista cristiano más poderoso en la historia de EE.UU.) Eso es todo por hoy. Celebraremos el 20° cumpleaños de Democracy Now! con Harry Belafonte, Noam Chomsky, Patti Smith y mucho más, este 5 de diciembre en la ciudad de Nueva York. Más detalles en democracynow.org


Traducido por Carolina Flórez y Linda Artola. Editado por Verónica Gelman y Democracy Now! en Español

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio