“Un momento muy peligroso”: el belicista John Bolton se incorpora al gabinete de Trump en mitad de la escalada bélica en Siria

Reportaje10 de abril de 2018

El presidente Trump amenazó con dar una respuesta enérgica al presunto ataque químico con gas perpetrado este fin de semana en Siria. El ataque, en el que murieron al menos cuarenta personas y otras mil resultaron heridas, se produjo en la localidad de Douma que se encuentra en poder de los rebeldes. Durante una reunión realizada el lunes con funcionarios militares, Trump prometió tomar medidas. Washington y sus principales aliados en la ONU culparon al gobierno de Assad del ataque químico, pero Rusia sostiene que ni siquiera hay pruebas de que haya habido un ataque. Mientras tanto, Irán reconoció que siete ciudadanos de su país murieron en un ataque aéreo llevado adelante a primeras horas del lunes por los israelíes contra una base siria. Para saber más de este tema, hablamos con Phyllis Bennis. Bennis es miembro de Institute for Policy Studies (Instituto de Estudios Políticos) y autora de varios libros, el más reciente de los cuales se titula “Understanding ISIS and the New Global War on Terror” (Para comprender a ISIS y la nueva guerra global contra el terrorismo). Su artículo más reciente publicado por la revista In These Times se titula “It’s John Bolton’s First Day in the White House. We Must Stop Him from Escalating War in Syria” (Es el primer día de John Bolton en la Casa Blanca. Debemos impedir que intensifique la guerra en Siria).

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN GONZÁLEZ: El presidente Trump ha amenazado con llevar a cabo una respuesta contundente al supuesto ataque de gas químico de este fin de semana en Siria que mató al menos a 40 personas y causó heridas a unas 1.000 en la ciudad de Douma, que está controlada por los rebeldes. Durante una reunión con funcionarios militares celebrada el lunes, Trump prometió tomar medidas.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Me gustaría comenzar condenando el atroz ataque contra sirios inocentes con armas químicas prohibidas. Fue un ataque atroz. Fue horrible. […] Estamos estudiando esa situación muy de cerca. Nos estamos reuniendo con nuestros militares y con todos los demás. Y tomaremos algunas decisiones importantes en las próximas 24 o 48 horas. […] Entonces, si es Rusia, si es Siria, si es Irán, si son todos juntos, lo averiguaremos. Y sabremos las respuestas bastante pronto. Estamos analizando eso con mucha, mucha atención y de forma muy seria.

JUAN GONZÁLEZ: Washington y sus principales aliados en las Naciones Unidas han culpado al gobierno de Assad por el ataque químico, pero Rusia afirma que ni siquiera hay evidencia de que el ataque tuviera lugar. Mientras tanto, Irán ha reconocido que siete iraníes murieron en un ataque aéreo israelí contra una base siria ocurrido a primera hora del lunes.

AMY GOODMAN: Para hablar sobre la creciente tensión en Siria y el debate en las Naciones Unidas, nos acompaña Phyllis Bennis, colaborador del Instituto de Estudios de Política, autora una gran cantidad de libros, incluyendo, más recientemente, “Comprendiendo a ISIS y la nueva guerra global contra el terrorismo”, su último artículo para In These Times se titula “Es el primer día de John Bolton en la Casa Blanca. Debemos evitar que empeore la guerra en Siria”. Bueno, comencemos allí, Phyllis, porque hemos visto al presidente Trump sentado al lado de John Bolton, quien en el pasado ha hablado de un ataque preventivo contra Corea del Norte e Irán, y el presidente Trumpp está claramente muy inquieto por la redada, de la que acaba de tener conocimiento, en todas las oficinas de su abogado personal. Y en ese momento dice que dentro de las siguientes 24 o 48 horas va a decidir si ataca o no a Siria y posiblemente ampliándolo a Irán y Rusia. Háblenos de esto.

PHYLLIS BENNIS: Este es un momento muy peligroso, Amy. Tenemos, por un lado, al presidente Trump manejando esta situación con su nuevo asesor, John Bolton, en su primer día, como mencionaste, quien, por supuesto, no necesita confirmación del Senado para este puesto. Él acaba de ser anunciado, nombrado, y viene a trabajar. Y ahora es, como asesor de seguridad nacional, la primera y la última persona a la que presidente va a escuchar. Oficialmente, se supone que él es quien analiza y saca conclusiones de los diferentes informes y posiciones de las 16 agencias de inteligencia estadounidenses, y proporciona esas conclusiones al presidente de una manera que sea coherente y sensible, o lo que sea. En la práctica, sabemos por el historial de John Bolton que esa no es su intención en absoluto. Su intención es impulsar cualquier fuerza dentro de la comunidad de inteligencia, venga de la agencia que venga, que esté presionando para poner a la guerra por encima de la diplomacia. Bolton es una persona que desprecia la diplomacia, que desdeña las Naciones Unidas o el derecho internacional, que considera que no ha habido ningún problema, desafío o crisis internacional que no haya requirió una solución militar por parte de EE.UU. Así que esa es una parte del peligro. Además de eso, hay una enorme necesidad de distracción de las noticias que están circulando sobre el allanamiento de las oficinas del abogado privado de Trump. Él va a querer desviar la atención de ese asunto. ¿Qué mejor manera de hacerlo, históricamente en este país, que ir a la guerra en alguna parte del mundo? Este es un momento muy peligroso. Podría significar una respuesta a pequeña escala, esencialmente simbólica, contra este presunto ataque con armas químicas. Y debemos ser claros: A pesar de que en este clip que acaban de emitir al inicio, en el que aparece Trump diciendo: “Aún estamos averiguando lo que ocurrió, estamos hablando sobre ello”, justo después de haber sido informado de que había denuncias de que un ataque de armas químicas se había producido, el propio Trump fue inmediatamente a Twitter y dijo que esto había sido llevado a cabo por el “Animal Assad” respaldado por Rusia e Irán. Entonces, inmediatamente apuntó a quién quiere responsabilizar por lo ocurrido, amenazando con una acción militar inmediata, que, de nuevo, podría ser de pequeña escala, simbólica, algunos ataques con misiles contra una base aérea. Podría ser mucho mayor. Y si hay un ataque, por ejemplo, como el ataque de ayer… poco después de que surgieran las acusaciones sobre el ataque químico, hubo un ataque contra una base militar siria donde había, entre otras cosas, tropas iraníes. Catorce personas murieron, cuatro de ellas iraníes. E Irán indicó que creían que Israel era responsable del ataque. Israel, en este caso, no se ha atribuido la responsabilidad. Nadie lo ha hecho. Estados Unidos negaron ser los responsables, al igual que los franceses. Y la pregunta de qué va a ocurrir de aquí en adelante es muy peligrosa, porque sabemos que a pesar del hecho de que cualquier ataque militar sería absolutamente ilegal desde el punto de vista de la ley interna de Estados Unidos, —la Ley de poderes de guerra y nuestra Constitución dicen muy claramente que es el Congreso, y no el presidente, quien tiene la potestad de declara la guerra. Sabemos que en las Naciones Unidas, Nikki Haley ha estado usando un lenguaje virtualmente idéntico… Juan y Amy, ustedes recordarán que en el período previo a la guerra en Irak, en 2002, 2003, escuchamos este discurso constantemente en las Naciones Unidas, a veces de parte de John Bolton, cuando era el embajador temporal allí, a veces de otros, diciendo: “Independientemente de si las Naciones Unidas da su aprobación o no, vamos a continuar”. Esa es una referencia muy siniestra. Es muy siniestro. Y está diseñado para que así sea. Cuando Nikki Haley dice: “El Consejo de Seguridad debe decidir usar la fuerza. Y si no lo hacen, nosotros lo haremos”; que es esencialmente lo que está diciendo; lo que ella está diciendo es: “Vamos a violar la ley internacional, vamos a violar la Carta de la ONU, y vamos a violar nuestras propias leyes internas, para llevar a cabo un ataque militar ilegal contra Siria”, afirmando que de alguna manera es en venganza por un presunto ataque químico, que puede, o no, haber sido cometido por el régimen.

JUAN GONZÁLEZ: Phyllis, usted mencionó antes el precedente en este tipo de situaciones:, la segunda Guerra del Golfo. Mucha gente no recuerda la primera Guerra del Golfo…

PHYLLIS BENNIS: Correcto.

JUAN GONZÁLEZ: …y las horribles historias sobre las fuerzas invasoras de Saddam Hussein en Kuwait entrando en un hospital y matando bebés…

PHYLLIS BENNIS: Incubadoras.

JUAN GONZÁLEZ: …y matando bebés recién nacidos en sus incubadoras. Un engaño completo.

PHYLLIS BENNIS: Correcto.

JUAN GONZÁLEZ: Pero que horrorizó al pueblo estadounidense y hizo más fácil justificar la decisión de ir a guerra en la primera Guerra del Golfo. Y, por supuesto, el testimonio sobre las armas de destrucción masiva del Secretario de Estado Powell en las Naciones Unidas antes de la segunda Guerra del Golfo. Entonces, este tipo de cosas no son inusuales, y los medios, por supuesto, las recogen y continúa difundiendo la información sin comprobar si los hechos son reales o no.

PHYLLIS BENNIS: Eso es absolutamente correcto. En ese momento, por supuesto, solíamos llamarlo el factor CNN. Ahora probablemente lo llamaríamos el factor Twitter, pero es el mismo fenómeno. Tienes, en muchos casos, un suceso muy real y horrible. Y ciertamente no digo que este suceso no haya ocurrido. Es posible que sí, pero creo que ha habido tantos ataques horribles contra civiles sirios, por parte de todos los bandos de esta guerra: el régimen sirio, los rusos y los iraníes, Estados Unidos, los aliados de EE.UU., Arabia Saudí, Qatar, todos estos países, cada uno de ellos. No hay tipos buenos aquí. Ha habido atrocidades llevadas a cabo contra civiles sirios en todas estas guerras de poder que se desarrollan en Siria. Y ese ejemplo de lo que hemos visto antes, la denuncia sobre los bebés siendo sacados de sus incubadoras, que resultó ser el testimonio de la hija del embajador kuwaití, editado por una firma de relaciones públicas con sede en Washington, que era totalmente falso. Pero hizo su trabajo. John Bolton ha sido parte de ese tipo de campañas en el pasado. En 2002, fue John Bolton quien se dio cuenta de que la campaña que estaba llevando a cabo para convencer a la gente en este país de que Irak tenía armas de destrucción masiva, de que Saddam Hussein tiene armas químicas, tal vez armas nucleares… Bolton estaba hablando sobre el óxido de uranio de Níger que resultó ser un completo engaño. Y en ese momento, el jefe de la Organización para la Prevención de Armas Químicas, la agencia de la ONU responsable de tratar con armas químicas, estaba realizando un esfuerzo desesperado por negociar con el gobierno de Saddam Hussein para intentar que se uniera a esa agencia, que se hiciera miembro de la Organización para la Prevención de Armas Químicas. Si lo hubieran hecho, tendrían que haber permitido inspecciones increíblemente intrusivas. Y Bolton sabía. Sabia que si lo hacían, era probable que no encontraran ninguna prueba, y descubrieran que Irak no tenía un programa de armas químicas. Y para evitar eso, apañó el despido del jefe de esa organización. El jefe era un diplomático brasilero, José Bustani. Bolton fue a la oficina de Bustani y dijo: “Tienes 24 horas para renunciar”. Incluso amenazó a los niños de Bustani. Y Bustani dijo: “Lo siento. He sido reelegido para un segundo término por los 145 miembros de esta organización. No me voy a ninguna parte.” Y en ese momento, Bolton se fue, y durante los siguientes días orquestó suficientes sobornos, amenazas y castigos sobre esos gobiernos, que logró despedir a Bustani y reemplazarlo por alguien que iba a mantenerse en la línea estadounidense y no iba a mover un dedo para alcanzar una solución diplomática. Bolton es alguien que quiere guerra y no diplomacia.

AMY GOODMAN: Phyllis Bennis-

PHYLLIS BENNIS: Este es un momento muy peligroso.

AMY GOODMAN: Para terminar, sólo nos queda un minuto, ¿Qué cree que tiene que pasar en Siria en este momento para terminar con este horrible sufrimiento de la población civil?

PHYLLIS BENNIS: Tiene que ser mucho más profundo, una diplomacia creativa y sostenida. No va a ser rápido. No va a ser fácil. No va a ser telegénico. No va a ser bueno para Fox & Friends. No es algo que este presidente y este asesor de seguridad vayan a querer hacer. El Congreso tendrá que evitar una mayor escalada de la guerra de Estados Unidos en Siria. Si EE. UU. entra… los ataques aéreos de EE. UU. en Siria han matado ya ha entre 3.600 y 5.600 civiles sirios, que se suman a los miles de otros muertos de todos los bandos Los civiles sirios están pagando el precio de estas guerras. El ejército de Estados Unidos es una gran parte del problema. Tenemos que comenzar en este país, logrando que el Congreso prohíba el uso ilegal de la fuerza militar estadounidense en Siria. La Autorización para el Uso de la Fuerza Militar no lo ampara. Es ilegal según la ley de EE. UU. Es ilegal según la Constitución de EE. UU. Es una violación de la ley internacional. Y John Bolton no debería poder decirle al presidente que tiene todo el derecho de seguir adelante con eso.

AMY GOODMAN: Y hablando de violación de la ley internacional, en este último momento, quiero hablar sobre Gaza, sobre el asesinato de decenas de palestinos, palestinos pacíficos, en la frontera entre Gaza e Israel, el viernes pasado un periodista… han tallado su nombre en la arena para recordarlo… un periodista que llevaba una identificación de prensa, sin mencionar a los civiles que han sido asesinados antes que él. ¿Qué debe pasar allí en este momento? Apenas vemos mención de esto en los medios estadounidenses.

PHYLLIS BENNIS: Treinta y un civiles fueron asesinados. Siete de ellos eran periodistas. Yaser no fue el único periodista al que dispararon. Fue el único que murió. Hubo otros siete que recibieron disparos, también mientras vestian esas chaquetas que dicen ”PRENSA”, generalmente en tres idiomas: inglés, hebreo y árabe. Esto es una masacre, esto no son enfrentamientos. La prensa está haciendo un flaco servicio hablando de enfrentamientos, de confrontaciones que acabaron con personas muertas. Las confrontaciones no mataron a las personas. Fueron francotiradores israelíes, enviados a la valla fronteriza de Gaza, quienes mataron a la gente. Esta es una completa violación de la ley internacional, de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. Una vez más, esto es algo en lo que las Naciones Unidas deberían actuar. Estados Unidos, de nuevo, ha utilizado su veto y ha amenazado con usar su veto repetidamente para prevenir cualquier acción del Consejo de Seguridad, prevenir, por ejemplo, lo que debe suceder, que es que el Consejo de Seguridad recomiende que la Corte Penal Internacional emprenda una investigación completa del papel de los dos líderes políticos israelíes, el primer ministro, quien dijo que los 30.000 manifestantes son “objetivos legítimos”. Esas fueron sus palabras, “objetivos legítimos”. Eso es escalofriante. Y también es ilegal. Es una completa violación atacar a los civiles de esa manera. Esta fue una protesta no violenta, que va a continuar por más semanas. Y le corresponderá a la sociedad civil internacional mantener la presión que permitirá a las Naciones Unidas hacer algo para detener esas violaciones.

AMY GOODMAN: Phyllis, queremos agradecerle por haber estado con nosotros. Phyllis Bennis, miembro del Instituto de Estudios de Política. Cuando volvamos, el director ejecutivo de Facebook, Zuckerberg, está hoy en el Congreso. Hablaremos de Facebook. Y luego iremos a Denver para hablar sobre la rebelión en The Denver Post contra su último propietario, un fondo de cobertura de Nueva York. Quédese con nosotros.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio