No se avizora el final de la guerra en Yemen respaldada por EE.UU., con el ataque aéreo en el que mueren al menos veinte personas, entre ellas una novia en su boda

Reportaje24 de abril de 2018

Al menos veinte personas murieron el domingo en un ataque aéreo de la coalición encabezada por los sauditas contra una boda en el norte de Yemen. Según se informa, la mayoría de los muertos fueron mujeres y niños que estaban reunidos en una de las carpas donde se celebraba la boda. La novia fue una de las víctimas. Los paramédicos y los habitantes del lugar dijeron que, además, otras 46 personas resultaron heridas, entre ellas treinta niños. El ataque aéreo contra la boda yemení fue uno de por lo menos tres que se hicieron durante el fin de semana, que dejó como saldo la muerte de civiles yemeníes. Los cinco miembros de una familia murieron en un ataque aéreo en la provincia de Hajjah y otros veinte civiles murieron el sábado cuando aviones de combate bombardearon un autobús en las proximidades de la ciudad de Taiz. Este mes, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que Yemen se había convertido en la peor crisis humanitaria del mundo. Para saber más de este tema, puede ver la entrevista que le hicimos a Shireen Al Adeimi, estudiante yemení de doctorado en la Universidad de Harvard.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

JUAN GONZÁLEZ: Al menos 20 personas murieron el domingo en un ataque aéreo de la coalición encabezada por Arabia Saudita que cayó sobre la celebración de una boda en el norte de Yemen. Según se informa, la mayoría de las muertes fueron de mujeres y niños que se encontraban en una de las tiendas donde se festejaba la boda. La novia fue una de las víctimas. Según el personal médico y los habitantes del lugar, otras 46 personas resultaron heridas, entre ellas 30 niños y niñas. Un video difundido por el canal de televisión yemení Al-Masirah muestra imágenes de un niño aferrado a su padre muerto, rodeado de escombros. El niño gritaba: “¡Juro que no lo dejaré!” El ataque a esta boda se incluye en una serie de al menos tres ataques aéreos que tuvieron lugar el fin de semana en Yemen, causando la muerte de civiles locales. En la provincia de Hajjah, un ataque aéreo mató a una familia de cinco personas. Y otros 20 civiles murieron el sábado cuando aviones de combate bombardearon un autobús cerca de la ciudad de Taiz.

AMY GOODMAN: Por su parte, el movimiento rebelde hutí de Yemen denunció el asesinato de su líder Saleh al-Sammad en un ataque aéreo de la coalición dirigida por Arabia Saudita el jueves pasado. Dicho grupo rebelde advirtió que el asesinato de Sammad “recibirá su respuesta”. Sammad es el dirigente hutí de mayor rango asesinado desde el inicio de la intervención militar en Yemen de la coalición respaldada por Occidente, en marzo de 2015. La invasión saudita ha provocado más de 15.000 muertes y los ataques aéreos dirigidos por Arabia Saudita y respaldados por EEUU han devastado los sistemas de salud, agua y sanidad pública de Yemen, desencadenando un brote masivo de cólera —se estima que hay cerca de un millón de personas con cólera— y llevando a millones de yemeníes al borde de la inanición. A principios de mes, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que la situación de Yemen se ha convertido en la peor crisis humanitaria del mundo.

SECRETARIO GENERAL ANTÓNIO GUTERRES: Cada 10 minutos, un niño menor de cinco años muere por causas prevenibles. Y casi tres millones de niños menores de 5 años, mujeres embarazadas o lactantes se encuentran en estado de desnutrición. Casi la mitad de los niños entre seis meses y cinco años sufren desnutrición crónica y atrofias en su crecimiento, lo que provocará retrasos en su desarrollo y afectará su capacidad para aprender durante toda su vida.

AMY GOODMAN: Para conocer más sobre la situación en Yemen, nos comunicamos con Boston, donde se encuentra Shireen Al-Adeimi, estudiante yemení de doctorado en la Universidad de Harvard. Recientemente escribió un artículo para la revista In These Times titulado: Trump Doesn’t Care About Civilian Deaths. Just Look at Yemen (A Trump no le importa la muerte de civiles, si no miren a Yemen). Bienvenida a Democracy Now! Shireen. ¿Puedes contarnos qué sabes del bombardeo saudita sobre esta boda en Yemen, que provocó al menos 20 muertes, muchas de ellas de mujeres y niños? ¿Dónde sucedió?

SHIREEN AL-ADEIMI: Muchas gracias por invitarme al programa. Lo que sucedió hace un par de días en Yemen no es extraordinario. Fue en una provincia del norte del país, Hajjah, que no está nada cerca de los frentes de combate. Se trataba, desde luego, de una boda entre civiles. Primero bombardearon la celebración de los hombres, la parte de la boda donde estaban los hombres. Y luego, mientras los rescatistas intentaban atender a los heridos, bombardearon el sector de la boda de las mujeres. Así que fue un ataque aéreo doble, lo que es muy común en la guerra liderada por Arabia Saudita contra Yemen. Se han reportado treinta y tres personas muertas y muchas más heridas, cientos, lo siento, decenas de personas heridas. Y bueno, hay 30 niños y niñas en esa lista de personas heridas. Esto era una boda. Se supone que este es el día más feliz en la vida de la gente. Y en cambio, la novia fue asesinada, el novio herido y muchos otros invitados terminaron muertos también.

JUAN GONZÁLEZ: Shireen, para la gente de aquí que piensa que solo se trata de una guerra impulsada por Arabia Saudita, cuéntanos cuán importante es el apoyo estadounidense, el apoyo de EE.UU. a esta guerra.

SHIREEN AL-ADEIMI: Bueno, a partir del gobierno de Obama y ahora con el gobierno de Trump, Arabia Saudita ha recibido un amplio apoyo del ejército estadounidense. Desde el primer día, el 26 de marzo de 2015, en que Arabia Saudita comenzó los bombardeos, EE.UU. estuvo a su lado, ayudando con los objetivos de ataque, con la logística. Les ayudan a mantener y actualizar sus vehículos. Y principalmente, EE.UU. reabastece los aviones sauditas en el aire, aviones que EE.UU. le ha vendido, o sea, nosotros les hemos vendido esas bombas. Y también les ayudamos a operarlos. Es decir, el ejército de EE.UU. ayuda a reabastecer en el aire los aviones con los que bombardean objetivos civiles en Yemen. Así que el apoyo estadounidense a Arabia Saudita es extenso.

Y bueno, las autoridades estadounidenses afirman que estamos allí para ayudarlos a definir con precisión los objetivos de ataque, pero lo cierto es que es la población civil quien está soportando el peso de esta guerra. Recién mencionaban que han muerto 15.000 personas, pero esa es solo la cantidad de personas muertas en ataques aéreos. Además, EE.UU. está ayudando a mantener el bloqueo sobre Yemen, que solo en 2016 y 2017 ha causado la muerte de 113.000 niños y niñas a causa de la desnutrición y las enfermedades. Porque bueno, el acceso al agua es muy limitado en el país. Yemen importaba el 90% de sus alimentos y ahora la comida se ha vuelto muy cara o difícil de conseguir. Mucha gente está al borde, pero mucha gente ya ha sido asesinada, mucha gente ha perdido la vida por no poder conseguir comida, agua y medicina para enfermedades prevenibles como el cólera.

AMY GOODMAN: Shireen, ¿qué nos puedes decir sobre Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudita, que está a cargo de los ataques sauditas sobre Yemen? ¿Qué opinas sobre su reciente, como ha sido llamada, “campaña de seducción” por todo EEUU, de Washington a Houston a Hollywood? Explícanos la importancia de esto. Cuando el presidente Trump se reunió con él en la Casa Blanca el mes pasado, mostró carteles de armas que compró recientemente Arabia Saudita a Estados Unidos y dijo: “Hacemos el mejor equipamiento del mundo”.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Arabia Saudita ha sido un gran país amigo y un gran comprador de equipamiento y muchas otras cosas. … Algunas de las cosas en las que estamos trabajando ahora —gracias— que nos han pedido y pronto serán construidas y entregadas: sistema antimisiles THAAD, 13.000 millones de dólares; aviones C-130, como el Hércules, gran avión, 3.800 millones de dólares; vehículos Bradley, que son los tanques, 1.200 millones de dólares; y Poseidones P-8, 1.400 millones de dólares … O sea, hacemos el mejor equipamiento del mundo. No hay nadie que se nos compare. Y Arabia Saudita está comprando grandes cantidades de este equipamiento.

AMY GOODMAN: Shireen Al-Adeimi, los carteles que el presidente Trump estaba sosteniendo, casi como si fuera una presentación de escuela secundaria, era un mapa de EE.UU.. Y mientras hablaba sobre las armas, las iba relacionando con diferentes lugares de Estados Unidos, diferentes estados de Estados Unidos. ¿Qué nos puedes decir al respecto? Organizaciones de derechos humanos están advirtiendo que estas armas… que con este cuantioso acuerdo para la venta de armas Estados Unidos podría ser considerado cómplice de crímenes de guerra cometidos en la campaña militar dirigida por Arabia Saudí en Yemen.

SHIREEN AL-ADEIMI: Así es. Bueno, desde luego que Arabia Saudita no fabrica sus propias armas. Dependen de países como EE.UU. y el Reino Unido, e incluso Canadá, para obtener las armas que necesitan para continuar esta guerra increíblemente destructiva contra un país que realmente no representaba ninguna amenaza para ellos. Yemen ni siquiera tiene un sistema de defensa aérea. Ha sido desactivado. Es un país que ni siquiera es capaz de defenderse. Entonces, Arabia Saudita sigue comprando armas por cientos de miles de millones de dólares, simplemente por su interés de establecer su control y dominio, y tratar de ganar esta guerra que en realidad no se puede ganar en Yemen.

Pero bueno, Trump fue muy transparente acerca de por qué Mohammed bin Salman estaba en EE.UU.. Y he escuchado que Mohammed bin Salman estaba avergonzado por esos carteles. Pero básicamente lo que Trump dijo fue: “Bueno, sí, esta es la relación que tenemos con Arabia Saudita y se basa en cuánto pueden pagar por nuestros servicios”. Antes mencioné el entrenamiento logístico y actualización de aviones y demás. Eso asciende a 129 millones de dólares por mes. O sea que realmente estamos ganando mucho dinero, Estados Unidos está ganando mucho dinero gracias a su relación con Arabia Saudita. Y desde luego, los organismos de derechos humanos han denunciado que estas armas no se están usando para ninguna otra cosa más que atacar a la población civil. Recientemente, países como Alemania y los Países Bajos han dejado de vender armas a los Emiratos Árabes Unidos y a Arabia Saudita por este motivo.

Pero aquí, bueno, vino el Príncipe Encantador y fue… bueno, aquí en Boston organizamos una protesta en contra de su visita al MIT. Pero estuvo en lugares como MIT y Harvard, y gente como Oprah y los Clinton, y como tú dijiste, el presidente Trump, todos se han reunido con él. Y fue todo muy, bueno, no se le planteó ningún cuestionamiento en las entrevistas que le hicieron aquí en Estados Unidos. Y no es cualquier integrante de la familia real saudita. Él es el arquitecto de esta guerra en Yemen. Es el ministro de defensa y el príncipe heredero. Esta guerra comenzó bajo su mando. De modo que es alguien que ha causado un sufrimiento extremo en el país. Según la ONU, en Yemen está ocurriendo la peor crisis humanitaria del mundo. Él ha causado esto y lo estamos ayudando a perpetuarlo. Sin embargo, no hubo prácticamente ningún cuestionamiento hacia él mientras estuvo en Estados Unidos.

JUAN GONZÁLEZ: Y Shireen, qué pasa con… obviamente, el gobierno de Estados Unidos sigue justificando su apoyo en el marco de la guerra contra el terrorismo y también por los esfuerzos para contener la supuesta influencia de Irán sobre los grupos terroristas. ¿Cómo es la presencia de ISIS, al-Qaeda y otros grupos terroristas internacionales dentro de Yemen? ¿Puedes comentar al respecto y también sobre la cuestión iraní?

SHIREEN AL-ADEIMI: Bien. El Congreso estadounidense ha declarado que la intervención de EE.UU. en Yemen, su colaboración con Arabia Saudita en esta guerra contra Yemen, no se puede enmarcar en eso, o sea, no es parte de la lucha contra el terrorismo. Así que es inconstitucional. No está autorizada por el Congreso.

Pero, como mencionaste, EE.UU. tiene dos objetivos en Yemen. Por un lado, están tratando de perseguir a cualquiera que se sospeche pueda ser miembro de al-Qaeda o ISIS. Y eso se hace principalmente por medio de ataques con aviones no tripulados que comenzaron, o más bien se intensificaron bajo el gobierno de Obama y continúan con el gobierno de Trump. Y luego, el otro frente, que no está autorizado por el Congreso, es este apoyo, el apoyo total a Arabia Saudita en su guerra contra Yemen.

O sea, bueno, se ha citado a Irán como causante, como un motivo para intervenir en Yemen. Pero el hecho es que, en realidad, hay muy poca evidencia de que Irán esté interfiriendo de manera significativa en Yemen. Como mencioné, Arabia Saudita y Estados Unidos están imponiendo un bloqueo terrestre, aéreo y marítimo contra Yemen. O sea, la organización Médicos Sin Fronteras tiene dificultades para hacer entrar su personal, sus medicinas, su comida y sus médicos al país. Los barcos de la ONU tienen dificultades para llevar alimentos al país. Pero de alguna manera nos quieren hacer creer que Irán es capaz de hacer entrar misiles u otro tipo de armas a Yemen. O sea, para la gente de Yemen es realmente absurdo pensar que allí se está luchando contra Irán. No hay evidencia de que haya ningún soldado o general iraní en el territorio de Yemen. Desde luego que los grupos hutíes e Irán tienen algún tipo de relación, pero no es… no tiene mucho alcance; la participación de Irán en Yemen no tiene el alcance que Arabia Saudita le adjudica.

Entonces, bueno, el Congreso ha intentado retirar a Estados Unidos de Yemen, admitiendo que su intervención no está autorizada. Bernie Sanders recientemente presentó un proyecto de ley en el Senado, llamado S.J.Res.54, cuyo tratamiento fue finalmente postergado. Ni siquiera se sometió a votación. Pero fue un intento de desvincular a Estados Unidos de las agresiones contra Yemen, invocando a la Ley de Poderes de Guerra.

AMY GOODMAN: ¿Y qué significa la declaración del movimiento hutí de Yemen acerca de la muerte de una importante figura política, Saleh al-Sammad, en un ataque el jueves pasado? ¿Quién es al-Sammad?

SHIREEN AL-ADEIMI: Bueno, los hutíes, en alianza con el presidente anterior, Ali Abdullah Saleh, que aún ejerce un importante poder en Yemen, formaron un consejo político que gobernó la región del norte, que es la que está bajo su poder. Ahora bien, si miras el mapa, verás que el área que controlan los hutíes es pequeña, pero alrededor del 80% de la población vive allí. Así que todavía mantienen un gran control sobre el país, comparado con lo que está bajo el control de Arabia Saudita, que es una zona que controla junto con ISIS, al-Qaeda y otros grupos. Pues así que formaron este consejo político para ejercer el gobierno allí.

Y Sammad estaba al mando de ese consejo político. Y bueno, Arabia Saudita lo eliminó en un ataque aéreo. Ayer se publicó en Internet un video de ese ataque. Fue básicamente un asesinato. Y no sé lo que pasará ahora, ¿sabes? Así están las cosas. Realmente no hay esperanza para un proceso de paz si Arabia Saudita va a seguir ejecutando a líderes como ese. Así que realmente no sé qué va a pasar ahora.

AMY GOODMAN: Shireen Al-Adeimi, quiero agradecerle por acompañarnos. Shireen es estudiante yemení de doctorado en la Universidad de Harvard y está denunciando el papel que juega Estados Unidos en la guerra liderada por Arabia Saudí contra Yemen. Haremos el enlace a su artículo en la revista In These Times, titulado Trump Doesn’t Care About Civilian Deaths. Just Look at Yemen (A Trump no le importa la muerte de civiles, si no miren a Yemen). Esto es Democracy Now! Después de la pausa, hablaremos sobre el cambio de mando en Cuba y cuál es su importancia. No se vayan.
_________________

Segmento traducido por Lissette Favorite. Editado por Verónica Gelman y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio