Naomi Klein: las 4.645 muertes en Puerto Rico por el huracán María fueron un “asesinato en masa patrocinado por el Estado”

Reportaje06 de junio de 2018

Analizamos lo que ocurre en Puerto Rico a medida que la isla sigue recuperándose del huracán María que la devastó en septiembre del año pasado. Un grupo de investigadores de Harvard acaban de revelar que el número de víctimas fatales por el paso del huracán María puede ser la impactante cifra de setenta veces superior a la oficial. La cifra oficial de muertos todavía sigue siendo 64, pero en el nuevo estudio se calcula una cifra de muertos de, al menos, 4.645 con una proyección que llegarían a las 5.700. En el estudio de Harvard se encontró que “la interrupción de la atención médica primaria fue la causa principal de las altas tasas de mortalidad en los meses posteriores al paso del huracán, hallazgo que es consistente con la interrupción del sistema sanitario ampliamente comentada. La interrupción de la atención médica ahora es un factor que contribuye cada vez más tanto a la morbilidad como a la mortalidad en desastres naturales”.
Para saber más de este tema, hablamos con Naomi Klein, escritora, periodista y corresponsal en jefe del medio The Intercept. Su nuevo libro se titulado 'La batalla por el paraíso: Puerto Rico y el Capitalismo del desastre'. También hablamos con Katia Avilés-Vázquez y Elizabeth Yeampierre. Avilés-Vázquez es una ambientalista puertorriqueña miembro de la Organización Boricuá de Agricultura Ecológica. Yeampierre es directora ejecutiva de la organización UPROSE y cotitular de la Alianza por la Justicia Climática.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Estos son algunos de los titulares de hoy. Esto es DemocracyNow!, democracynow.org, el Informativo de Guerra y Paz. Soy Amy Goodman.

JUAN GONZÁLEZ: La temporada de huracanes está oficialmente en marcha. Y hoy tenemos un programa dedicado a Puerto Rico, que continúa recuperándose del huracán María, que devastó la isla en septiembre del año pasado. Una investigación de la Universidad de Harvard reveló en un estudio reciente que el número de muertes debido al huracán María podría ser alarmantemente más alto que el recuento oficial, 70 veces más alto. La cifra oficial de muertes continúa siendo 64, pero un nuevo estudio estima que esa cifra asciende al menos a 4.645 muertes, con algunas proyecciones que superan las 5.700. Veamos a uno de los coautores del informe, el Dr. Domingo Marqués, de la Universidad Carlos Albizu.

DOMINGO MARQUÉS: Cuatro mil seiscientos cuarenta y cinco. Para agregar algo, le diré que en nuestro estudio determinamos que el sufrimiento que causó el huracán fue debido a que en promedio, los puertorriqueños estuvieron expuestos a 84 días sin energía eléctrica. Además, pasaron más de 60 días sin agua potable, lo que es un gran problema para la salud pública. Y estuvieron, en promedio, más de 40 días sin servicio de telefonía celular. Entonces, esas tres cosas explican esa cifra de muertes. Las llamadas al 911 no solo no funcionaron en ciudades pequeñas, sino en todo Puerto Rico. Cuando piensas en esta situación, puedes entender por qué el número de muertes es tan alto.

AMY GOODMAN: Hasta ahora, el presidente Trump no ha hecho ninguna declaración sobre el nuevo estudio, pero en octubre, durante una visita a Puerto Rico, Trump se jactó de la baja cifra oficial de muertes.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Odio decirte, Puerto Rico, que le has dado un buen golpe a nuestro presupuesto, porque hemos gastado mucho dinero en Puerto Rico. Y eso está bien. Hemos salvado muchas vidas. Cada muerte es un horror, pero si nos fijamos en una verdadera catástrofe como la del [huracán] Katrina, y miras la gran cantidad de cientos y cientos y cientos de personas que murieron, y ves lo que ha sucedido aquí, con esta gran tormenta, que fue totalmente abrumadora, algo nunca visto… ¿y cuál es la cantidad total de fallecidos hasta este momento? ¿Diecisiete?

RICARDO ROSSELLÓ: Dieciséis muertes certificadas.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Dieciséis muertes certificadas. Dieciséis personas en lugar de miles. Pueden estar muy orgullosos de su gente. De toda nuestra gente, que trabajó de forma conjunta. Dieciséis personas en lugar de miles.

JUAN GONZÁLEZ: Ese era el presidente Trump hablando en los días posteriores al huracán María. Esa fue la misma visita en la que arrojó toallas de papel a algunos de los residentes de San Juan. Los noticiarios por cable están enfrentando críticas por invertir más tiempo cubriendo la historia de Roseanne que el impresionante nuevo informe de Harvard, que revela que al menos 4.645 personas murieron en Puerto Rico debido al huracán. De acuerdo con Media Matters, las principales cadenas de noticiarios por cable han cubierto la noticia de Roseanne durante más de 10 horas en el primer día de cobertura; y cubrieron el número de muertos por el huracán María en Puerto Rico durante poco más de 30 minutos. Fox News dedicó solo 48 segundos a la historia de Puerto Rico. La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, ha publicado un mensaje en Twitter diciendo, “¡Nunca los olvidaremos! ¡Nunca más!”. En una foto adjunta, ella aparece vistiendo una gorra con el número 4.645.

AMY GOODMAN: Hoy presentamos una mesa redonda para el resto del programa. Nos acompaña Naomi Klein, escritora, periodista, corresponsal de The Intercept. Klein ha publicado un nuevo libro; se llama “La batalla por el paraíso: Puerto Rico y los capitalistas del desastre”. Ella también es autora de “Decir 'No' no es suficiente: resistiendo las políticas de shock de Trump y logrando el mundo que necesitamos”; “Esto lo cambia todo: el capitalismo contra el clima”; “La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre”, entre otros. También se une a nosotros, directamente desde Puerto Rico, Katia Avilés-Vázquez, activista ambiental puertorriqueña, miembro de un grupo de recursos de agricultura sostenible llamado Organización Boricuá para la Agricultura Ecológica, que es parte de la Alianza para la Justicia Climática, con sede en San Juan. Elizabeth Yeampierre también está con nosotros, directora ejecutiva de UPROSE y copresidenta de la Alianza para la Justicia Climática. Les damos la bienvenida a Democracy Now! Katia acaba de llegar de la isla. Usted estaba allí cuando se publicó este estudio de Harvard. En realidad mucha gente en la isla ya estaba diciendo que en realidad lo ocurrido era lo contrario a lo que Trump dijo en ese momento. Trump consultó al gobernador y, ¿qué dijo? que la cifra de muertes era de 16 o 17. Eso fue justo después del huracán. Pero ahora esa cifra de muertes tal vez sea de 4.600, o incluso de 5.700. ¿Era eso lo que usted pensaba que había sucedido? ¿Y cuáles son, a medida que avanzamos hacia la próxima temporada de huracanes, sus principales preocupaciones en este momento?

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Creo que lo primero es resaltar el trabajo de Omaya Sosa y el Centro de Periodismo Investigativo. Ellos fueron los primeros en documentar e informar sobre lo que todos sentíamos, sabíamos y habíamos visto, que era que el huracán había dejado miles de víctimas en Puerto Rico. Y creo que es realmente importante resaltar su trabajo. Y particularmente, lograron una importante victoria ayer, al tener acceso a la cifra de muertes, gracias al señor Luis José Torres Asencio, entre otras personas que estaban en el equipo. El número 4.645 es una cifra estadística.

JUAN GONZÁLEZ: Disculpe. Cuando dice que obtuvieron acceso, se refiere a que un juez le ordenó al gobierno…

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Sí.

JUAN GONZÁLEZ: …de Puerto Rico finalmente hacer públicos…

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Entregar las cifras, finalmente. Sí, fueron…

JUAN GONZÁLEZ: …los certificados de defunción, en realidad.

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Esa información fue entregada ayer, sí, ya entrados en el mes de junio. Y en relación a los números, sabíamos que la cifra iba a estar en el rango de los miles. Creo que es importante no enfocarse en si es 4.645 o 5.700, porque sabíamos que iban a ser miles. El estudio cubre un período de 3 meses: octubre, noviembre y diciembre. Y considera específicamente la encuesta que estaban haciendo, y luego extrapolaron los datos basándose en esa encuesta. Pero no necesariamente cuenta a las personas mayores. Eso quedó fuera del informe, por ejemplo, nuestros ancianos y enfermos, que tal vez podrían haber vivido… nuestros portadores de conocimiento, podrían haber vivido un poco más, y sufrieron antes de que finalmente sus cuerpos se rindieran, porque no podían soportar el calor o la falta de comida. Creo que es importante resaltar no solo que esto se mantuvo en secreto, si no el hecho de que se mantuvo en secreto para validar una agenda política, en el caso del gobernador Rosselló. Ese día, justo después de que Trump se fuera, el gobierno reconoció que el número de muertes había subido a 34. Entonces cuando respondió la pregunta de Trump, era muy poco probable que él no supiera que el número ya no era 16, de modo que, una vez más, solo estoy recalcando que las cifras oficiales y toda esta situación en general ha sido manipulada para servir a la agenda política de Rosselló y a los capitalistas que ahora se están apoderando de la isla. Creo que el otro escenario que debe considerarse, como usted mencionó, es que el número de muertes ha seguido aumentando desde enero debido a María. Y no solo están aumentando las tasas de suicidio, los semáforos están literalmente cayendo sobre las personas y matándolas, las plantas de energía explotando, incendiándose y matando gente, y luego, tenemos a las personas que han seguido muriendo por la falta de recursos necesarios y apropiados. Entonces, si realmente tomamos en cuenta todas esas muertes indirectas, de nuevo, la cifra refleja miles de muertes. Pronto viene la próxima temporada de huracanes, y las infraestructuras aún están muy debilitada. Las casas todavía están con lonas. Hay muchísimos escombros en las calles. El servicio de agua no ha sido restaurado en toda la isla, la electricidad no ha sido restaurada en toda la isla. El sistema de lanchas, La Lancha, que va desde la isla principal hasta Vieques y Culebra, todavía no está funcionando correctamente. Estamos muy debilitados para enfrentar la nueva temporada de huracanes.

JUAN GONZÁLEZ: Quiero volver a ese tema. El estudio de Harvard solo se enfoca, como mencionó, en las fechas que van del 20 de septiembre al 31 de diciembre, sin embargo, en enero y febrero había cientos de miles de personas que seguían sin electricidad, por lo que indudablemente hubo más muertes…

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Exactamente.

JUAN GONZÁLEZ: ..a principios de este año.

KATIA AVILÉS-VÁZQUEZ: Correcto. Y todavía hay algunas muertes que ocurrieron hace un par de semanas, indirectamente, debido a eso. Como mencioné, literalmente, se cayó un semáforo, y la persona a la que golpeó murió recientemente. Hemos tenido muertes continuas indirectamente relacionadas al huracán y su impactó en la infraestructura.

JUAN GONZÁLEZ: Naomi, quería preguntarle… primero escribió un artículo, un artículo largo, y ahora este libro, que relata lo que vio cuando fue a Puerto Rico, y también cuán similar es Puerto Rico con una de las principales tesis que ha desarrollado durante los años de investigación sobre el capitalismo del desastre.

NAOMI KLEIN: Estuve allí, en realidad estuve allí con Elizabeth Yeampierre, y tuvimos la suerte de que Katia nos mostrara algunas partes del país. En febrero vimos personas recorriendo un largo camino para conectar sus máquinas de oxígeno, digamos, personas mayores, porque todavía no tenían electricidad. Así es que creo que esto demuestra que las muertes continuaron después de que se paró el recuento de este estudio en particular. Y estoy impresionada por la afirmación de que las muertes en Puerto Rico son “debidas” al huracán María. No son debidas al huracán María. María fue el catalizador. Si miras el estudio, la causa de las muertes en muchos de los casos, la mayor causa, fue el colapso del sistema de salud, que está íntimamente ligado al colapso del sistema de electricidad, que está íntimamente ligado al colapso del sistema de aguas. Entonces, esto es realmente una falla total de las infraestructuras. Y esa falla no ocurrió sin más. Una sociedad entera no ve cómo sus infraestructuras fallan a menos que sistemáticamente se hayan eliminado todas las estructuras que las soportan y esa eliminación se hace premeditadamente. Sigo pensando en esta frase, de hace cuatro décadas, del gran periodista de investigación Rodolfo Walsh, profesional argentino, en gran medida inventor del periodismo de investigación. Cuando estaba describiendo las políticas económicas de la junta militar argentina, las llamó “miseria planeada”. Y creo que eso aplica bastante a lo que está pasando en Puerto Rico en este momento, un sistema planeado de miseria. María llegó, y fue solo el golpe final. Sigo buscando una frase para describir esto. No es un desastre natural. No es solo una tragedia. Es un asesinato en masa patrocinado por el Estado. Así de grave es lo que estamos viendo aquí. Porque tal vez no hubo una intención de matar, pero se sabía que la infraestructura estaba siendo destruida. E incluso después de ver los resultados, las cifras mortales como resultado de esto, continúan destruyendo la infraestructura. Digo esto porque., Juan, me preguntas cómo se asemeja esto a lo que he escrito en el pasado sobre el capitalismo del desastre en “La doctrina del shock”. Incluso después de ver los efectos de una austeridad tan brutal y las miles de personas que han fallecido, ¿cuál es la respuesta? Más de lo mismo: enormes dosis de austeridad que ellos están imponiendo en este momento, tratando de matar… tratando de cerrar cientos de escuelas, más despidos, más abandono. Y el costo de esto se cuenta en miles y miles de vidas.

AMY GOODMAN: Vamos a la Casa Blanca para ver la rueda de la prensa del martes, en la que a la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders se le preguntó acerca de Puerto Rico.

HUNTER WALKER: ¿El presidente todavía piensa que su reacción frente al huracán en Puerto Rico merece un puntaje de 10 sobre 10, ahora que las investigaciones dicen que casi 5.000 personas murieron en la isla?

SARAH HUCKABEE SANDERS: La respuesta federal, insisto, ha estado a la altura histórica. Seguimos trabajando con la gente de Puerto Rico y hacemos todo lo que podemos para proporcionar asistencia federal, particularmente en un trabajo conjunto con el gobernador de Puerto Rico, y continuaremos haciéndolo ¿Peter?

HUNTER WALKER: ¿Alguna preocupación sobre la alta cifra de número de muertos?

AMY GOODMAN: Vimos a los periodistas preguntando sobre la cifra de muertos, y a la portavoz de la Casa Blanca diciendo: “Hacemos todo lo que podemos”. ¿Elizabeth Yeampierre?

ELIZABETH YEAMPIERRE: Lo que sabemos es que la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) está evacuando personas en lugar de reconstruir. Sabemos que incluso antes del huracán, muchas personas fueron expulsadas de Puerto Rico, muchos de ellos se han mudado al centro de Florida. Estimamos que para 2020 algo así como 600.000 puertorriqueños habrán sido expulsados ​​de la isla. Sabemos que aquí, en la ciudad de Nueva York, las personas que están en refugios temporales también se enfrentan al desalojo. Están viviendo bajo las peores circunstancias. Ellos son cacheados cuando entran a sus casas. Deben mostrar su identificación como si estuvieran bajo alguna forma de encarcelamiento. Y creo que una de las cosas que más nos preocupa es que este esfuerzo de evacuar Puerto Rico es realmente una oportunidad para privatizar toda la isla. Si no hay personas allí, se le hace mucho más fácil a Estados Unidos apoyar a los intereses corporativos. Una de las cosas que más me ha preocupado es lo que sucede, por ejemplo, con esos 23 lugares contaminados con residuos tóxicos, conocidos como “Superfondos”, que existen en Puerto Rico y la gran cantidad de tóxicos a la que las personas están siendo expuestas. Nada de eso está siendo abordado por el gobierno de Estados Unidos. Esos son intereses corporativos de Estados Unidos, y esos lugares contaminados son administrados por corporaciones estadounidenses. Y esa es otra fuente de muerte para las personas en Puerto Rico. Es realmente decepcionante. Pero también creo que en Puerto Rico no esperan mucho del gobierno de Estados Unidos en esta situación. Vimos lo que sucedió en Nueva Orleans, y vimos cómo las personas fueron tratadas en Nueva Orleans. A la gente en Puerto Rico no le ha ido mejor que eso.

AMY GOODMAN: Vamos a una pausa. Cuando volvamos, informaremos sobre el viaje que usted hizo con Naomi Klein y Elizabeth Yeampierre a Puerto Rico, cuando viajaron con usted Katia, y otros. Estamos hablando con Naomi Klein. Hoy lanza su libro “La batalla por el paraíso: Puerto Rico y el capitalismo del desastre”. en un gran evento de esta noche en Cooper Union. Elizabeth Yeampierre está con nosotros. Ella es copresidente de Alianza para la Justicia Climática, entre otros grupos. Y Katia Avilés está con nosotros. Katia Avilés es una ambientalista puertorriqueña muy conocida en el ámbito de la agricultura que trabaja con el grupo Organización Boricuá de Agricultura Ecológica. Esto es Democracy Now! Regresamos en un minuto.

[pausa]

AMY GOODMAN: “Resiliencia”, una nueva canción de la artista puertorriqueña Taina Asili. Esto es Democracy Now! Soy Amy Goodman con Juan González. ¿Juan?

JUAN GONZÁLEZ: Sí, quiero hacer un seguimiento. Elizabeth, antes de la pausa, estaba hablando de la respuesta federal. Y una de las cosas que la gente no ha notado o no ha prestado mucha atención es que la Comisión Federal de Comunicaciones de Trump recientemente decidió que iba a reducir drásticamente el proyecto Lifeline, un proyecto que la mayoría de la gente no conoce. Lifeline es un proyecto que proporciona servicios de telefonía celular y banda ancha para los estadounidenses de bajos ingresos. Y hay 500.000 personas en Puerto Rico que reciben el servicio de Lifeline. Es un subsidio del gobierno para las comunicaciones. Ahora, todos hablamos sobre la catástrofe de las comunicaciones en Puerto Rico, pero de 369.000 personas en Puerto Rico que van a perder este servicio, del que disfrutan 500.000 personas en la isla. 369.000 personas serán suspendidas de recibir el servicio como resultado de esta decisión. Y no van a tener acceso ni siquiera a las comunicaciones subsidiadas por el gobierno, en una situación de emergencia como esta. Este es otro ejemplo de cómo, de muchas maneras diferentes, el gobierno federal le está fallando a la gente de Puerto Rico.

ELIZABETH YEAMPIERRE: ¿Sabes qué es realmente interesante? Que estamos viviendo en la era del cambio climático. Y todos estamos hablando de la adaptación climática, resiliencia, construir cohesión social, y una de las cosas centrales para hacer posible que la gente sobreviva a los eventos climáticos extremos recurrentes es tener un buen sistema de comunicaciones. Acabamos de hablar sobre un informe que explica que muchas personas perdieron sus vidas porque no tuvieron acceso a un sistema de comunicación. No pudieron acceder a una atención médica. No pudieron acceder… si tenían diabetes y necesitaban atención médica. Al hacer eso, al desmantelar ese sistema, disminuirlo, realmente aumentan las posibilidades de riesgo de muerte de la gente. Aumenta la vulnerabilidad. Destruye la cohesión social. Y realmente es un ataque a la supervivencia del pueblo puertorriqueño. Creo que cuando gente piensa en las comunicaciones, no ven la relación entre la capacidad de las personas de tener acceso a todas sus necesidades, a través de ese sistema, y ​​su supervivencia. Y realmente hay una relación directa. Y esa es solo una de las muchas cosas que están sucediendo en Puerto Rico que realmente hacen que sea imposible para las personas poder sobrevivir.


Traducido por Lissette Favorite. Editado por Igor Moreno y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio