Clicky

Hillary Clinton defiende su rol en el golpe de Estado en Honduras al ser cuestionada por Juan González

Reportaje13 de abril de 2016

Cuando falta menos de una semana para las primarias de Nueva York, la contienda electoral por la nominación del candidato del Partido Demócrata continúa agudizándose. Hillary Clinton y Bernie Sanders se encontrarán el jueves en Brooklyn en el primer debate en más de un mes. Empezamos el programa de hoy hablando de Hillary Clinton y Honduras. A principios de esta semana, la ex secretaria de Estado defendió públicamente su participación en el golpe de Estado en Honduras que destituyó al presidente elegido democráticamente, Manuel Zelaya. Desde entonces, Honduras se convirtió en uno de los lugares más violentos del mundo. A Clinton le preguntaron por Honduras durante una reunión con el comité editorial del periódico New York Daily el sábado. La pregunta fue formulada por Juan González de Democracy Now!

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Cuando falta menos de una semana para las primarias de Nueva York, la contienda electoral por la nominación del candidato del Partido Demócrata continúa agudizándose. Hillary Clinton y Bernie Sanders se encontrarán el jueves en Brooklyn en su primer debate desde hace más de un mes. Comenzamos el programa de hoy hablando de Hillary Clinton y Honduras. A principios de esta semana, la ex secretaria de Estado defendió públicamente su papel en el golpe de Estado de 2009 en Honduras, cuando los militares sorprendieron al presidente democráticamente electo Manuel Zelaya en el medio de la noche, destituyéndolo de su cargo y enviándolo al exilio. Desde entonces, Honduras se ha convertido en uno de los lugares más violentos del mundo. A Clinton se le preguntó sobre Honduras durante una reunión con el comité editorial del periódico New York Daily el sábado. La pregunta fue formulada por Juan González, copresentador de Democracy Now!

JUAN GONZÁLEZ: Secretaria Clinton, me gustaría preguntarle sobre América Latina…

HILLARY CLINTON: Sí, Juan, sí.

JUAN GONZÁLEZ: …y sobre una decisión política específica en la cual usted estuvo directamente involucrada: el golpe de Estado en Honduras.

JUAN GONZÁLEZ: Como usted sabe, en 2009, los militares derrocaron al presidente Zelaya.

HILLARY CLINTON: Correcto.

JUAN GONZÁLEZ: Hubo un período de tiempo en el que la Organización de los Estados Americanos estuvo intentando aislar a ese régimen. Pero, aparentemente, algunos de los correos electrónicos que se han conocido como resultado de las publicaciones del Departamento de Estado muestran que algunos de sus principales colaboradores le instaron a que declarara lo ocurrido como un golpe militar e interrumpiera la ayuda de Estados Unidos. Usted no hizo eso. Usted terminó negociando un acuerdo con Óscar Arias para la celebración de unas nuevas elecciones.

HILLARY CLINTON: Ajá, correcto.

JUAN GONZÁLEZ: Pero la situación en Honduras ha seguido deteriorándose.

HILLARY CLINTON: Correcto.

JUAN GONZÁLEZ: Cientos de personas han sido asesinadas por las fuerzas gubernamentales. Hemos visto a todas estas madres y niños llegar a la frontera de Estados Unidos huyendo de Honduras. Y hace tan sólo unas semanas, una de las principales activistas ambientales del país, Berta Cáceres, fue asesinada en su casa.

HILLARY CLINTON: Correcto, correcto.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Tiene alguna preocupación respecto al papel que usted jugó en esta situación en particular, no estando necesariamente de acuerdo con sus principales colaboradores en el Departamento de Estado?

HILLARY CLINTON: Bueno, déjeme tratar de poner en esto en contexto una vez más. El Congreso Nacional de Honduras y el poder judicial del país en realidad obedecieron la ley cuando destituyeron al presidente Zelaya. Ahora bien, no me gustó la forma en que se vio o la forma en que lo hicieron, pero tenían un argumento muy solido que era que habían obedecido la Constitución y los precedentes legales. Y como usted sabe, debilitaron su argumento al sacar a Zelaya del país en pijama, ya sabe, cuando enviaron a los militares a que lo levantaran de su cama y lo sacaran del país. Así que esto comenzó como una situación muy contradictoria y difícil.

Si el gobierno de Estados Unidos declara eso como un golpe de Estado, tienes que frenar toda la ayuda inmediatamente, incluida la ayuda humanitaria, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el apoyo que estábamos ofreciendo en ese momento a un montón de gente muy pobre. Y eso desencadena una obligación legal. No hay manera de evitarlo. Por lo tanto, nuestra evaluación era: Si declaramos lo ocurrido como un golpe de Estado sólo vamos a empeorar la situación y castigar al pueblo hondureño al tener que detener inmediatamente toda la ayuda que recibe la gente, pero deberíamos reducirla y tratar de detener cualquier cosa que el gobierno pueda aprovechar, sin llamarlo un golpe de Estado. Por lo tanto, usted tiene razón. Trabajé muy duro con los líderes de la región y conseguí que Óscar Arias, el ganador del Premio Nobel, tomara el liderazgo para tratar de negociar una resolución sin derramamiento de sangre. Y eso era muy importante para nosotros, ya sabe, Zelaya tenía amigos y aliados, no sólo en Honduras, también en algunos de los países vecinos, como Nicaragua, y podríamos haber tenido una terrible guerra civil, con una aterradora pérdidas de vidas. Así que creo que llegamos a una solución que incluyó la celebración de una nuevas elecciones, pero que de ninguna manera abordó los problemas estructurales y sistémicos de esa sociedad. Y comparto su preocupación, no sólo sobre las acciones del gobierno; las bandas de narcotraficantes y los traficantes de todo tipo se están aprovechando del pueblo de Honduras.

Así que creo que tenemos que hacer un plan Colombia para Centroamérica, porque recuerde lo que estaba pasando en Colombia cuando, primero mi marido y luego el presidente Bush, ejecutaron el Plan Colombia, cuyo objetivo era tratar de utilizar nuestra influencia para controlar las acciones del gobierno contra las FARC y las guerrillas, pero también para ayudar al gobierno a detener el avance de las FARC y de las guerrillas, y ahora estamos en medio de unas conversaciones de paz. Eso no sucedió de la noche a la mañana, tomó varios años. Pero quiero ver cómo se abordan los problemas de Centroamérica desde un enfoque mucho más amplio, porque no se trata sólo de Honduras. La tasa de homicidios más alta se encuentra en El Salvador, y tenemos a Guatemala con todos los problemas que usted conoce tan bien.

Por lo tanto, en retrospectiva, creo que manejamos una situación muy difícil sin que hubiera derramamiento de sangre, sin llegar a una guerra civil, una situación que terminó en la celebración de unas nuevas elecciones. Y creo que eso era lo mejor para el pueblo hondureño. Pero tenemos mucho trabajo por hacer para tratar de ayudar a estabilizar eso y lidiar con la corrupción, hacer frente a la violencia y a las pandillas y muchas cosas más.

AMY GOODMAN: Escuchábamos a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton respondiendo a una pregunta de Juan González de Democracy Now! el sábado, durante su reunión con el comité editorial del New York Daily News. Juan luego escribió sobre la entrevista en una columna for the Daily News para el Daily News, titulada “Clinton’s Policy was a Latin American Crime Story.” (La política de Clinton fue una historia criminal en América Latina). Enlazaremos a la columna en nuestra página web.

Traducido por Linda Artola y editado por Democracy Now! en español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.

Realice una donación
Up arrowInicio