La demócrata socialista Alexandria Ocasio-Cortez, la mujer más joven en acceder al Congreso, dice: “Es necesario confrontar el autoritarismo en aumento de Trump”

Reportaje07 de noviembre de 2018

La demócrata socialista Alexandría Ocasio-Cortez, de 29 años de edad, es la mujer más joven elegida para el Congreso en la historia estadounidense. En junio, Ocasio-Cortez se destacó en el escenario político nacional al vencer en las internas del Partido Demócrata a el representante Joe Crowley, legislador en funciones con diez mandatos cumplidos y cuarto miembro más influyente del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes. Anoche, Alexandría Ocasio-Cortez fue elegida como representante del 14° distrito congresional de Nueva York derrotando ampliamente al candidato republicano Anthony Pappas con el 78% de los votos. Ocasio-Cortez celebró su victoria en Queens ayer por la noche. Democracy Now! cubrió el evento en una emisión especial conjunta con The Intercept. Alexandria Ocasio-Cortez nos contó sobre sus planes al llegar al Congreso.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: En relación con esto que estamos hablando, escuchemos a la demócrata socialista Alexandria Ocasio-Cortez, que con 29 años se ha convertido en la mujer más joven en ser elegida para un puesto en el Congreso de EE.UU. Ocasio-Cortez se dio a conocer a nivel nacional en junio, cuando desbancó al congresista Joe Crowley, que llevaba 10 periodos legislativos en el cargo y era el cuarto demócrata de mayor rango en la Cámara de Representantes. Ocasio-Cortez fue elegida para representar el distrito congresual número 14 de Nueva York por un amplio margen en las elecciones de ayer, derrotando al candidato republicano Anthony Pappas con el 78% de los votos. Como demócrata socialista, Ocasio-Cortez dirigió una campaña progresista de base popular, abogando por el ampliar a toda la población la cobertura del seguro médico público Medicare —que ahora solo cubre a personas de bajos ingresos—, así como por abolición el Servicio de Inmigración. Ocasio-Cortez celebró su victoria en Queens anoche dando este discurso.

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: Esto demuestra lo que es posible cuando las personas comunes se unen en la comprensión colectiva de que todas nuestras acciones no importa cuán pequeñas o grandes sean, son poderosas, valiosas y capaces de lograr un cambio duradero. No hay palabras para expresar mi gratitud a cada organizador, cada donante de un dólar pequeño, cada padre trabajador y cada soñador que ayudó a que este movimiento se llevara a cabo. Y eso es exactamente lo que es esto, esto no es una campaña o un día de elecciones, sino un movimiento, un movimiento más amplio por la justicia social, económica y racial en los Estados Unidos de America. Cuando comencé esta campaña hace un año trabajaba en un restaurante en el sur de Manhattan. Y no lanzamos esta campaña porque yo pensara que era especial o única, o que era mejor que el resto. Lanzamos esta campaña porque cuando no hay nadie que hable claro sobre los problemas morales de nuestro tiempo, es nuestra responsabilidad decir algo al respecto. Lanzamos esta campaña porque nadie estaba hablando de forma clara y auténtica sobre temas como el papel corruptor del dinero en la política, como las perturbadoras violaciones de los derechos humanos que está cometiendo el Servicio de Inmigración, por el hecho de que nadie estaba dando voz a la idea y la noción de que hay toda una generación que se está graduando con unas deudas impagables por sus préstamos estudiantiles, algo que supone una bomba de relojería para nuestra economía. Nadie hablaba de estos asuntos. Y cuando nadie habla de ellos, somos nosotros quienes tenemos el deber de defender lo que es correcto. Pienso muchas veces en ese increíble 26 de junio, cuando, a pesar de no haber recibido atención, de no haber generado espectáculo mediático, a pesar de que nadie quería que habláramos sobre lo que estaba pasando, pudimos organizar a la gente común, llamando a las puertas de nuestros vecinos. Y a pesar de que gastaron 4 millones más que nosotros, 18 o 13 veces más que nosotros, a pesar de que competíamos contra alguien que llevaba diez mandatos en el cargo, a pesar de que es la primera vez que competíamos para ocupar un cargo electo, a pesar de que no teníamos dinero, a pesar de que pertenezco a la clase trabajadora, a pesar de todas esas cosas, hemos ganado.

AMY GOODMAN: Esa era Alexandria Ocasio-Cortez durante su discurso de victoria. Justo después de eso, durante el programa especial que Democracy Now! realizó junto a The Intercept, tuve la oportunidad de hablar con Alejandría Ocasio-Cortez sobre sus planes.

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: Bueno, ya sabes, estoy deseando analizar más en detalle los resultados para ver qué equipo podemos armar. Pero creo que como dijimos durante la campaña, necesitamos enfocarnos en lograr que la legislación y las prioridades progresistas ocupen un lugar de máxima importancia en la agenda política. Y cuando digo esto me refiero a la propuesta del “Medicare para todos”, a la que hemos logrado darle mucho poder, con más de cien legisladores ofreciendo su apoyo a esa propuesta en los últimos dos años. Es hora pronunciarnos y declarar esto como parte de nuestra agenda política.

AMY GOODMAN: ¿Puede hablar sobre cuál es su postura con respecto a que Nancy Pelosi sea la próxima presidenta de la Cámara? ¿Qué cree que tiene que suceder ahora mismo, usted que viene de la facción de Bernie Sanders del Partido Demócrata? Usted es fue organizadora en la campaña de Bernie Sanders. ¿Quién cree que necesita liderar la Cámara de Representantes? ¿Considera la posibilidad de ser usted misma la presidenta?

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: No quiero abarcar más de lo que puedo manejar. Acabo de ganar mi escaño. Pero lo que yo pienso es si ponemos en contexto el liderazgo [de Nancy Pelosi], necesitamos ver cuáles son nuestras opciones. Mi miedo es… no me gustaría ver postularse a otros candidatos más a su derecha y que esa sea nuestra única opción. Así sea quien sea que ocupe ese cargo, necesitamos asegurarnos de que estamos eligiendo a una persona para liderar el partido que esté fuertemente comprometida con hacer que propuestas como el “Medicare para todos” y la educación universitaria gratuita, entre otras, sean una prioridad en la agenda política, propuestas como el salario digno. Y eso es lo que voy a buscar en el momento de elegir a nuestro próximo presidente de la Cámara de Representantes. Sé que claramente no quiero apoyar a nadie que no tenga estos objetivos en mente.

AMY GOODMAN: El presidente Trump dijo que esta noche fue un éxito. ¿Cuál es su mensaje para él?

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: El presidente Trump está obligado a llamar a cualquier cosa un éxito y al decirlo hacer que eso sea una realidad. Pero el hecho es que recuperamos la Cámara, recuperamos una cámara completa de nuestro Gobierno, algo que supone un limitación muy importante a esta deriva autoritaria que este Gobierno ha estado desarrollando. Y tenemos que actuar con fuerza respecto a eso. Necesitamos aprovechar esta oportunidad. Este no es el momento de negociar con un Gobierno que está violando los derechos humanos de forma sistemática y reiterada. Es el momento de responder con firmeza y ejercer el poder que hemos obtenido esta noche.

AMY GOODMAN: Su opinión con respecto al aumento de la mayoría republicana en el Senado.

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: Mmmm… es muy difícil, por muchos motivos, asumir que ese haya sido el resultado. Pero también sabemos que en este ciclo electoral había una mayor cantidad de senadores demócratas que se enfrentaban a su reelección. Realmente será en 2020 cuando vamos a tener una gran cantidad de republicanos disputando… mejor dicho, una gran cantidad de republicanos enfrentándose a su reelección, que podrían perder el escaño. Y, francamente, lo que espero que hagamos, como partido y como un movimiento progresista, es comenzar a construir los movimientos alrededor de esas elecciones ahora mismo. Tenemos que empezar a sentar las bases, porque en el caso del Senado, debido a que había más demócratas que se enfrentaban a su reelección, la situación era complicada. Pero, honestamente, [los republicanos] ya tenían esa mayoría antes. Ya estaban aprobando leyes atroces. Confirmaron a Kavanaugh. Así que, francamente, lo que vamos a ver en el Senado es más de lo mismo, así realmente tenemos que empezar a sentar las bases para recuperar esa cámara en 2020.

AMY GOODMAN: ¿Cuáles es su opinión sobre la reciente campaña antiinmigrante y racista llevada a cabo por presidente Trump al mismo tiempo que veíamos esta serie de ataques terroristas domésticos ocurridos en la última semana, desde el asesinato de dos afroestadounidense​s en Kentucky, hasta los paquetes bomba que fueron enviados a unas 14 o 15 personas o instituciones, y al ataque a la sinagoga judía en Pittsburgh? El presidente Trump dijo que había una caravana con terroristas acercándose al país, cuando en realidad estaba hablando de inmigrantes, y afirmó que esos inmigrantes iban a tratar de votar de forma ilegal en la elecciones, aunque obviamente no tenía pruebas de esto. ¿Cuál es su opinión acerca de esos ataques realizados durante su campaña?

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ: En términos de mi respuesta a eso, creo que nuestro presidente ha renunciado a su responsabilidad como líder de todas las personas en Estados Unidos. Trump ha delimitado claramente quiénes son los estadounidenses por los que él lucha, y por quiénes no lo hace. Y es por eso que creo que no solo tenemos el deber importante de luchar contra la propagación del antisemitismo, el racismo y la xenofobia, sino necesitamos defender las causas de estas comunidades y de nuestros vecinos, porque este es un momento muy peligroso para nuestra democracia, y este es un Gobierno muy peligroso, y no podemos dar por sentado lo que tenemos. Y tenemos que asegurarnos de que estamos reforzando el apoyo que estas comunidades necesitan de una manera muy tangible.

AMY GOODMAN: La socialista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, hablando anoche en Democracy Now! en la transmisión en conjunto con The Intercept. Visite democracynow.org/es para ver nuestro especial completo de 6 horas, que terminó a la 1:00 de la mañana ET. Esto es Democracy Now! Cuando volvamos, pasamos a Orlando, Florida, para hablar con Desmond Meade, quien encabezó la lucha por la Enmienda 4. Una de las acciones más significativas para restablecer el derecho al voto que haya tenido lugar en la historia de Estados Unidos: 1,4 millones de floridanos podrán ahora votar. No se vaya.


Traducido por Clara Ibarra e Igor Moreno Unanua. Editado por Igor Moreno Unanua.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio