“Su corazón fue atacado”: cientos se congregan en Harlem en el funeral de Erica Garner

Reportaje09 de enero de 2018

En Harlem, Nueva York, cientos de personas asistieron al funeral de la activista contra la brutalidad policial Erica Garner, quien murió a los 27 años el 30 de diciembre, tras sufrir un infarto provocado por asma, cuatro meses después de dar a luz a su segundo hijo. El padre de Erica, Eric Garner, murió en 2014 cuando oficiales de policía de Staten Island lo sujetaron contra el suelo y le aplicaron una llave de estrangulamiento que acabó con su vida.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: En Harlem, Nueva York, cientos de personas asistieron al funeral de la activista contra la brutalidad policial Erica Garner, quien murió a los 27 años el 30 de diciembre, tras sufrir un infarto provocado por asma, cuatro meses después de dar a luz a su segundo hijo. El padre de Erica, Eric Garner, murió en 2014 cuando oficiales de policía de Staten Island lo sujetaron contra el suelo y le aplicaron una llave de estrangulamiento que acabó con su vida. El reverendo Al Sharpton leyó el panegírico de Erica en la iglesia y habló de la inquebrantable determinación de Erica por lograr justicia por la muerte de su padre. Sharpton afirmó que “Si bien [Erica] murió de un ataque al corazón, su corazón fue atacado aquel día”, en referencia al 27 de julio de 2014, el día en que su padre fue asesinado por la policía. Sharpton continuó diciendo: “La justicia está en estado de coma en el caso de Eric Garner”.

El oficial de policía Daniel Pantaleo, quien aplicó la llave de estrangulamiento que le causó la muerte a Eric Garner, sigue trabajando en el Departamento de Policía de Nueva York. Tampoco se realizó ninguna acusación por violación federal de los derechos civiles contra Pantaleo ni contra otros responsables por la muerte de Eric Garner. Entre los asistentes a la ceremonia se encontraban el artista de hip-hop y actor Common y el padre de Michael Brown, asesinado por un policía blanco en Ferguson, Missouri, dos semanas después del asesinato de Eric Garner.

Hubo conflictos en pleno funeral ayer en la noche, relacionados con la exclusión de la abuela de Erica y madre de Eric Garner, Gwen Carr. Por ese motivo muchas personas abandonaron el lugar, entre ellas un grupo de madres de niños asesinados por la policía de Nueva York, como Kadiatou Diallo, la madre de Amadou Diallo. Varios policías de Nueva York escoltaron el féretro de Erica al salir de la iglesia. Tras el funeral, docenas de activistas del movimiento Black Lives Matter (“Las vidas afroestadounidenses importan”, en español) se manifestaron en las calles. Una persona fue arrestada. Antes de la protesta, hablamos con Q.B., del grupo New York City Shut it Down, y amiga de Erica.

Q.B. expresó: “Los martes y jueves ella realizaba manifestaciones. Ya sea a 12 o 13 grados bajo cero, ya sea con tres o cuatro personas, nosotros marchábamos. Marchábamos al monumento en memoria de su padre. Decíamos unas palabras. Y eso se volvió una parte de nuestras vidas. Es una situación única en la que te ves obligado a madurar delante del mundo entero. El mundo observó cómo asesinaban a tu padre. El mundo observó cómo tu padre no obtuvo justicia. Y luego te ponen en el centro de la atención pública, y básicamente vives una vida que no pediste. Y ella no pidió ser activista; en cierta forma, la decisión fue tomada por ella. Ella exigía lo que todos exigimos, que Pantaleo sea despedido, si bien aún recibe un salario”.

AMY GOODMAN: “El oficial que mató a su padre…”

Q.B.: “Es el oficial que finalmente la mató, el que mató a su padre. Y sigue trabajando en el Departamento de Policía de Nueva York. No hay justicia, aún no se ha hecho justicia. Y que haya oficiales del Departamento de Policía de Nueva York en su funeral es lo último que ella hubiera querido, que oficiales del Departamento de Policía de Nueva York vinieran a la iglesia y participaran en el funeral. Pero hay algo por lo que quisiera que se la recordara y es por cuánto amaba a sus hijos, porque nadie está pensando en eso. Tenía un bebé de tres meses y una niña de ocho años, Alyssa. Amaba a sus hijos, era lo que más amaba en el mundo. Y quisiera que la gente recordara eso, que quería justicia, que nunca la consiguió y que murió sin haberla conseguido. Pero la lucha no ha terminado, la lucha continúa”.

MANIFESTANTES: “¿Qué queremos? ¡Justicia! ¿Cuándo la queremos? ¡Ya! Si no la obtenemos, ¡paralizemos todo!”.

POLICÍA: “Retrocedan. No pueden filmar”.

AMY GOODMAN: “Estamos al lado de la iglesia donde Erica Garner está siendo velada y la policía está arrestando a uno de los manifestantes”.

POLICÍA: “Retrocedan, retrocedan”.

VALERIE ROSS: “El hombre que asesinó a Eric Garner sigue recibiendo su salario. Recuerden eso. ¡Ese hombre todavía tiene un salario del Departamento de Policía de Nueva York, y su hija [de Eric Garner] ahora está muerta! ¡Respeten a los muertos!”.

AMY GOODMAN: Esas fueron las palabras de Valerie Ross, una de las cientos de manifestantes que tomaron las calles luego del funeral de Erica Garner. Erica será sepultada hoy en Linden, New Jersey.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.

Las noticias no comerciales necesitan de su apoyo

Dependemos de las contribuciones de nuestros espectadores y oyentes para realizar nuestro trabajo.
Por favor, haga su contribución hoy.
Realice una donación
Up arrowInicio